/ Derechos Humanos / De tal palo tal astilla

De tal palo tal astilla

delacalle Ninguno 11 junio, 2015 - 11:13 pm en Derechos Humanos, Locales, Noticias

El hijo del represor de la Triple A Raúl Roberto Aceituno sería quien amenazó de muerte al militante Alberto Rodríguez, testigo del accionar de la banda parapolicial en Bahía Blanca. El juez subrogante Santiago Ulpiano Martínez rechazó detenerlo aunque lo indagará en los próximos días.

Las medidas fueron solicitadas por la Unidad Fiscal de Lesa Humanidad tras tomarle declaración al actor y otrxs testigos de la intimidación. Aceituno y Héctor Oscar Chisu son los dos primeros detenidos en la causa iniciada en abril.

“Vos destruiste mi familia, los hiciste mierda, ahora la vas a pagar. Ya vas a ver, a vos te voy a hacer cagar, ya te vas a enterar. Si vos cagaste a mi familia, tu familia también la va a pagar con sangre. Vos sos empleado bancario, sé dónde trabajas, ya la vas a pagar”, le dijo quien sería Bruno Aceituno a Rodríguez el sábado en el Centro Cultural La Panadería. Un rato antes había compartido en su cuenta de Facebook una frase del papa Bergoglio: “Cuando te sientas triste porque no sucedió lo que tu corazón quería, mantente firme y feliz porque dios está pensando algo mejor para ti”.

Sin conocerlo y aun sin tener en claro el motivo de la amenaza, Alberto vio al hombre desde la ventana del bar subiendo a un Peugeot Sport blanco de dos puertas, con techo vinílico negro, con un acompañante dentro. “Le tomé la patente, creo que es MGO 635. Estoy seguro que la M y el 5 estaban, el resto lo memoricé como pude”. Fue casi a la perfección, en las redes sociales pueden verse las imágenes del 18 de marzo de 2013 donde el represor regala el primer auto a su hijo: un flamante vehículo patente MGD 635.

En su exposición ante el fiscal Alejandro Cantaro, Rodríguez describió físicamente a quien sería el basquetbolista del Club Argentino como “una persona joven, mayor de treinta años, alto y espigado, pelo corto, color castaño o morocho, ropa sport, de buena calidad, cuya chomba tenía un número siete”.

La nota completa en www.juiciobahiablanca.wordpress.com

Comentarios están desactivados.