/ Derechos Humanos / “La única víctima es Cinthia”

“La única víctima es Cinthia”

delacalle Ninguno 6 agosto, 2015 - 1:15 am en Derechos Humanos, Géneros, Locales, Noticias

(Por Giuliana Crucianelli y Facundo Muñoz) El juicio por jurados que analizó por primera vez un caso de violencia de género terminó ayer con la absolución de la imputada por homicidio simple en grado de tentativa agravado por el vínculo. Antes del veredicto, se presentaron tres testigos y las partes expusieron sus alegatos. “Cinthia se defendió legítimamente. La causa nunca se tendría que haber iniciado. La única víctima acá es Cinthia”, aseguró el defensor Germán Kiefl.

El hecho que estaba en discusión ocurrió el 2 de febrero de 2014 entre las 0 y la 1 cuando José Luis Sardiña y su ex pareja Cinthia había acordado que ella se llevaría a sus hijas. El problema surgió cuando la mujer lo llamó y se enteró que estaban en el cumpleaños de la madre de Sardiña, Beatriz Díaz, quien cumplió una condena de diez años de prisión por prostituir a su propia hija.

Cinthia no quería que las nenas estuvieran con Díaz, temía por su seguridad. Cuando se comunicaron, él comenzó a insultarla, aparentemente por unas fotos que había visto en su Facebook.

La joven fue a la comisaría para que tomen cartas en el asunto pero le respondieron que esa zona no era de su jurisdicción. Por ello decidió ir hasta el domicilio de Víctor Hugo Sardiña, hermano de su ex pareja, donde se encontraban sus hijas. Cuando llegó, pidió por José Luis Sardiña. “Cuando él sale, me pega una piña en la cara. Saqué el cuchillo y yo me defendí para que pare de pegarme”, dijo Cinthia quien le provocó una lesión en el pecho del lado derecho, con afectación pulmonar.

La mujer había formulado tres denuncias previas en contra de José Luis Sardiña en las cuales consta que él la golpeaba, no solo ejercía violencia física sino verbal para con ella y sus dos hijas.

A lxs testigos y peritos que se presentaron el martes, en la audiencia de ayer se sumaron otras tres declaraciones testimoniales.

El primero en declarar fue el dr. López, perito médico del Ministerio Público quien fue el encargado de revisar a Cinthia cuando acudió con golpes en la cara. Según el informe -el cual estaba acompañado por fotografías tomadas por el mismo profesional- la joven presentaba “equimosis en región malar izquierda con dolor en el cuello y contracturas”, esto quiere decir que Cinthia tenía hematomas en su pómulo y mejilla izquierda que, según López, fueron producidas por un “mecanismo de lesión por golpe directo”. El médico también dijo “la vi en el marco de violencia de género y pensé que ella era la víctima”.

María del Carmen Turina, madre de Cinthia, declaró luego que había visto golpeada a su hija varias veces y que, en reiteradas oportunidades, la joven iba a refugiarse a su casa con las niñas cuando Sardiña la golpeaba. “Rompió la puerta y la ventana de mi casa para entrar. Por celos, pensaba que Cinthia andaba con mi hijastro”, relató.

La tercera testigo fue Mirta Susana Guerra, vecina de la madre de Cinthia. Comentó que la joven iba a su casa a tomar mates y que aparecía con moretones en la cara y brazos. “Yo la veía triste y dolida. Cuando le preguntaba, ella me decía que él (Sardiña) le pegaba”, dijo Guerra.

Alegatos

El primero en leer los alegatos fue el fiscal Eduardo Zaratiegui quien sostuvo que Cinthia también era una persona violenta y que había tenido claras intenciones de matar a su ex pareja. Además, dijo que “la violencia familiar no es justificativo para la justicia por mano propia y la venganza. En una sociedad como en la que vivimos no lo podemos permitir”. Y remató su participación con una frase desafortunada y de mal gusto: “Si Sardiña la golpeó fue porque tenía un motivo”.

El defensor Germán Kiefl no se quedó atrás y afirmó: “muere una mujer cada 30 horas víctima de violencia de género. Cinthia pidió ayuda a la justicia pero no fue escuchada. No podemos negar que a Sardiña hay que considerarlo como un ciudadano peligroso y violento que ha causado daño”. Habló de la tenencia de armas y la causa que tiene José Luis Sardiña por robo calificado con portación de armas. “Cinthia se defendió legítimamente. La causa nunca se tendría que haber iniciado. La única víctima acá es Cinthia”, finalizó.

Veredicto

Después de un breve cuarto intermedio, el jurado votó por la absolución de Cinthia de culpa y cargo. Vale aclarar que para que se declare la culpabilidad o no de la imputada debía obtenerse una mayoría de diez votos sobre doce, si no, la ley dictamina que se puede volver a votar hasta tres veces.

Este caso es uno de los tantos que se suscitan día a día donde la mujer es la víctima de violencia y acude a todos los órganos estatales que deberían ayudarla, llámese policía, fiscalía, etc., y no solo no recibe ningún tipo de respuesta, sino que cuando se defiende del agresor se la acusa de “haber querido matarlo”.  Se re-victimiza una y otra vez a la mujer. Como si determinada característica o rasgo la hiciera más o menos culpable de la golpiza. 

En esta oportunidad se vieron en peligro, no solo la integridad física y psíquica de Cinthia, sino también la vida de dos niñas.  Es un típico caso de avasallamiento de derechos de la mujer y es consecuencia de que como sociedad continuemos permitiendo que premisas misóginas y machistas sigan gobernando la vida de hombres, mujeres y niñxs.

Si sos víctima de violencia machista pedí ayuda, llamá al 144 desde cualquier punto del país.

Comentarios están desactivados.