/ Educación / «Las escuelas no están en condiciones para volver a la presencialidad»

«Las escuelas no están en condiciones para volver a la presencialidad»

delacalle Ninguno 31 julio, 2020 - 12:01 pm en Educación, Locales, Noticias, Política

La titular de SUTEBA, Gabriela Delfino, se refirió en FM De la Calle a la vuelta a clases luego del receso invernal. Mencionó que hay «una resistencia a volver a la presencialidad por la situación de las escuelas en este momento».

«Nada ha cambiado desde la época previa, salvo que a partir de 10 de agosto se llevarían a cabo los actos públicos virtuales. Esto significa la posibilidad de acceder al trabajo de una cantidad de docentes que no pudieron hacerlo cuando se implementó el ASPO y la posibilidad de cursos de tener docentes que antes no lo tenían», expresó.

Delfino argumentó que «las escuelas no están en condiciones para volver a la presencialidad y lo más preocupante fue la entrega de bolsones. No teníamos nada, al tiempo bajó un protocolo de cómo hacer la limpieza de los bolsones, pero esto fue en julio. Nadie nos entregó ni un barbijo casero. Vamos a llevar adelante esta tarea con los cuidados que nosotros creemos que hay que tener y esto pone en riesgo, no solo a las docentes, sino a las familias que retiran los bolsones».

Respecto de las realidades que se pusieron de manifiesto con la virtualidad en la escuela, afirmó: «Hemos dicho hasta el cansancio que la desigualdad que denunciábamos se expuso y se profundizó, porque quien no tiene acceso a internet y a dispositivos está bastante más complicado que el resto. También los alumnos que seguían las tareas por plataformas se están cansando mucho».

«Cada vez hay más chicos que se van desconectando, van saliendo de los grupos de Classroom. Tiene que ver con que la escuela estructura el trabajo, el pensamiento, aunque no hagas nada tenés que estar ahí y eso genera el espacio y el ambiente propicio para la enseñanza- aprendizaje».

«No vemos que desde el gobierno haya ningún movimiento o propuesta en este sentido para acercar conectividad para alumnos y familias que necesitan. Lo que vimos es un crédito aparentemente barato para comprar computadoras que en realidad no es tan barato. Comparando precios una computadora con el crédito actual del Banco Nación de 50 mil pesos, se iría a 61 mil pesos si las sacás en cuotas. Tenemos que pagar para trabajar», dijo.

Las condiciones de trabajo distan de ser las mejores: «Hay docentes que les preparan el cuadernillo de la semana a cada uno, hacen 30 juegos de cuadernillos porque los chicos no pueden acceder a obtener las tareas de otra manera. Este es el trabajo de la ‘continuidad pedagógica’, es un laburo enorme».

«Más allá de las buenas intenciones que expresa el gobierno de Trotta, en lo real y concreto, en el último acuerdo paritario nacional lo único que hicieron es extender lo que ya se venía dando, lo del pago de suma extraordinaria es lo que veníamos cobrando y eso es 4 mil y pico de pesos que se reparten en 4 meses».

Presencialidad

«Hay un fuerte debate con las autoridades y una resistencia a volver a la presencialidad por la situación de las escuelas en este momento. Va muy lento pero estamos haciendo un relevamiento de las situaciones que necesitamos tener claras para la vuelta: tipo de ventilación, cantidad de baños, cuántos alumnos y docentes son grupos de riesgo, cuántos auxiliares».

Explicó las dificultades del sistema mixto entre virtualidad y presencialidad: «Cuando empezamos a imaginar cómo podía ser esto. Si se hace como el gobierno propone de hasta ocho alumnos por aula, en verdad hay algunas materias que las van a ver, por lo menos de forma presencial, una vez al mes».

«Además, obliga a los docentes a estar en esta modalidad dual que implica muchísimo más trabajo que la presencialidad. Si bien es cierto que no salís de tu casa, estamos sobrecargados, los mensajes nos llegan a cualquier hora, cuando las familias pueden, cuando logran tener datos, ese es el gran origen de la sobrecarga. Exigir la desconexión sin lo otro, es absurdo», sentenció.

0 ENVIAR UN COMENTARIO