/ Locales / “No es un accidente, fue homicidio culposo”

“No es un accidente, fue homicidio culposo”

delacalle Ninguno 10 junio, 2015 - 3:42 pm en Locales, Noticias

Hace 22 días un móvil policial atropelló en Punta Alta a Katherine Ortiz y Matías Müller, ambos de 21 años. La familia de la joven es oriunda de Mar del Plata y reside en la ciudad rosaleña desde hace tres años. “Nuestro propósito era comprar una casa, salir adelante, que ella estudiara. Ya no lo va a poder hacer”, dijo a FM De la Calle Mariela Andrea Ortega, madre de la trabajadora.

La mujer destacó que “no es un accidente, fue un homicidio culposo. Así está caratulado. En todos los medios sale que fue un accidente y no es así. Los periódicos no dicen realmente como son las cosas”. Según la familia, la situación “es grave porque está metida la policía. Hubieron cambios de prueba”.

Ortega relató que el día en que su hija fue atropellada ella se encontraba “esperando que llegara a comer. Me mandó un mensaje con mucho amor diciendo que la esperara. De repente, golpean la puerta. Era un compañero de trabajo que me dijo que Kati había tenido un accidente y que fuera para el hospital. Cuando voy al hospital la encuentro a mi hija con un cuello ortopédico, la pierna quebrada. Había un doctor que me dice ‘córrase para un costado que le van a tomar los datos’. Cuando una policía me tomó los datos, hicieron el cambio de camilla para trasladarla a la policía. Cuando la pasaron de camilla gritaba. El doctor Rodríguez la atendió”.

La mamá de la víctima expresó que no le permitieron subir a la ambulancia. Cuando el vehículo se retira, “una persona -a la que pido que se presente como testigo-, me dijo ‘la policía fue la que la chocó. Tenga cuidado señora porque lo van a querer cubrir’. Volví a mi casa y cuando llegué al hospital mi hija ya estaba muerta”.

Los familiares sospechan que “la policía cambió la camioneta, los testigos dicen claramente que una camioneta vieja, sin luces, fue la que los chocó”.

“Agradecemos a toda la gente que se unieron ayer”, dijo refiriéndose a la movilización de la que participaron más de 300 personas. Por otra parte, piden “que no hagan problemas, queremos hacer todo pacíficamente”.

Respecto de la investigación, Ortega afirmó que “los peritajes dicen que antes de llegar a la esquina (el patrullero) venía a 52 kilómetros. Cuando llegó a la esquina –en que impactaron- (venían a) 61 kilómetros, o sea que aceleró”.

Acerca de la situación de los policías que tripulaban el vehículo, la mamá de la víctima aseguró que actualmente “están trabajando”.

Por su parte, Alejandro Ariel Ortiz, padre de Katherine, mantuvo una reunión con el intendente de Coronel Rosales, Oscar Holzman, en la que el funcionario les manifestó que “él no podía hacer nada. Que no estaba a su alcance. Dijo que no pasaba por sus manos el proceder de los efectivos policiales, en este caso de este sinvergüenza (Rubén)  Silva”, refiriéndose al Director de Seguridad comunal.

Según los testimonios que recogieron las familias de las víctimas, habría denuncias internas por mal proceder de esta autoridad realizadas por efectivos policiales.

Por último, alertando sobre algunas publicaciones que imputan incitación a la violencia en las movilizaciones en reclamo de justicia, Ortiz aseguró que “nosotros no organizamos las marchas. La primera lo hicimos. Ahora participamos junto con la ciudad de Punta Alta”.

Comentarios están desactivados.