/ Locales / Raúl Ayude: los desafíos

Raúl Ayude: los desafíos

delacalle Ninguno 10 junio, 2015 - 3:45 pm en Locales, Noticias

El ahora concejal del Encuentro Amplio, Raúl Ayude, visitó FM De la Calle para explicar los motivos de su alejamiento del Frente Integración Ciudadana. “Cuando hace ocho co-fundamos el FIC, tenía tres características: un mismo modelo de ciudad, una estructura de conducción conjunta y representación de cada una de las organizaciones en los cargos que se aspiraran”, expresó el docente.

Aseguró que por un lado “tenés un contrato con el vecino que vence en diciembre, que tiene que ver con el mandato. Después hay otro planteo que tiene que ver con tus compañeros, cómo pensás, cómo gestionas y cuáles son las ideas. Y después hay otro contrato que tiene que ver con el frente. Lo que se estaba discutiendo era ese contrato. O sea, cuál era el nivel de participación que íbamos a tener las distintas organizaciones en el frente político. Las decisiones no se estaban tomando en el Frente sino que los tomaba el partido Integración Ciudadana”.

Según el dirigente político los ocho años de participación y gestión fueron “muy productivos de trabajo, de referenciamiento, de acompañamiento de crisis, de debate en la sociedad, estableciendo determinadas agendas. En el respeto de la diversidad se vino trabajando bien. El planteo (de IC) de un acuerdo con el macrismo generó ruido”.

Por otra parte, en torno al momento en que tomó la decisión, expresó que “estamos con la no política, con el no conflicto. Cuando hicimos pública esta decisión nos decían ‘no, pero no podés hacer ola, cómo lo vas hacer’. Hay como una cuestión de no pelear, de no discutir, de no tomar decisiones, de no hacerla pública que es una macana”.

Además, indicó que Raúl Woscoff le planteó “que había resistencia de mi presencia en Integración Ciudadana y pidieron que sea otro compañero (el candidato). Manifestamos que eso lo definíamos nosotros”.

Respecto de las posiciones que sostuvo en el cargo y del rol de su concejalía, Ayude afirmó que “si yo me voy del cargo por haber sostenido las posiciones que creo que hay que sostener, es un honor. Haber planteado que Massot tenía que ser juzgado y que La Nueva Provincia tiene un pasado que tiene que ver con el apoyo a todas las dictaduras, haber participado de las audiencias y de las sentencias del juicio (de lesa  humanidad), haber acompañado el proceso de democratización a los medios, haber acompañado los reclamos de vivienda de Villa Delfina, los reclamos de vida digna de los cartoneros cuando mucha gente sólo miraba los caballos, el planteo de no corrupción, del no al dragado a la ría, denunciado al COPROTUR y cómo se manejaban los recursos públicos, el tema del transporte público, acompañar los reclamos gremiales y las fuentes de trabajo como Villa Olga en su momento”.

“Lo que vos hacés es tratar de reflejar a cada compañero que está militando en esos lugares. Tratar de expresar un colectivo que te excede, que te forma, que te cuestiona y tratar de estar al servicio de eso. Sos un representante de un espacio colectivo. ¿Cómo hacemos para pedir dignidad si nosotros mismos no peleamos por la dignidad de lo que queremos representar? Hay cosas que no podés mirar para otro lado y no podés permitir que te hagan”, aseveró.

Sobre el escenario electoral y su mirada política en Bahía Blanca, Ayude sostuvo que “hay un modelo de construcción de poder que no se plantea y que para mí es central. Es este tema de las decisiones que se toman en los bares de Alem o en el castillito de Buenos Aires. El desafío es construir una herramienta propia con identidad que pueda jugar sola o frentistamente en el 2017”.

Comentarios están desactivados.