/ Mundo / Terror por terror: atentados en París y bombardeo en Siria

Terror por terror: atentados en París y bombardeo en Siria

delacalle Ninguno 16 noviembre, 2015 - 11:57 pm en Mundo

El viernes, siete ataques simultáneos realizados por células del Estado Islámico (EI) sacudieron la capital de Francia. El gobierno galo decretó horas después el estado de emergencia, cerró las fronteras y bombardeó la ciudad siria de Rappa, dominada por el grupo terrorista.

“Uno podría decir bueno, ahí está el EI, pero ¿cómo bombardea Francia? En menos de 24 horas manda aviones, no respeta a Naciones Unidas, no tiene la aprobación del Consejo de Seguridad, no pide permiso al presidente de Siria. Bombardea una ciudad y los bombardeos esos, la experiencia lo ha demostrado, no son efectivos (respecto a) que van a caer encima de un terrorista del EI. Uno nunca sabe si van a bombardear a Raqqa o van a seguir bombardeando con la excusa del EI”, dijo a FM De la Calle el periodista Leandro Albani.

En París quedaron más de 130 muertos y 350 heridxs. Los ataques fueron en inmediaciones del Stade de France, donde el presidente François Hollande presenciaba un partido de su selección, la sala de conciertos Bataclan y varios restaurantes. “Éste ataque sólo es el comienzo de una tormenta y una advertencia a aquellos que les gusta impartir lecciones por el mundo”, afirmó un comunicado del EI.

Albani escribe en Marcha, Resumen Latinoamericano, Sudestada y es autor de “Kurdistán, crónicas insurgentes”, esta mañana dialogó con el programa En Eso Estamos y aseguró que  “Estados Unidos lo que quiere hoy de Medio Oriente es que se mantenga esta desestabilización permanente, que no haya realmente Estado, no en el sentido anarquista de la palabra, sino que no exista estabilidad posible. Cuando vos ves Afganistán, ves Irak y ves Libia sobre todo, te das un poco cuenta de eso. En esta falta de organización estatal o de legalidad, hoy Estados Unidos está muy bien con esa nueva forma de controlar una región”.

leandro-albani-ii

Foto: Derrocando a Roca.

-¿Qué es el Estado Islámico?

El Estado Islámico (EI) es una maquinaria de guerra conformada básicamente por mercenarios que en estos últimos años se utilizó para desestabilizar y combatir contra ejércitos y gobiernos legítimos en Medio Oriente.

El EI tiene algunas características muy similares a Al Qaeda porque es un desprendimiento. Al Baghdadi, que es el líder, comenzó su carrera terrorista en Al Qaeda. La característica del EI a diferencia del Al Qaeda es, primero, su tamaño porque en estos años ha crecido de una manera muy grande y después es similar su funcionamiento a un ejército regular.

Al Qaeda tenía esa característica de ser células que están desparramadas por el Medio Oriente o el mundo y se activan, como fue en teoría el atentado a las Torres Gemelas. El EI tiene una presencia territorial muy grande y, su nombre lo dice, a diferencia de Al Qaeda, este grupo -que también se llama Daesh- busca crear un califato en Medio Oriente que se extienda desde Bagdad en Irak hasta Alepo en Siria, que es el norte del país.

Sí tiene una gran capacidad de financiamiento que viene básicamente de Arabia Saudita y de Qatar. Son las monarquías del Golfo Pérsico que lo hacen abiertamente. Y después viene mucho dinero de Turquía, no solamente por el dinero que entrega el gobierno turco de Erdogan sino porque Turquía es el principal comprador de petróleo que hoy maneja el EI, tanto en Siria o en Irak. Hay que recordar que el EI controla muchos pozos petroleros y esa zona es la más rica de Medio Oriente seguro y una de las más ricas del mundo.

El EI tiene esas características y sobre todo esa necesidad, por lo que dicen, de crear un califato, que sería una monarquía islámica para hacer un paralelismo, remontándose a siglos pasados. Cuando uno habla con gente de la comunidad islámica o leemos declaraciones sobre todo ahora después de los atentados de París, la mayoría te dice que ellos no son musulmanes, que el Islam que profesan está tergiversado, que la palabra del profeta no dice lo que ellos hacen y lo hemos visto en estos años, las barbaridades de asesinar niños, meter a gente enjaulada en el agua para que se ahogue, toda esa espectacularidad que tiene el EI.

Y también la presencia de Estados Unidos no como apoyo directo al EI pero sí a través de lo que Obama siempre dijo, esta ayuda no letal que llega a Siria, para la oposición Siria, ellos hablan de la oposición o los rebeldes moderados. Pero hay que recordar que en Siria cuando comienza la crisis se crean muchos grupos terroristas, sobre todo basándose en este supuesto Islam. Después esos grupos van a ir ingresando al EI y como son mercenarios básicamente, hay mucho dinero y armas que envía Estados Unidos o Europa misma a estos grupos en teoría moderados, pero esta gente va rotando por diferentes grupos, pueden estar en el EI, después pasar al Frente al Nusra que es otra organización terrorista grande que hoy está en Siria, y después volver al EI y eso no está nunca claro.

Lo que es claro es que el EI tiene un capital de dos mil millones de dólares que es una barbaridad de dinero para un grupo que tiene apenas cinco años y que vive en la ilegalidad.

-De alguna manera repiten la historia de Al Qaeda en cuando a sus orígenes y su desarrollo luego enfrentándose a occidente y entrando en un juego que luego beneficiará a determinados países.

Sí, vos cuando ves lo que pasó después del 2001, después de las Torres Gemelas y Al Qaeda y ves ahora al EI es similar. Hay que recordar que Estados Unidos a veces cuando nosotros vemos o analizamos esto, nos preguntamos cómo pueden hacer lo que hacen y hasta todavía nos asombramos. Pero cuando en la década del 70 o principios de los 80 en Afganistán estaban las tropas soviéticas, Estados Unidos apoyó a los mujaidines para que derrotaran a los soviéticos, cuando los mujaidines llegan al poder Estados Unidos apoya a los talibán para derrocar a los mujaidines, cuando los talibanes llegan al poder Estados Unidos dice que está Al Qaeda, que está Bin Laden y que hay que sacarlos del poder.

Acá sucede más o menos lo mismo, ese mecanismo tiene que ver mucho desde que asumió Obama. Obama tiene un concepto bastante diferente a lo que era Bush, es que no creo que Estados Unidos, que los poderes que gobiernan Estados Unidos quieran cambiar de presidente o quieran cambiar -en Medio Oriente- ciertas estructuras para que el Estado funcione. Creo que Estados Unidos lo que quiere hoy de Medio Oriente es que se mantenga esta desestabilización permanente, que no haya realmente Estado, no en el sentido anarquista de la palabra, sino que no exista estabilidad posible. Cuando vos ves Afganistán, ves Irak y ves Libia sobre todo, te das un poco cuenta de eso. En esta falta de organización estatal o de legalidad, hoy Estados Unidos está muy bien con esa nueva forma de controlar una región.

-¿Por qué atacar a Francia?

Mirá, escuchaba a un analista mexicano de apellido Jalife que escribe en el Diario La Jornada y él decía que estos atentados a París son el 11 de septiembre francés. En el caso nuestro no tenemos capacidad para saber realmente qué sucede en el trasfondo de todo esto. A mí me resulta muy curioso que tanto en este atentado como en el de Charlie Hebdo hace diez meses, los servicios de seguridad franceses actuaron muy rápido, mataron a los terroristas y poco más se conoció. Lo de Charlie Hebdo fue eso, en menos de 24 horas atraparon a los que acusaban de haber hecho los atentados, los mataron, se dijo que eran parte de grupos terroristas que actuaban en Siria y no mucho más, es un poco lo que pasó el 11 de septiembre en Estados Unidos.

Da para muchos interrogantes porque Francia desde ayer está bombardeando a Raqqa, la ciudad donde está el EI en Siria. Uno podría decir bueno, ahí está el EI, Francia bombardea pero ¿cómo bombardea Francia? En menos de 24 horas manda aviones, no respeta a Naciones Unidas, no tiene la aprobación del Consejo de Seguridad, no pide permiso al presidente de Siria. Bombardea una ciudad y los bombardeos esos, la experiencia lo ha demostrado, no son efectivos (respecto a) que van a caer encima de un terrorista del EI. La ciudad está devastada y Francia entró a Siria a bombardear y uno nunca sabe si van a bombardear a Raqqa o van a seguir bombardeando con la excusa del EI.

raqqa1.JPG_973718260-El presidente de Siria dijo que repudiaba los ataques pero que esto es lo que pasa todos los días en su país. Es efectivamente así, más allá de que incluso hasta nosotros hoy estemos charlando con vos y no en una ocasión anterior, tenemos doble vara en prestar atención muchas veces a lo que sucede en el propio Medio Oriente.

Sí, lo que dijo Al Assad fue muy interesante, fue muy concreto. Y después también, en el caso de Francia, vos estás negociando y financiando a mercenarios, no estás apoyando a un ejército revolucionario, a una organización política. No, son mercenarios, y los mercenarios un día reciben tu dinero y otro día el dinero de otro y otro día no les pagaste lo que tenías que pagar y te pasan factura.

Por otro lado, también es real que en Francia hay ocho millones de musulmanes y muchos de esos chicos, jóvenes, que entran al EI y que Francia sabe dónde los reclutan, en las mezquitas, el gobierno francés sabe que el país es uno de los centros de reclutamiento de jóvenes para el EI.

Esa juventud está jugada, es pobre, no tiene futuro, es discriminada. Con esto que sucedió uno piensa en lo que puede ser el narcotráfico en América Latina. Son jóvenes que no tienen nada y se agarran del lugar donde consiguen dinero, donde tienen cierta pertenencia. Un chico que  meten en el sistema del narcotráfico y es dealer o labura en una esquina capaz que no le importa morirse por nada o por defender a ese patrón. Creo que acá sucede algo similar, el gobierno francés sabe que su país es un lugar de reclutamiento del EI y no hace nada.

Uno se pregunta por qué no hace nada si lo están haciendo -por supuesto que no en todas- pero en muchas mezquitas de Francia. Esto no significa que hay que cerrarlas ni comenzar una cacería contra quienes profesan el Islam, que en Francia también sucede. El gobierno de Sarkozy hizo una campaña muy fuerte contra las personas que son musulmanas, prohibiéndoles a las mujeres usar el velo cuando realmente eso es una cuestión cultural, religiosa, que hay que respetar y analizar con mucha más paciencia y frialdad y no decir ‘todos los musulmanes son locos, son malos, son asesinos’. Me parece que por ahí va la cosa.

-¿Y esto se agudizará con la crisis migratoria y decisiones como las de cerrar las fronteras?

Sí, eso sucede. Con lo de Charlie Hebdo fue muy fuerte. Me acuerdo que después del atentado, en apenas dos o tres días hubo entre cincuenta y sesenta ataques diferentes a personas que eran musulmanas dentro de Francia. Hay una organización islámica ahí que los contabilizó, eran ataques como que te pueden decir algo en la calle, agredirte, ataques personales, pero se genera una paranoia y una histeria muy grande.

El ejemplo mayor es lo que sucedió después del 11 de septiembre en Estados Unidos que cuando uno ve algunos videos o habla con alguien sobre lo que era eso es la paranoia total. Y el gobierno tiene capacidad para poner ciega a buena parte de la sociedad y decidir el mismo día que va a bombardear Siria y hoy lo está haciendo.

Y repito: cuando la coalición internacional que encabeza Estados Unidos demostró, en este tiempo que estuvo bombardeando, ser muy inefectiva porque al ingresar Rusia, en estos pocos meses que está colaborando con el ejército sirio, fue mucho más eficaz que Estados Unidos. Esto no lo decimos nosotros, lo denunció el gobierno sirio, lo denunció la ONU muchas veces. También es interesante ver cómo con el gobierno de Sarkozy o ahora con Hollande -que entró como el gran socialista europeo- esas estructuras o esas formas de colonización siguen intactas.

Comentarios están desactivados.