Profesionales del Servicio Local dependiente de la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia del Municipio presentarán una nota al intendente Héctor Gay pidiendo la inmediata reincorporación de una trabajadora social y el pase a planta de las trabajadoras y los trabajadores precarizados.

Se trata de Brenda Maceratesi, integrante del equipo de Ing. White desde septiembre del año pasado. Esta mañana dijo a FM De la Calle que su despido “es un accionar autoritario con un objetivo es claro: aleccionar a los trabajadores e infundir temor. Hace varios meses que venimos haciendo pública la situación de Niñez”.

ATE convocó para mañana a las 11 frente a Alsina 65 a organizaciones políticas, gremiales, estudiantiles, sociales y a la comunidad a acompañar este reclamo “entendiendo que la única forma de que el Municipio tome la responsabilidad que le compete es que los/as trabajadores/as seamos quienes exigimos que cumplan con su función”.

Maceratesi señaló que “desde mayo venimos presentando notas con compañeros y compañeras con la misma modalidad de contratación a la Subsecretaría de Niñez, dando cuenta de la compleja situación, de la vulneración de derechos y sobre cómo repercute en la atención”.

“El miércoles 3 de noviembre se nos informa por mail que se había solicitado desde la Subsecretaria a la Coordinación una evaluación de desempeño profesional a trabajadores contratados. Se desconocen los criterios de evaluación y el objetivo. El 6 de noviembre se me informa que no se me iba a renovar el contrato cuya renovación había firmado el día anterior”, agregó.

Maceratesi destacó que “no hubo posibilidad de ejercer alguna defensa, no hubo un momento de hacer una revisión. Desde el año pasado hasta la actualidad no nos revisaron las prácticas ni a mí ni a mi equipo de trabajo. Es importante resaltar que el trabajo del Servicio Local es interdisciplinario, hay tres instituciones que trabajan en conjunto”.

“Nadie se hace cargo de esta decisión que tomaron, con todo lo que implica desvincular a una profesional de Niñez. Esto impacta en la comunidad donde trabajamos, no podemos llevar a cabo nuestra tarea si nuestros derechos son los primeros vulnerados. Conlleva decisiones de alto grado de responsabilidad que impactan sobre la vida de niños, niñas y familias con las que trabajamos cotidianamente”, subrayó.

El Sindicato de Trabajadores Municipales “no nos reconoce como trabajadores, hemos solicitado asesoramiento pero ha sido negado por la condición de contratos que tenemos con el Municipio. Somos doce contratados, solamente en el Servicio Local. Somos 31 profesionales en once equipos, dos equipos están incompletos desde hace un tiempo. El último pase a planta que hubo fue en el 2017. En este tiempo hubo muchos profesionales que se fueron por las condiciones laborales”.

Por último, la trabajadora social destacó que “nuestra función como Servicio Local está enmarcada en la Ley Provincial de Promoción y Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, en la cual se remarca este trabajo interdisciplinario: un trabajadora social, psicóloga y un abogado. Contratados y de planta cumplimos las mismas horas, hacemos la misma tarea, pero nuestros honorarios no llegan a la canasta básica y estamos cobrando desfasados de fecha”.

Más de 600 personas firmaron la nota que será entregada al jefe comunal demandando la reincorporación. Para acompañar el reclamo podés firmar acá.