/ Economía / Canje de deuda: «Es de una tibieza casi rozando la entrega»

Canje de deuda: «Es de una tibieza casi rozando la entrega»

delacalle Ninguno 17 abril, 2020 - 2:18 pm en Economía, Noticias, Política

El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó la oferta de la Argentina para los acreedores externos será de una quita del 5,4% del capital y del 63% de los intereses de deuda a pagar a partir de 2023.

«Lo que se está discutiendo con la propuesta de reestructuración es de un quinto de la deuda total. Argentina debe 324 mil millones de dólares. La reestructuración es sobre 68 de esos 324, que es la que se debe a acreedores privados sobre legislación extranjera», dijo a FM De la Calle el economista Francisco Cantamutto.

Agregó que «del otro lado hay acreedores donde nada les va a parecer suficiente. El hecho de que los endeudadores seriales que componen Cambiemos y que hicieron esta locura hayan estado de acuerdo con la oferta, es un indicador de que no es agresiva, yo diría que es de una tibieza casi rozando la entrega».

«Toda la deuda bajo legislación local, la que se resuelve bajo tribunales argentinos, se pateó para fin de año. Otra parte es la deuda con los estados, el español, el francés. Esa la renegoció Kiciloff pero como Macri dejó de pagar tuvo un saldo importante. Y otra es la de organismos internacionales, que no tiene grandes vencimientos este año. Sobre esa parte parece que la negociación va a seguir cierta razonabilidad porque se sabe que están al borde default la mayoría de las economías del mundo».

Cantamutto comentó que «existe una cláusula que dice que si el 75% acepta el canje nadie tiene derecho a patalear. Con los bonos emitidos ahora está lo que se conoce como el Grupo de los 5, son grandes fondos de comportamiento buitre, que tienen más de 35% de bonos argentinos».

«Esto significa que te pueden vetar la negociación e ir a los tribunales. Estos titanes son los que tienen poder de veto y son los que presionaron de forma severa los poderes de la reestructuración. A raíz de este tipo de presiones es que estaban presentes los gobernadores y la oposición patronal garantizando el acuerdo en la propuesta».

Lo presentado implica un «aplazamiento del pago por los próximos tres o cuatro años siguientes no se paga» y que «la quita es entorno al 33%».

«Al mercado le gustó la oferta porque le permite hacer una ganancia de capital. Están obteniendo ganancias en el marco de una crisis de características históricas y el gobierno insiste en que es razonable. Los cálculos de quita son entorno al 33 y 44% del valor, se está reconociendo el bono a un valor entre 55 y 67% pero ese bono hasta ayer cotizaba al 30 o 35%. Si lo pagaste 35 dólares y te lo pagan 67 obtuviste casi el doble de lo que pagaste, amen de los intereses que vas a recibir después».

«Ya se inició una especie de épica del canje al que me parece que hay que bajarle los humos, en un contexto donde se prevén defaults generalizados. El FMI dice perdonemos deuda, el Papa Francisco dice paremos la mano, el Grupo Puebla, un montón de instituciones reconociendo que es un hecho se les está diciendo ‘ustedes no se preocupen, no les pagamos ya, sino que en tres años le vamos a dar la suma'».

Por último, el economista señaló que en su opinión «no había que reestructurar nada. Lo que había que hacer era dejar de pagar de acá a unos meses, hacer una auditoria de la deuda participativa que involucre a expertos y expertas, que hay a raudales y que pueden participar y aportar elementos».

1 ENVIAR UN COMENTARIO