El intendente Héctor Gay afirmó el 1 de agosto que no ejecutó el presupuesto del Instituto Cultural porque tuvo que “comprar comida para la gente”. Esto fue desmentido por el propio Municipio al informar al Concejo Deliberante las partidas reasignadas en el marco de la emergencia.

La información llegó tras la insistencia de la oposición y por la necesidad del oficialismo de sumar votos para prorrogar la emergencia económica, tal como sucedió en la sesión del jueves. El Frente de Todos denunció el incumplimiento de un artículo que obligaba a informar al cuerpo regularmente y a publicar la información en la web comunal.

Carlos Quiroga dijo a FM De la Calle que “no tocaron un centavo de los recursos afectados del presupuesto del Instituto Cultural y tampoco los ejecutaron. Estuvieron mintiendo con que no ponían plata en Cultura por la pandemia”.

“Cuando acompañamos la primera emergencia económica por 90 días, logramos incorporar un artículo para que toda la información sea informada y publicada en la web. Nos mandaron un único documento donde establece que gastaron 36 millones para la pandemia cuando hay un presupuesto total de 9 mil millones”.

Según lo informado por el Municipio los 36.400.000 surgieron de las siguientes partidas: 16.600.000 correspondieron al servicio de recolección de residuos (se redujeron frecuencias y hubo menos residuos por la baja de la actividad comercial); 12.400.000 fueron derivados de obras presupuestadas por el municipio que se postergaron para después de la pandemia; 5.200.000 del mantenimiento de espacios verdes; y 2.200.000 de la reducción de frecuencias y tareas de limpieza, aseo y fumigación.

“Resulta que para la pandemia usan dos mangos, sacan de otro lado y a cultura no ponen un peso. Una vergüenza. Transcurrió el año y las y los artistas y espacios culturales han padecido una situación terrible que se podría haber paliado simplemente cumpliendo con la ley, aplicando el presupuesto”, afirmó Quiroga.

Sin embargo, destacó que su bloque acompañó la prórroga de la emergencia “para que después no digan que lo que no se hace es porque no les damos esa posibilidad. En esta circunstancia nos parece una cuestión de responsabilidad, no sin antes hacer público y advertir lo que ha sucedido”.

Emergencia del transporte

Otro proyecto que impulsa el oficialismo es la prórroga a la emergencia del transporte. La iniciativa será tratada en la próxima sesión y, según anticipó Quiroga, no contará con los votos del Frente de Todos.

“Va todo en línea con el tema de extender los permisos precarios (a las empresas), de patear la pelota para adelante y seguir haciendo negocios con privados”.

“Creo que no quieren ninguna de las dos SAPEM, que las dos van a desaparecer, las van a disolver. En el caso de la basura que es el mayor presupuesto, lo van a dar a manos privados. Decían que es que los basurales a cielo abierto no están bajo la órbita de SAPEM, bueno háganlo. Va a haber un superávit, los 16 millones que se pusieron para la emergencia, es porque se disminuyó la frecuencia”.

Por último, aclaró que “SAPEM Ambiental funciona bien, es transparente y eficiente. El negociado es una opción que puede ser imaginada como motivo y argumento para que tomen esta determinación”.