El ex concejal e integrante de Nuevos Vientos, Raúl Ayude, conversó con FM De la Calle sobre la iniciativa que busca implementar en el ámbito municipal una sobretasa extraordinaria para sectores que no se vieron afectados por la pandemia y generar recursos para la emergencia social y sanitaria.

“Es un debate necesario, empezamos a participar de reuniones con organizaciones sociales y políticas. La necesidad se ve de forma palmaria en la calle, en quienes perdieron el trabajo, en los aumentos de pobreza e indigencia, en las necesidades de salud y cultura. El tema es discutir a quiénes sería aplicable y cómo se implementaría y conseguir que la comunidad se movilice”, afirmó.

Respecto a los alcances de la medida propuesta: “Es posible y sencillo ver quiénes fueron los que se beneficiaron durante la pandemia, las grandes superficies de ventas, el polo, las agroexportadoras. El Municipio tiene facultades y, de hecho, les viene cobrando. No es una nueva tasa, es algo por única vez para lograr algo específico”.

“Si fue aplicable en otras localidades de la provincia es aplicable acá. Que quede en claro que esto no apunta a personas o a bienes personales sino a empresas de un volumen los suficientemente grande como para que no se vean afectadas por esto. Las que ganaron durante la crisis más grande del mundo que puedan hacer un aporte y que sea pensado para esas 75 mil personas que están bajo el nivel de pobreza”.

En relación a la fiscalización de los fondos que puedan llegar a generarse con esta sobretasa dijo que la del sector cultural “es una experiencia exitosa de gestión y articulación. Es participativo y hay ordenanzas que autonomizan los recursos, independientemente del gobierno de turno. Los reclamos justos que tienen aquellos que hacen aportes extraordinarios es que el destino de ese dinero sea claro y, por otro lado, los que más jodidos están necesitan que esos recursos sean utilizados de la mejor manera y con la mayor transparencia”.

“Que vaya a una cuenta especial, que eso rinda cuentas y que esté administrada por organizaciones cruzadas, que se pueda dar un informe de lo gastado, destinos los que fue”.

Respecto a la respuesta a la emergencia por parte del Municipio, Ayude opinó que “se recuesta mucho en las asistencias que llegan desde provincia y Nación, bolsones, tarjeta alimentar, aumento de AUH. No está en la prioridad de las políticas el área social, no se articula con las organizaciones sociales, muchos merenderos o comedores no reciben ayuda ni articulan su accionar con el Municipio. Se ha multiplicado la necesidad de vivienda, trabajo, de recurrir a un comedor”.

“Por el rol que cumplen los comedores escolares, al cambiarse eso por bolsones no le rinde a la familia, más el aumento por inflación de alimentos. Me parece que la municipalidad hace poco y podría hacer mucho más. Lo entiendo en función de que no es su población objetivo”, dijo.

Por último, destacó “las redes de solidaridad” para afrontar la pandemia: “Se ha multiplicado la astucia para sobrellevar la necesidad de laburo y alimento porque han quedado redes y formas de respuesta. Eso es una capacidad de la propia comunidad para sobrevivir y dar respuesta”.