/ Derechos Humanos / Caso Facundo: continúan las intimidaciones de la Bonaerense

Caso Facundo: continúan las intimidaciones de la Bonaerense

giulianacrucianelli Ninguno 21 septiembre, 2020 - 1:37 pm en Derechos Humanos, Locales, Noticias, Política

Este domingo la Policía Bonaerense apostó un patrullero frente a la vivienda del abogado Luciano Peretto. Horas antes, Leandro Aparicio recibió una carta documento de un comisario intimándolo a abstenerse de hacer declaraciones «ofensivas y agraviantes» hacia los efectivos de la fuerza provincial.

Pedirán una medida colectiva de protección federal hacia quienes tienen relación con la causa. Peretto ya había sido amenazado por el subcomisario Pablo Reguilón. La justicia provincial abrió dos causas por los aprietes y allanamientos ilegales contra la ex novia y el ex cuñado de Facundo.

«Mi hijo entra  a mi casa diciéndome que había un patrullero en la puerta. Y era verdad. Yo no creo más en las casualidades. Cuando llamé a Asuntos Internos me dicen que es porque están haciendo un operativo en el acceso de Luro. Vivo a seis cuadras de uno de los accesos», comentó Peretto en declaraciones a Radio Altos. 

El abogado afirmó que dejó su hogar durante la jornada pero «tuve que volver  a dormir porque no tengo otro lugar, estoy preocupado. Tengo miedo porque la semana pasada tuve que testificar en una causa por amenazas de un policía, estoy preocupado por mí, por la gente de Luro, por los amigos de Facundo».

Peretto informó que los amigos de Facundo que brindaron testimonio en la causa son perseguidos por patrulleros, los intimidan de madrugada cuando salen de la cervecería artesanal donde trabajan, colocan coches policiales con las lucen apagadas frente a sus domicilios e incluso han sido seguidos por efectivos en sus vehículos particulares. «No le asignamos un carácter casual si no estrictamente intimidatorio», dijo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE FACUNDO ASTUDILLO

Por su parte, Leandro Aparicio recibió una carta documento firmada por el comisario inspector de la Bonaerense, Miguel Ángel Reynoso, en la que lo intima a que «se abstenga de realizar actos o expresiones que resulten ofensivas y agraviantes para los integrantes de las Policías de Buenos Aires (sic)».

El jefe policial señala que de no rectificar Aparicio sus dichos, presentará acciones por calumnias e injurias ante el fuero Criminal y Correccional y Civil y Comercial.

«Como le dice Escohotado a Andres Calamaro: ‘No hay que confundir la valentía con la temeridad’. Uno no quisiera terminar en un cementerio clandestino de la bonaerense acompañada de cadáveres sin identificar como Facundo. Ni ser empalado como Natalia Mellman, ni asesinado y desaparecido por negarse a robar como Luciano Arruga ni desaparecido en una comisaría como Miguel Bru. Ni que les pase nada a sus familiares queridos. Pero en el último lugar en el que les podría temer sería en este contexto. No voy a gastar 500 pesos ni perder media hora en ir al correo para explicarle a este sorongo los alcances del fallo Kimel. Sigamos con lo importante que es meter presos a los que asesinaron y desaparecieron a Facundo», retrucó el abogado.

«Los tenemos rodeados»

Días atrás, Cristina Castro dijo a un equipo de FM De la Calle que viajó a Pedro Luro: «Siempre dije que la primera etapa era encontrarlo, que me lo devolvieran. Ahora me lo han devuelto, he cumplido la primera etapa, él está en casa ahora. Sé dónde buscarlo, se dónde está, tengo donde ir a llorar. Ahora sigue la otra etapa, estamos cada vez más cerca de meter a todos esos asesinos detrás de las rejas, porque son asesinos, no son más que eso».

Que estoy pensando Tuvimos 3dias muy movidos dormimos poco se vuelve a intentar una rutina salis de trabajar tratas de…

Publicado por Cris Castro en Domingo, 20 de septiembre de 2020

La madre de Facundo sostuvo que con la incorporación de los fiscales Andrés Heim y Horacio Azzolin cambió “muchísimo” el trámite de la investigación. Entre otras cosas, la escucharon por primera vez, corrieron a la Policía Federal y dieron mayor relevancia a la Datip. “Se han recuperado nuevos mensajes de los teléfonos de los policías, muchos muy incriminatorios. Estamos muy cerca ya de ellos, los tenemos rodeados”.

La injusticia y la memoria de su hijo son el motor de Cristina. “Se ensañaron con un pibe de 22 años cuando muchos de los involucrados también son pibes. Pibes que los vemos acá en Luro y jamás hubiéramos imaginado que serían tan atroces, que tuvieran la mente tan podrida y el corazón tan retorcido para hacer lo que hicieron”.

0 ENVIAR UN COMENTARIO