/ Economía / ¿Por qué bajó el desempleo pero no subió el empleo?

¿Por qué bajó el desempleo pero no subió el empleo?

delacalle Ninguno 24 junio, 2020 - 1:13 pm en Economía, Locales, Noticias, Política

Si bien el INDEC informó ayer que el índice de desempleo en Bahía para el primer trimestre de 2020 se contrajo 1,4% respecto del mismo período del año anterior, el empleo no aumentó.

El economista Gustavo Burachik explicó a FM De la Calle que esto es así porque hay una «retirada masiva del mercado del trabajo. Cuando hay problemas de empleo no sube la desocupación, lo que hay es un pasaje a la inactividad».

«El empleo en todo el país bajó, los datos muestran eso, en Bahía también. El porcentaje de quienes están con una ocupación disminuyó. El titular sería que bajó el desempleo no que subió el empleo», afirmó el director del Boletín de Estadísticas Laborales de Bahía Blanca-Cerri.

«Tiene una explicación: al haber muchas menos oportunidades hay mucha gente que no tiene trabajo y deja de buscarlo. Al dejar de buscar, desde el punto de vista del INDEC, dejan de ser desempleados y pasan a ser inactivos, con lo cual no entran en el rubro desocupados. Frente a una caída del empleo hay una retirada masiva del mercado de trabajo».

Por este motivo, Burachik señaló que en Bahía «hay un gran aumento del desempleo encubierto bajo inactividad. Hay una gran porción de desocupados, si vos llevás uno o dos meses buscando trabajo podés tener una idea general de la disponibilidad de trabajo, llega un punto que dejás de buscar. Sos un desocupado a efectos prácticos aunque en el sistema te carga como inactivo».

Repescto de la metodología del INDEC, el analista señaló que es «correcta y se emplea en todos lados. En Estados Unidos la encuesta da otros indicadores, una idea de cuántos inactivos son en realidad desocupados que dejaron de buscar. Tenés otras herramientas para detectar el desempleo por desaliento dentro del universo de inactivos. No existen formas cuantitativas de ver qué porcentaje de inactividad son personas dispuestas a trabajar que se han desalentado y han dejado de buscar».

Los datos locales indican que el desaliento es fundamentalmente un fenómeno de los trabajadores jóvenes, «pero si ves los datos de jefes de hogar muestran un gran aumento de la desocupación, te diría que casi se duplicó en un año. Se entiende que no hay mucha posibilidad de retirarse del trabajo cuando hay necesidad, esta más presionado a seguir en el empleo y aceptar cualquier cosa que le den».

Burachik dijo que «esto debería ser objeto de una fuerte intervención de las autoridades que no está adquiriendo la magnitud y escala que debería».

El informe señala que el número respecto a mujeres mayores de 29 años hay «evolución distintiva» porque «fue el único en que la desocupación se redujo debido a un incremento del empleo».

Sin embargo, «uno podría conjeturar que se trata de una actividad femenina que suele absorber situaciones de este tipo el servicio doméstico y puede haber un aumento del cuentapropismo vinculado a las ventas domiciliarias. Ese tipo de actividades es lo que podría explicar el fenómeno».

Por último, señaló que «parece haber una reducción del peso del comercio en el total de la ocupación. Hay cierto aumento de la industria vinculado a actividades de muy pequeña escala, talleres, que están clasificados como industrias pero son más actividades artesanales como son las casas de pasta, herrerías».

1 ENVIAR UN COMENTARIO