El presidente de la Casa de la Amistad Argentino Cubana, Edgardo Fernández Stacco, hizo un recorrido histórico de los eventos más destacados de los 30 años que cumple la institución. Por su parte, Alicia Torre, recordó la labor de difusión sobre la revolución desde FM De la Calle y el programa “De la cabeza a la cola del caimán”.

“Me siento muy contento, conmovido por este aniversario. Recuerdo hace 30 años que un 26 de julio en el Teatro Municipal, que era un lugar adecuado para iniciar las actividades que nos proponíamos y después desarrollamos, hubo más de 1000 personas en el lanzamiento de esta casa de solidaridad. Asistió el intendente Cabirón y hablaron el presidente del Concejo Deliberante, Jaime Linares, y el primer presidente Emilio López Muro, lamentablemente ya fallecido”, dijo Stacco.

Agregó que de aquel encuentro participó Miguel Brugueras del Valle, en representación de la Embajada. “Había peleado en la revolución, nos explicó todo. Ya sabíamos bastante de lo que era Cuba porque había venido Tony López, nos fue explicando paso a paso las cosas. Muchos habíamos estado conectados con las pocas noticias que llegaban en ese momento, ya siendo estudiantes habíamos hecho actividades en defensa de los estudiante caídos en el ’57”.

“El lanzamiento tuvo mucho eco en la ciudad, nos unimos a las entidades de solidaridad con Cuba y comenzamos a hacer las tareas que nos indicaban desde la Embajada, de las cosas más inmediatas que había que organizar. Recuerdo con particular simpatía, en el año ’93, que fue cuando fui a Cuba aprovechando el congreso pedagógico, a través de nuestra radio FM De la Calle donde teníamos el programa “De la cabeza a la cola del caimán”, hicimos una colecta solidaria para llevar útiles a Cuba. Por 1000 cuadernos y 1000 lápices, en ese momento escribían las libretas y las borraban para poder usarlas de nuevo. Tuvimos un gran éxito”, enfatizó.

Hermanamiento entre Bahía Blanca y Cienfuegos.

El presidente de la Casa recordó que viajaron desde Bahía Blanca 17 personas. Nos autorizaron más de 10 kg de exceso de equipaje por cada uno y todo eso lo entregamos en el ICAP. Ahí fue la primera vez que tuve contacto directo con los cubanos y su pueblo. Fuimos varias veces más, entre ellas en julio del 2001, también cumplíamos los 20 años del hermanamiento de Bahía con Cienfuegos. Fuimos 10 personas, una delegación de artistas plásticas, se llevaron 60 obras y con eso que se donó a la Municipalidad de Cienfuegos se inició una biblioteca latinoamericana, aparte de hacer gran cantidad de actos que tuvimos en la asamblea del poder popular”.

Mencionó que en Bahía Blanca “fuimos reconocidos por la Municipalidad como entidad de bien público sin fines de lucro, solicitamos y obtuvimos un espacio verde, la plaza José Martí, a 8 cuadras de la plaza principal, tenemos una calle que se llama ‘Ernesto Che Guevara’ y hace poco abrimos una plazoleta sobre el Arroyo Napostá en homenaje al Che”.

Alicia Torre dijo que “es una alegría enorme haber llegado a los 30 años, compartimos muchos momentos y el orgullo de haber estado sentada en la misma mesa en la FM De la Calle con el tío Edgardo (Stacco). No me acuerdo cuántos años haciendo el programa ‘De la cabeza a la cola del caimán’ y con un montón de gente alrededor que lo seguía y pertenecía a la Casa. También otra gente no tenía que ver y a través del aire se enteraba que la casa era un rincón donde se ofrecían datos, tanto de turismo solidario o por cuestiones de salud, gente que participa de congresos y actividades, pasaban y pedían información”.

“Fue muy importante ese programa para FM De la Calle, creo que fue uno de los que marcaron el rumbo de la radio”, finalizó.