Desde el SUTEBA local realizan un paro de 48 horas en demanda de condiciones adecuadas para la presencialidad de las clases. Ayer presentaron un relevamiento sobre del estado de las escuelas.

“Más allá del informe de estas 40 escuelas hemos detectado que casi ninguna cumple con muchos de los puntos del protocolo básico que propone el gobierno”, dijo a FM De la Calle Gabriela Delfino.

El documento destaca que “la mayoría (de los colegios) presenta falta de insumos necesarios para la protección o para la limpieza y sanitización (mascarillas, alcohol en gel y líquido). Falta de ventilación en las salas. Falta de arreglos para la provisión de agua. Falta de cobertura de cargos de lxs docentes con dispensa”, entre otros.

“La improvisación que vimos durante el año pasado y que se ha agudizado este año con respecto a las normativas hacen que el cuerpo docente y directivos estén con estrés permanentes porque las reglas de juego cambian de una hora para la otra y esto impacta en las familias que recién el viernes supieron cómo se iban a organizar”.

Agregó que “en menos de una semana nos dijeron que teníamos que organizar por burbujas de 90 minutos y que tendrían que rotar, de doce alumnos. Ahora nos cambiaron el plan jurisdiccional y nos dicen que tienen que estar cuatro horas y así vamos con un nivel de improvisación grave. Tuvieron un año para pensar cómo organizar esto y no dejarnos al inicio de clases en esta situación”.

“La inspectora distrital dijo que estaban funcionando los módulos FORTE cuando no es así. Tenés un curso dividido en dos o tres con una sola docente y el resto a organizarse aún. También hubo muy mala información de la directora general de Escuelas sobre cómo autorizaron y las cantidades que iban. Las escuelas se organizaron en 30 módulos semanales y después eran 30 módulos de acá hasta abril, con lo cual va a tocarles a los chicos una o dos horas por semana”.

Delfino mencionó que “algunos cargos no se van a cubrir, son preceptores y preceptoras de todos los turnos que son fundamentales. Estamos con este nivel de improvisación que tiene que ver con ahorrar recursos”.