Más de 200 personas de todo el país, integrantes de diversas organizaciones políticas, sociales, sindicales, del ámbito de la cultura y feministas se reunieron virtualmente para construir una nueva herramienta política para un proyecto emancipatorio.

“La propia coyuntura política de Argentina, de América Latina y del mundo muestra que hace falta un proyecto político emancipatorio contra el orden capitalista”, dijo a FM De la Calle, el economista e integrante de la Corriente Política de Izquierda, Julio Gambina.

Aseguró que “en el marco de esta pandemia está claro que eso tiene efectos y consecuencias en el orden cotidiano. Los laboratorios discuten a quién le venden y a quién no. Eso hace que se concentren en países de gran capacidad económica. 20 países tienen el 90% de las vacunas”.

“No deberían estar la privatización de los laboratorios sino que habría que plantear una política humanitaria para la producción de vacunas a otro nivel. Argentina debería discutir con otros países de Latinoamérica para la puesta en marcha de la producción de la Soberana II, la vacuna cubana. Cuba desarrolla la vacuna no para lucrar y ha instalado el tema de la solidaridad mundial”, dijo.

Gambina destacó que la repercusión fue “inmensa”. “Fuimos desbordados en la asamblea del 10 de abril, es mucho más que una necesidad y hay que hacerlo realidad”.

“Hay muchos movimientos populares, sociales, que generan movilizaciones cotidianas porque reclaman que la asistencia no es pareja. Hay algunos movimientos más vinculados al gobierno que reciben una asistencia privilegiada y discriminación a movimientos que no están subordinados a la estrategia política. Reclamamos política pública universal. no una masividad relativa sino que todos tienen que recibirla, sobre todo cuando tenés 42% de pobreza”, comentó.

Gambina destacó que “este año vencen más de 1300 millones de capital y de intereses con el FMI, eso debería denunciarse y rechazarse el acuerdo con el Fondo. Lo que hace falta es generar más presión de organización política popular. En ese sentido avanza el proyecto político emancipatorio”.