“El bloqueo busca subvertir el orden político y constitucional que nosotros hemos elegido. El 86% de los cubanos votamos a favor de la nueva constitución. La revolución cubana goza del apoyo mayoritario de la población”, dijo la primera secretaria política de la Embajada de Cuba en Argentina, Magda Luisa Arias.

Fue el encuentro por el 30° aniversario de la Casa de la Amistad Argentino Cubana bahiense. “Un evento extraordinariamente importante en la vida de la solidaridad con Cuba en Argentina y en Bahía Blanca. Es un día especial para los cubanos y para ustedes porque se conmemora el Día de la Rebeldía Nacional. No podemos obviar el papel que jugó en la culminación de la revolución cubana, la última etapa con el asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953”.

Arias destacó que “logramos ese apoyo que se ve en las casas y grupos de solidaridad, en todas las personas solidarias con Cuba, con su proceso revolucionario, identificados con la lucha de los pueblos y la lucha por la soberanía, conscientes de que un mundo mejor es posible”.

Arias compartió la lectura de un verso de “Ya estamos en combate” escrito por “el poeta del Moncada”, Raúl Gómez García. “Me tomé la licencia de modificar un poquito la letra para decirles que no es que ya está el combate sino que seguimos”, aclaró.

“Seguimos en combate,
por defender la idea de todos los que han muerto,
para arrojar a los malos del histórico Templo,
por el heroico gesto de Maceo,
por la dulce memoria de Martí”.

“Martí y Fidel son los ideólogos y han conformado el alma de la nación cubana porque su ejemplo, su prédica y su actuación así lo plantea”.

La secretaria política de la embajada informó sobre la situación sociopolítica que atraviesa hoy su país: “Cuba sigue siendo el país alegre que conocieron, con muchas restricciones económicas como siempre hemos tenido. Sigue siendo un país que lucha denodadamente por sobreponerse a los efectos de la pandemia. Lo hacemos con optimismo, con alegría, con unidad y con la voluntad de salir adelante”.

“En estos días confluyeron muchas fuerzas y fue aprovechado fortuitamente por EE.UU. y sus acólitos para apretar al máximo las acciones de bloqueo. Hay quienes dicen que el bloqueo no existe pero (…) provoca situaciones muy difíciles que el pueblo de Cuba ha enfrentado por más de 60 años. El bloqueo busca subvertir el orden político y constitucional que nosotros hemos elegido, que votamos el 86% de los cubanos. La revolución cubana goza del apoyo mayoritario de la población”, dijo.

En relación a Estados Unidos dijo que, solamente en el mandato de Donald Trump, “adoptó 243 medidas de carácter quirúrgico, medidas que iban a cerrar los pequeños resquicios a partir de los cuales se lograba hacer cosas por la economía y comercio”.

Dichas políticas tienen implicancias en la actualidad: “Al aplicar esas medidas extremas, al adoptarse un conjunto de acciones en función de perfeccionar el modelo económico, de poder garantizar los insumos para combatir el coronavirus, se aprovechó una operación mediática, que es una guerra informativa, utilizando la tecnología, emitiendo mensajes falsos, toda una campaña de desacreditación e imágenes que no tienen que ver con Cuba. Toda esa manipulación hizo que un grupo de personas, con clara intención de manifestar su disgusto por la falta de energía eléctrica, y otras financiadas y promovidas por EE.UU. produjeron una situación que los cubanos nunca deseamos”.

“Esta manipulación ha llevado a determinados sectores extremistas dentro del propio Estados Unidos a pedir que Cuba sea agredida o que reciba una ‘intervención humanitaria’, que sabemos a dónde van a parar. El gobierno de Cuba es un gobierno activo y presente preocupado por la vida de los cubanos”, concluyó Arias.