7 de cada 10 varones no cumplen con la cuota alimentaria

Incluso la mitad de los padres separados no pasa ningún tipo de cuota. Los datos se desprenden de un informe sobre violencia económica realizado por el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidades de la provincia de Buenos Aires.

FM De la Calle conversó con Sabrina Cartabia, abogada y jefa de gabinete del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidades respecto a las consideraciones que pueden desprenderse de este estudio.

“Más allá de algunos datos contundentes, nuestro objetivo era poder mapear lo que estaba ocurriendo. La encuesta que hicimos contó con más de 6.000 mujeres de los 135 municipios que integran la provincia pero, por otro lado, hicimos entrevistas a más de 50 actores clave del sistema como jueces, abogados, mujeres y adolescentes para tratar de entender lo que está pasando”.

“También hicimos un mapa de los obstáculos y llegamos a la conclusión de que las mujeres hoy en día para tener acceso a la justicia y poder determinar el monto de la cuota alimentaria y posteriormente para que ese pago efectivamente sea realizado tienen una carrera de obstáculos”.

“Vemos, en base a cierta sistematicidad, un problema que debe ser considerado de interés público, por ello elaboramos un paquete de medidas que queremos llevar adelante”.

“Son más de 30 medidas que vamos a llevar adelante desde el Ministerio de las mujeres. Muchas de esas medidas tienen que ver en plantearles a los distintos actores institucionales para cambiar la realidad”.

Entre las medidas sugeridas por el Ministerio, se incluye fijar por ley la obligatoriedad para el Poder Judicial de establecer alimentos provisorios y a la mayor brevedad posible en el primer auto que se expida en una demanda por alimentos o de violencia por razones de género.

Sabrina Cartabia

El informe revela que el incumplimiento de la obligación alimentaria es significativo, independientemente de la condición laboral de los progenitores y también es transversal a los distintos sectores sociales.

Al respecto, la dra. Cartabia profundizó: “El problema ocurre en todas las clases sociales, pero existe una ligazón entre la informalidad económica y la posibilidad de tener éxito en el proceso. Aun contando con una sentencia, la posibilidad de cumplimiento mejora si el padre tiene sus ingresos y bienes debidamente registrados”.

“El problema es que en Argentina hay una enorme proliferación de la economía informal, que en la mayoría de los casos esto está vinculado a una situación de vulnerabilidad económica, pero también hemos visto que hay muchos varones que eligen la informalidad económica para eludir sus obligaciones”.

“Incluso durante los procesos había varones que se habían hecho echar de sus trabajos o se habían desapoderado de sus bienes para no pagar la cuota alimentaria. Esta es una estrategia dilatoria que muchas veces es recomendado por los abogados que los defienden”.

  • ¿Cómo repercute esto en la vida de las mujeres y sobre todo de los y las niñas?

Repercute en una forma muy concreta, que se observa en el crecimiento de los niveles de empobrecimiento de las infancias. Tenemos que recordar en Argentina el 60% de los niños y las niñas son pobres.

Del informe también se desprende que la sobrecarga de cuidados que afrontan las mujeres, derivada de la falta de pago de la obligación alimentaria, las aleja de la posibilidad de acceder al empleo formal y registrado.

De igual modo la falta de pago de la obligación alimentaria por parte de los progenitores contribuye a la aparición de formas de sobreendeudamiento de los hogares monomarentales.

  • ¿Qué medidas proyectan desde el Ministerio?

Hace un tiempo estamos trabajando en un programa que se llama “Desendeudadas” apuntado a mujeres que se han endeudado para subsistir en la provincia.

También estamos elaborando campañas de comunicación. Por otro lado, en el Ministerio tenemos una Dirección de Masculinidades. Creemos que la igualdad de género se va a conseguir también trabajando con los varones y debemos apuntar a esto para poder modificar los patrones culturales tan nocivos. 

No podemos resolver este problema solamente desde el Ministerio. Acá tenemos que implementar reformas legales, reformas procedimentales. Debemos lograr que el Poder Judicial se tome esto en serio, estamos ante un caso de desigualdad sistematizado y esto es violatorio de los derechos humanos de las mujeres.

“El 90% de las mujeres consultadas dijo que el proceso les había resultado dificultoso o muy dificultoso y el 60% de las mujeres que pasaron por ese proceso dijo estar nada conforme con los resultados”.

  • ¿Para realizar un reclamo de obligaciones alimentarias a dónde hay que dirigirse? Bueno, ahí está el primer problema. Si querés hacer un reclamo tenés que contratar un abogado. Estamos hablando de que las mujeres en esta situación tienen un gran apremio económico. Hay patrocinios jurídicos gratuitos pero su oferta es muy limitada ante la enorme cantidad de casos y, además, la gran mayoría exigen requisitos de pobreza, entonces, si vos tenés un salario registrado de $60.000 o un autito modelo 2008, no podés acceder a estos patrocinios y seguramente tengas que endeudarte para poder reclamar.

Noticias relacionadas