La secretaria adjunta de SUTEBA, Gabriela Delfino, cuestionó la resolución del juzgado Contencioso Administrativo N°1 que ordenó la entrega a cuatro hermanas en situación de vulnerabilidad de los materiales necesarios para garantizar su continuidad pedagógica.

La dirigente aclaró que accedió a la difusión periodística del fallo pero “de ser así” -de apuntar a las escuelas y no a las autoridades provinciales-, “difiero totalmente con la responsable de la ONG que habla de un fallo ejemplar. A quien debería exigir la justicia es al gobierno para que provea los materiales necesarios porque, hasta ahora, lo han hecho los docentes de sus bolsillos”.

Luego de la entrevista y ante la consulta de FM De la Calle, la abogada María de los Ángeles Rosón explicó que la denuncia fue contra la Dirección General de Escuelas, organismo que debe responder a través de las escuelas Primaria N°65 y Secundaria N°43.

“Me hubiera gustado ver el trabajo que llevó previamente la ONG, soy del Equipo de Orientación Escolar (EOA) de una escuela y sé cómo se trabajan estas cosas como para presentar la denuncia en los términos en los que se presentó. Si hubieran averiguado verían la doble o triple carga que tenemos con las burbujas presenciales, virtuales y también hay que encargarse de los alumnos y alumnas que no alcanzaron con los contenidos del año pasado y que están en promoción acompañada hasta fin de año”.

Delfino afirmó que “la mayoría de las escuelas tienen EOA y la mayoría, en caso de sostener este vinculo pedagógico, ha generado materiales cuando el Estado no ha hecho absolutamente nada. A través de diversos encuentros, en la entrega de bolsones. En mi escuela hemos llevado a las casas de alumnos y alumnas las tareas”.

“Me parece que la cuestión acá pasa tal vez por hacer ver una ONG y tal vez una campaña política a futuro porque las cosas se resuelven de otra manera, te contactás con el personal y ves cómo podés solucionarlo. Además no exponés a la familia, eso desde la escuela no lo haríamos”, apuntó.

Presencialidad

En relación al pedido por la vuelta a la presencialidad planteado por el oficialismo local y un sector de la comunidad educativa, Delfino sostuvo que “la situación epidemiológica sigue siendo grave, venimos sosteniendo que la presencialidad disparó los contagios y que hay que decidir en función de preservar la vida”.

“Me parece que hay una operación muy intensa con el tema de la presencialidad y que se relaciona con el hecho de que las escuelas tienen que estar abiertas porque la gente tienen que ir a trabajar y sino están abiertas no hay donde dejar los chicos, con una decisión del gobierno de no sostener licencias para quienes necesiten quedarse en sus casas”, finalizó.