/ Gremiales / Despidos: “La cocina del Vasco” cerró “de un día para el otro”

Despidos: “La cocina del Vasco” cerró “de un día para el otro”

delacalle Ninguno 18 septiembre, 2019 - 5:48 pm en Gremiales, Locales, Noticias

Ocho trabajadores del local gastronómico a cargo de Álvaro Aristizábal denuncian que el lunes llegaron al lugar y estaba cerrado con un candado. Desde ese momento no obtuvieron respuestas del dueño quien, además, es propietario de Emme Restó en 11 de abril al 500.

“Nunca dio la cara, jamás pidió disculpas, nunca dijo porqué. Nos bloqueó a todos de todas las redes sociales. Supuestamente es a raíz de una crisis de nervios, el domingo podría habernos informado, la semana pasada. El domingo a la noche preparé mis cosas para trabajar, me levanté, fui y me encontré con esto”, comentó a FM De la Calle Fernanda Ibarlucía.

Comentó que “después de ese posteo no puedo enumerarte las veces que sonó el teléfono para comentarme la cantidad de gente a la que le debe, proveedores, gente que le hacía la gráfica, gente a la que alquiló una casa”.

“Lo único que notaba, que me daba mala espina, es que no venía. Como yo hacía administración lo llamaba para consultarle, no me respondía el teléfono, no contestaba. La excusa era que viajaba mucho, no estaba en Bahía, estaba enfermo, hacía días enteros, semanas enteras que no aparecía. Pensamos que nos iba a decir, pero nunca dijo nada, cerró de la noche a la mañana”.

Respecto a las condiciones de trabajo, Ibarlucía señaló que “nosotros no estábamos registrados, la cocina no tenía habilitación municipal. Me enteré ahora que estoy haciendo el papeleo. Era un servicio de viandas, era un casa. Al no ser local no podía ir gente. Era en Coulin 358, había montado la cocina como de un restaurante en lo que sería un garage o un quincho. Un espacio grande, y ahí cocinaban mis compañeras. No estaba en malas condiciones pero no dejaba de estar inhabilitado”.

Por último, dijo que “al Ministerio de Trabajo fuimos, no nos dieron muchas respuestas, sortearon un abogado para cada uno. Lo que más nos importa es trabajar. Ahora estamos con otro abogado y en un rato vamos a presentarnos todos y a llevar todos los papeles. Somos ocho empleados, uno no quiso seguir con esto, da por perdida la plata”.

0 ENVIAR UN COMENTARIO