/ Argentina / Los libros de la buena memoria

Los libros de la buena memoria

delacalle Ninguno 28 mayo, 2016 - 12:36 am en Argentina, Cultura, Derechos Humanos, Educación, Entrevista, Locales, Mundo, Noticias, Política

(Por Mauro Llaneza) La escritora Alicia Partnoy presentará tres de sus libros esta tarde, durante la celebración del cumpleaños de La Masmédula. Será a las 18 en Rondeau 29. Venganza de la manzana y los flamantes Las ramas hacia el mundo y Escuchá son los títulos que compartirá la autora del emblemático La Escuelita, en el cual reúne relatos testimoniales sobre su cautiverio en el centro clandestino de detención bahiense.

“Rompe totalmente con el exilio”, dijo en los estudios de FM De la Calle sobre Escuchá, cuentos y versitos para los más chiquitos, escrito junto a su hija Ruth e ilustrado por su madre Raquel. Lo editó la cooperativa pampeana 7 Sellos con el impulso de la periodista Yanina Lofvall, fallecida días atrás en un choque de autos.

Los libros y la lectura de algunas de sus líneas coparon la charla aunque bastaron unos segundos para poner en caja al intendente PRO y su lucha contra los enemigos que quieren “subvertir valores y adueñarse de nuestros ideales y de nuestra juventud”. “Creíble pero tremendo, ¿seguirá a sueldo de La Nueva Provincia?”, se preguntó.

El primer puente que le tendió Yanina fue a partir de La Escuelita. Buscaba información sobre su primo Andrés, primero desaparecido en el campo de concentración que da nombre al libro y luego asesinado por los terroristas de Estado. Mientras hablaban del pibe del apellido difícil de retener cuando te lo susurran en cautiverio, Alicia le comentó que tenía los relatos que escribió a su nena en el penal de Devoto.

“Yanina además es una heroína, haber denunciado su cautiverio con una secta católica, ella fue víctima, es sobreviviente. Viene desde esa perspectiva y se acerca mientras hace su investigación para la tesis de maestría que estaba haciendo en la Universidad de La Plata el año pasado. Se trataba de recuperar la memoria porque en su familia no se hablaba de Andrés. Se trataba de recuperar la memoria de Andrés y de Nancy Cereijo, su compañera, de ella sí tenemos toda una familia movilizada, hablando durante décadas”.

Juntas materializaron Escuchá, cuentos y versitos para los más chiquitos, publicado por la editorial cooperativa 7 Sellos de La Pampa. “Yanina era un sol de energía y esto que podría haber sido una fiesta, que estaba programado por ella como una fiesta, se convirtió en un luto tremendo pero también en un homenaje a su labor”.

El último 24 de marzo la obra de Alicia llegó a varias escuelas de Santa Rosa. “A pesar de lo que algunos académicos me habían señalado de que esto no parece un texto testimonial, los chicos recuperan el valor testimonial a través del contexto. Se conmueven mucho, me han escrito, tenés que ver las cartas (…) cosas maravillosas. Y después fila para que les firme autógrafos”.

La cooperativa, como homenaje a Yanina, regaló un libro a cada pibe, a cada piba. “Me decían sí, los dibujitos suyos son horribles pero son tiernos. Como dijo una de las maestras: ‘No te idealizan, te ven como esa mamá y lloran, se conmueven porque se colocan en el lugar de la nena'”, dijo Alicia.

La nena es Ruth, la poeta que le dio tres nietos. El año pasado vino a Bahía Blanca y leyó lo que escribió para abrir Escuchá. “Todos lloramos porque es la perspectiva de la nena que extraña a su mamá desaparecida. Los demás son los poemitas y cosas que mandábamos en las cartas”. En Devoto se veían cada 45 días a través de un vidrio. Se hablaban por un tubo. Escuchá “es el eco de un poema” para “desafiar esa comunicación”.

Su visita a La Pampa fue declarada de interés legislativo. “Fue un evento muy reparador este reconocimiento por parte del Estado de nuestra labor y lo recibí en nombre de las madres presas en Villa Devoto, en las cárceles de la dictadura, que peleábamos por tratar de romper el aislamiento y resistirlo y comunicarnos con nuestros chicos a través de este tipo de textos muy censurados, no siempre salían, a veces volvían, dibujitos que no se podían sacar porque alegaban que eran planos para escaparse de la cárcel, cosas así”.

“Cuando salí de la cárcel no me pude llevar un cuaderno, no estaba permitido. Pero de pronto estaba en el exilio y alguien me trae un libro de México publicado por un Comité de Derechos Humanos, me parece que era la APDH de aquí que publicó poemas escritos en las cárceles, y ahí estaba mi Julita la mariposa, alguien lo había sacado, no tenía mi nombre pero ese era el objetivo en aquel momento, que sirviera para comunicarnos”, recordó.

La memoria familiar

El aniversario de La Masmédula tendrá a Alicia presentando Escuchá y también Venganza de la manzana y Las ramas hacia el mundo. La venganza es su primer poemario, editado en 1992 en versión bilingüe y recuperado en 2010 por Diego Rosake de Hemisferio Derecho. El más reciente “es una aventura muy loca” que reúne textos de la familia Partnoy. Del padre contador que cuenta cuentos, de la madre que escribió Ciudad de Rojos Horizontes, una tapa “muy zarpada” de su primo Mauricio, textos del otro primo Gustavo y de sus tíos.

“Denuncias, cosas regionales, de Bahía, de la historia de la ciudad, hay un relato y algo que escribí de chiquita, dibujos de mi hermano que se suicidó apenas terminada la dictadura, dibujos de mi nieta que tiene seis años. Es un librito muy querido y creo que todos encontrarán algo aquí que les va a gustar”, detalló.

13245233_1577983439167107_789981482306752090_n

Foto: Editorial 7 Sellos.

0 ENVIAR UN COMENTARIO