/ Editorial / Indicios y estupideces

Indicios y estupideces

delacalle Ninguno 21 abril, 2019 - 1:29 pm en Editorial

(Por Astor Vitali) Están pasando cosas que no pasaban. Un comerciante de por aquí cerca, allá por el 2016, cuando salía el tema político de conversación, arrojaba una mirada condescendiente como pidiendo que, al entrar otro cliente, cambiara de tema. Le espantaba ser crítico de las políticas económicas. Hoy a viva voz me recibió diciendo “y… qué querés con la Macrisis”.

Hasta hace casi nada y luego de la victoria electoral del macrismo en 2017 ocurrió otro tanto. Un reconocimiento soterrado de la realidad pero eso sí: a decirlo en voz baja.

Algunos taxistas por ejemplo, durante los primeros tres años, aún echaban culpas al pasado. No había disposición a reconocer que los aumentos de combustible se debían a una política económica que beneficia a empresas extranjeras y perjudican a los trabajadores y a las trabajadoras. Ahora es difícil que alguien disimule su desencanto y su enojo.

Se suma a esto que toda la quita de subsidios que ha venido realizando el gobierno no ha redundado en inversiones para mejorar la prestación de ningún servicio en términos estructurales. Mucho menos que sean autosuficientes ni nada de lo que prometieron.

Están pasando cosas que no pasaban. Claro está que no necesariamente esto se vea reflejado en los resultados electorales inminentes. Depende mucho de lo que ocurra en la vereda de enfrente y por abajo.

Luego, siguen pasando cosas que siempre pasan y de las que no parecemos aprender. Se está desarrollando una nueva edición de la Fiesta Nacional del Camarón y el Langostino. Por supuesto, tiene su publicidad. Las publicidades son el cómo se vende una actividad. Es decir, lo que la organización de esa actividad dice de sí misma. Parte del spot publicitario en esta oportunidad reza: “Cuatro día para vivir nuestras raíces, nuestros espectáculos, nuestra cultura”. Resulta que nuestra cultura luego se enumera como: “Turf,  Lali, Amaia Montero y el Polaco”.

¿En serio? Para no recaer sobre quienes organizan aquí, hay que señalar que este es un problema general de los programadores de eventos. Consideran que la cultura es lo que en rigor debería llamarse entretenimiento. Consideran además que lo “convocante” son números artísticos de origen industrial. Pero es un círculo vicioso. No hay música convocante per se: hay música que se decide difundir y música a la que se define censurar.

Yo sé que dicen que dan la oportunidad a grupos locales (a los que pagan muy poco –cuando pagan-). Para ellos dar la oportunidad significa otorgarles un lugar marginal en la grilla. Y ni siquiera mencionarlos en el spot. Están invisibilidades: “bandas locales”, se llaman. Repito que el spot decía “cuatro día para vivir nuestras raíces, nuestros espectáculos, nuestra cultura” y resulta que eso sería “Turf,  Lali, Amaia Montero y el Polaco”.

Las entidades organizadoras de eventos tienem que saber que si quieren apoyar la cultura local lo que deben hacer es invertir en ella. Bahía Blanca es un polo cultural reconocido en cualquier lugar, salvo en las oficinas donde se toman las decisiones. Tanto en el ámbito público como privado.

Mucho menos inteligente parece afirmar que vamos a vivir “nuestra cultura” cuando lo que se hace es fomentar cuatro espectáculos cuyo punto de contacto con el quehacer local es incomprobable.

Hace falta un cambio de sentido en estas políticas.

Luego, cuando alguien de esta ciudad es reconocido por su labor artística en otro medio… ¡Ahí sí!… Ahí todo el mundo que le dio la espalda lo abraza. ¿Cómo se supone que alguien “llegará” –lo que sea que esto signifique- si no tuvo apoyo para hacerlo? ¿Cómo se supone que va a ser convocante si no se ha invertido como para que ello ocurra?

El anuncio al que nos referimos expresa una concepción de la gestión cultural que margina a quienes tiene cerca y paga millones a quienes no le aportan nada a su comunidad. El ciclo AcercArte fue un ejemplo clarísimo de esto. Además de la transferencia de recursos del sector público y privado.

Entre las nuevas cosas que pasan, las cosas que siempre pasan y la estupidez de quienes tienen poder de decisión se va pasando esta semana. Santa

Foto: AnRed

0 ENVIAR UN COMENTARIO