Pescadores artesanales reclaman frente al Consorcio de Gestión del Puerto una reunión con su titular, Federico Susbielles, para buscar una solución a la pérdida de fuentes laborales y la contaminación del estuario por parte de las empresas.

“A nuestro abogado le dicen que va a haber respuesta y no llega a Susbielles, lo tienen dando vueltas. Nuestro abogado le pide reuniones y no hay nada. Creo que ya se tiene que dar un corte final porque es mucho tiempo, más de diez años, ellos saben el desastre que hicieron y el desastre que están haciendo”, dijo a FM De la Calle el pescador Fernando Córdova.

El encuentro se concretaría este jueves a mediodía cuando el presidente del Consorcio reciba al abogado Lucas Beier y a dos pescadores. El fiscal Santiago Martínez también mantendrá una reunión con Susbielles esta semana.

Hace más de una década se tramitan dos causas judiciales por la contaminación de la ría: una demanda penal en la justicia federal y otra civil en el ámbito provincial.

“Algunos cambiamos de trabajo, nos tuvimos que adaptar. Todas las empresas de White no te toman porque sos de White. Yo estoy con los camiones y el cereal, últimamente estuve trabajando en la autopista de Sesquicentenario. Toda la vida trabajé en la pesca y no conocía otro trabajo, como me pasó a mí le ha pasado a varios. A los pescadores nos arruinaron la vida”.

Córdova agregó que “esto se sabía, le llevamos muestras a Prefectura, cosas que se estaban tirando en el agua, petróleo, pescados muertos arriba del agua con líquidos, lo hicimos saber y nadie nos dio pelota. Ahora están las consecuencias, ahora que pongan la cara”.

Respecto a las fuentes laborales mencionó que “están saliendo algunos pocos a pescar. Antes salíamos desde el Club Náutico, desde White y agarrábamos la zona del camarón. Frente a Galván también había puestos de pesca. Ahora tenés que salir afuera, ahí no se puede pescar, Prefectura te pide muchos requisitos”.

“Las empresas saben lo que pretendemos, ellos no van a arreglar la ría, ellos contaminaron. No quieren saber nada, no dan el brazo a torcer, una reunión te lleva cuatro o cinco meses, no quieren largar nada, no nos quieren dar bola. Queremos manifestarnos en paz todos los días, que nos vean que estamos ahí”. finalizó el pescador.

María Julia Eliosoff y Agostina Costantino, economistas y columnistas de FM De la Calle, analizan las políticas públicas del Municipio desde una perspectiva feminista. “La transversalización refiere no solamente a pensar las políticas públicas como algo vinculado a la violencia sino a que cada secretaría, dirección y coordinación pueda diseñar e implementar políticas de género”, afirman.

“Se habla de tres categorías de políticas públicas: las que son neutras al género, el Municipio implementa una política y supone que impacta de la misma manera en mujeres varones y personas LGTBIQ, en realidad son ciegas al género; por otro lado están las que son sesgadas al género, van a un determinado perfil, no necesariamente apuntan a disminuir las brechas; y, por último lado, las políticas sensibles al género, que reconocen las brechas y buscan transformar esas relaciones”, explicó Eliosoff.

En una primera exposición del estudio, la economista agregó que “cuando se habla de políticas de genero desde el Municipio se lo hace sobre las que apuntan a lo que entendemos como violencia de género, que están conformadas básicamente para y por PROMOVER, que brinda atención a situaciones de violencia. Hay claramente un sesgo hacia eso, si se ingresa a la Dirección de Políticas de Género, lo primero que te dicen es porqué es importante denunciar como si solo fuera violencia”.

A esto se le suma que “en áreas de Empleo está el seguro de capacitación y empleo, que tiene una línea especifica para mujeres en situación de violencia y el apoyo a las ONG`s y a la Red Local contra la Violencia de Género. Es claro que la mirada está solamente en las cuestiones de violencia”.

Respecto a la Ley Micaela -la cual obliga a todos y todas las trabajadoras de los gobiernos nacional, provincial y municipal a capacitarse en temáticas de violencia de género- “recién el jueves pasado el HCD pudo adherir. Se han hecho algunas capacitaciones pero no está claro a cuántas personas y en qué modalidad”.

Eliosoff afirmó que la Secretaría de Políticas Sociales tiene “una mirada familiarista y asistencial, en enfoque de las políticas sesgadas al género: son para las mujeres porque son para familias, niños y adolescentes. Los programas de asistencia directa, tarjeta social en su mayoría, tienen como beneficiarias a estas mujeres. Son políticas que no contribuyen a desandar los caminos de la feminización de la pobreza y brechas de ingresos”.

En el área de Salud “la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir logró garantizar abortos en muchas unidades sanitarias y, por cuestiones presupuestarias, hay muchas necesidades que están sin cubrir”.

“La transversalización refiere no solamente a pensar las políticas públicas como algo vinculado a la violencia sino a que cada secretaría, dirección y coordinación pueda diseñar e implementar políticas de género. Esto no tiene que ver con género = mujeres sino con generar mecanismos que desarmen esas relaciones de poder que se traducen en desigualdades”, explicó.

En ese sentido, subrayó la necesidad de contar con “estadísticas para tener datos concretos, pensar cuestiones como la pobreza de tiempo, cuestiones vinculadas a los cuidados. No solo pensar en violencias sino políticas con perspectiva de género en ingreso, salud, cultura, adultos mayores, hábitat e infraestructura”.

El Consejo Municipal de Hábitat realizó su segunda reunión presencial del año. Participaron diversas organizaciones, algunas de ellas integrantes del Colectivo #VillasEnAgenda, las cuales expusieron sobre las prioridades de los asentamientos de la periferia.

“Había un pre proyecto que presentaba Ser Comunidad y Cáritas por unos lotes con servicios en Talleres Sur y la Municipalidad presentó un plan de planeamiento para la generación de suelo, básicamente utilizando herramientas de la Ley de Hábitat”, afirmó a FM De la Calle Diego Dorcazberro.

El referente de Sureando agregó que “la idea era pasar suelo nacional y provincial al Municipio. Se abrió finalmente la cuenta de Hábitat, donde irían impuestos que se van a generar a las viviendas sin uso o a los terrenos que se usan para especular”.

Dorcazberro mencionó que “hasta ahora no existía la cuenta, hay una ordenanza del 2016 que adhiere a la ley provincial, la idea es que se generen esos fondos y se usen solo para proyectos de este Consejo”.

“Para generar suelo no se necesita plata sino decisión política. La ley lo que dice es que por la concentración de suelo hay pocos que tienen muchos terrenos. A medida que la ciudad fue avanzando, se fueron poblando las zonas, el Estado invirtió en infraestructura y el valor del terreno empezó a subir. Esa plusvalía se la queda solo el especulador si el Estado no interviene”, apuntó.

Por otro lado, el dirigente comentó que están intentando abrir el Registro Único de Postulantes: “El Estado lo que hace es generar suelo, por el lado de la demanda se necesita abrir el RUP, el gobierno no quiere abrirlo porque sabe que se va a desbordar. Con Sureando hicimos dos relevamientos en Talleres Sur y Evita, lo que saltó a la luz es que hay dos Bahías, la Bahía del centro y la Bahía de villas y asentamientos”.

(Por Astor Vitali) ¿Por qué todo el mundo siente que tiene que decir algo sobre Diego Armando Maradona? ¿Por qué todo el mundo siente que tiene algo que decir sobre Maradona? ¿Qué hay detrás de esa pulsión que se vio estos días? ¿Qué pasa que ante un jugador de fútbol de origen pobre la popular aplaude pero el grupo de accionistas y la comisión directa se horrorizan? ¿Qué podría importar y a quién lo que uno opine y nuevamente por qué esa necesidad de opinar?

Hoy estoy alejado del fútbol. Durante mis años de adolescencia, en General Daniel Cerri, solía ir a ver jugar a Sansinena de local. Fue un intento por sostener una cultura, por sentirme parte de algo que venía de familia. Porque yo veía a mi viejo panza arriba vincularse con la pantalla en el televisor medio cascoteado que transmitía el partido, abstraído de su entorno –tan abstraído que el entorno pasaba a ser un ruido-, vincularse con un juego que, en la pantalla, me parecía aburrido. No era el fútbol lo que me parecía aburrido: toda la mediación comercial, la publicidad, la estúpida pronunciación (estéticamente superficial) de muchos locutores –aunque siempre me atrajo el glorioso vuelo poético narrativo de los grandes relatores y comentaristas-, los jugadores convertidos en posters que nos vendía Coca-Cola, los clubes deportivos en manos de millonarios como una empresa más en aquel este país saqueado –el de los 90-, los negocios espurios que en lugar de dar espacio a les jóvenes los ponían en la ruta del runfla, los odios irracionales. En definitiva: la podredumbre de haber convertido en un comercio de pocos ricos lo que es un deporte popular donde debería primar la alegría y la destreza, la belleza del juego y la virtud; no el encono y violencia, no el malestar y la trampa.

Si bien, entonces, el fútbol de primera me repelía porque no veía la cosa del pueblo en ello sino la cosa para el pueblo: una construcción vertical donde las ganancias también son recibidas verticalmente (pero de abajo hacia arriba). Entonces, ir a la cancha fue la manera que encontré de pibe de vincularme con “los que juegan por la camiseta”.

Ir a ver a Sansinena era hermoso. Los días a cielo abierto; la caminata hasta la cancha, la tribuna dispuesta a introducirse de lleno en el juego. El folclore. Las broncas y las alegrías. Los abrazos y la descarga con los malos arbitrajes.

Los jugadores; otro capítulo. Estaban los más pibes, pura energía y destreza buscando su estilo y, tal vez, buscando un futuro alejado de todos los dolores que la vida de un laburante pobre tiene. En esto, Maradona es un espejo en que el que querían verse reflejados todos los gurises de todas las canchitas del país.

No se sabe, pero ¿quién te dice? En una de esas salimos de pobres y le compro a mi vieja una casita y puedo comprarme pilchas para invitar a salir a Sofi que yo creo que le gusto pero no animo a ir hasta la casa con estos pantalones. Además, el padre trabaja en una empresa y seguro que si voy bien empilchado la cosa cambia. En una de esa hasta nos podemos ir de vacaciones a algún lado. Capaz que hasta puedo terminar de estudiar y todo.

La odiosa reacción de los odiadores de estos días no puede desconocer que Argentina se convirtió en un país en el que una de las pocas promesas que tal vez funcionen para un puñado de pibes es a través de la pelota. Diego Armando Maradona era un pibe cualquiera de millones que le escuchan el ruido de la panza a la vieja durante años, que miran a los costado y ven changas, cirujeo y cartoneo, que ven en las fachadas de las universidades la leyenda “pública y gratuita” y saben que será pública y gratuita pero para otros que pueden pagarse la comida y el techo, que saben que su patria no les ofrece salida y encima les acusa de no querer trabajar –como si hubiese un trabajo digno a la vista que no sea más que para para la olla y sobrevivir, apenas- como si alguien ofreciera salida. La pelota representa, para miles de niños en este país, la esperanza de una vida de sonrisas con dientes y Diego Armando Maradona es el testimonio posible de esa utopía.

Los odiadores, por estos días, los odiadores que siempre odian desde la comodidad personal de saberse a salvo de las calamidades económicas, no pueden ver algo tan evidente como la dura realidad de que el país que le dejamos a miles de pibes es tan frágil que todo puede jugarse en un centro: la suerte de la vida entera de uno y de sus hermanos, de sus hermanas y de sus amados puede revelarse en la gloria artística del empeine dibujando en el viento un geometría mágica que estalla en el grito de la hinchada. Las mentes “bienpensantes” prefieren ver que “qué barbaridad lo que pasa en la cancha”. Sin embargo, la verdadera barbarie está en que esas mentes bienpensantes son las que instauraron un modelo económico en el que la pelota –que no se mancha- representa toda la esperanza que la economía dada no ofrece.

Volviendo a la cancha, otro tema eran los jugadores más grandes. Treinta y pico. Seguros pero de cansancio más fácil. Maduros en su expresión. Templados. Para ellos había otro Maradona. Algunos ya con hijos, otros trabajos y asentándose en otros sueños más modestos: para esos estaba el Maradona que le escupía el asado al papa y que se abrazaba con Fidel Castro. Gestos, nada más. Gestos, nada menos. Referencias que dan cuenta de un rumbo: “toda la gilada de la tele la hago pero la hago haciendo esto otro; lo que vale”.

Para ser más claros: un tipo exitoso y millonario sabe que compra el boleto perdedor bancando abiertamente a la revolución cubana en medio de la victoria y la arrogancia del “Fin de la Historia”. No sólo no es necesario hacer eso: es para salir perdiendo, en ese mundo de ricos y famosos. Pero es perder para que ganen muchos y muchas en términos simbólicos.

Maradona es una expresión social, más allá de su persona. Los moralistas se ofenden porque ese “negro de mierda” se droga, participa de fiestas y vive con las contradicciones publicadas. Ellos, los moralistas, se engañan únicamente así mismos  porque todo sus fiestas, sus putas (porque son prostituyentes) y sus drogas las viven a escondidas en costosas fortalezas el sábado por la noche, horas antes de inyectarse otra dosis de moralina en la misa del domingo.

Toda esta dimensión tan grande de lo que significa Maradona para una enorme masa de personas de este pueblo se pierde de vista cuando por algún motivo uno cree que tiene algo que decir de ese tipo. Ojo: yo no creo en las vidas privadas. No creo que uno tenga derecho a maltratar o ser violento puertas para adentro y que eso es privado. Lo personal, es político, está dicho. Maradona dijo abiertamente que él no quería ser ejemplo de nadie y que la familia de cada quien era el propio ejemplo. A veces las familias fustigan al personaje público para no autocriticarse sus propias miserias.

Huelga decir que toda violencia y ejercicio del poder es condenable porque tenemos acuerdo en eso. Ahora, la biografías son otra cosa. La biografía de Manzi no pasa el filtro de género actual y la de Borges no pasa el de los derechos humanos vigente. Pero la calidad artística de Milonga triste o la literatura de Borges no gozan de la saña con la que se ataca a Maradona. David Viñas atacaba a Borges con la literatura de Arlt en la mano; es decir, con argumentos literarios, no con aspectos biográficos.

Sin duda de todas las personas públicas encontraremos aspectos que, a los ojos de la ética actual, serán cuestionables o repudiables. También en Lenin, Fidel o el Che. Pero lo que despierta la descalificación hacia Maradona por estos días es un aspecto indudablemente de clase: no soportan el festejo de la plebe por uno de los que alguna vez fue suyo.

Las imágenes de la Casa Rosada dan cuenta de esto. Por un momento hubo pueblo que se cagó en la formalidad de la fachada democrática y dijo: no nos jodan, al menos queremos saludarlo, no nos van a sacar esto. La respuesta fue la represión. Es la barbarie para la derecha. Gente en cuero en la Rosada. ¿No era la Rosada la casa del Pueblo? El jueves 26 de noviembre de 2020 un poquito lo fue. Un poquito.

A uno le resulta mucho más violento y bárbaro la pobreza estructural que padecemos a diario. Sin embargo, varones ricos, prostituyentes, que lavan dinero, que estafan a lo público, que viven de contratos del estado, que se cagan en la educación y la salud pública, que negocian con el tráfico de drogas, que hacen negocios de todo –hasta con sus propias hijas-, esos tipos son para la sociedad blanca héroes sociales que hasta presiden sociedades industriales y se dan premios entre ellos. Ninguno pasa el moralímetro que le aplican a la figura popular de Diego Maradona.

Sobre Maradona, uno no justifica nada porque nadie tiene por qué justificar. Maradona es todo lo que se dijo: lo reivindicable y lo que él mismo asumió que es repudiable. No hay nada escondido como sí lo hay en esas casas de esos señores ricos que se horrorizan con la monada en la Rosada. Este artículo no es una reivindicación de un ser humano -al que le caben todas las críticas que el feminismo le hizo, sin duda alguna, como a cualquier de nosotros- sino un anticuerpo contra el odio social hacia la masa popular a la que no se le respetó el duelo.

Esta semana nos despedimos de un fenómeno popular que además tenía rasgos artísticos en el deporte que hacía. Ni yo ni nadie tendría que tener la necesidad de defenderlo ni de atacarlo en un momento de duelo porque todo el mundo tiene ya su opinión íntima para con él. En cambio, imbuido por todo lo dicho esta semana sí es preciso defendernos de quienes cuando fustigan esa figura, no hacen más que cagarse en el dolor popular y desplegar su odio de clase.

Para esos, para los odiadores desde la comodidad y el privilegio, queremos decirles: no sean hipócritas, ustedes son tan igual o peores que él en sus defectos; sólo que sin talento ni sus virtudes y con sus porquerías transfugadas a escondidas.

Just about all if not almost all online internet casino internet sites present exclusive bonus products to their people during Xmas. Leer más

El Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que crea el Programa de Acceso Seguro al Cannabis Medicinal. La iniciativa fue elaborada por organizaciones de la sociedad civil en conjunto con los bloques de la oposición y oficialismo. El texto adhiere a la reglamentación nacional de la Ley de Cannabis Medicinal.

“Marca un paradigma muy grande desde el lado no punitivo, la alegría viene por no sentirse perseguido, es mucha tranquilidad”, celebró Gabriela Distéfano desde REPROCANN.

La norma incorpora derivados de cannabis para uso medicinal y/o terapéutico al sistema de Salud Pública del Municipio, la creación de un Registro de Cultivadores Solidarios, Cannabicultores y Familias del Cannabis y la conformación de un “Banco Municipal de cannabis, semillas y derivados” que proveerá de manera gratuita a personas autorizadas.

“Ayer fue un día muy feliz para todos, veníamos luchando por el derecho a la salud, que está por encima de cualquier cuestionamiento. La firma del decreto reglamentario del 11 de noviembre allanó el camino y la ordenanza que se venía trabajando fue realmente plasmada”, señaló a FM De la Calle, Distéfano.

Agregó que “la nueva normativa habilita a un registro de usuarios, la tranquilidad de que vos tengas tus plantas para hacer tu propia medicina, para tu familia, para tus hijos, el cultivo solidario, la venta en farmacias de aceite y sus derivados, la investigación a través del CONICET. Todo lo que estaba plasmado en la ley fue ampliado en el decreto reglamentario, ahora lo vamos a poder disfrutar”.

La integrante de la Red de Profesionales para el Estudio del Cannabis sostuvo que se creará un Consejo Consultivo del que participarán la Secretaría de Salud, concejales, INTA, CONICET, la Universidad Nacional del Sur y universidades provinciales y miembros de asociaciones civiles.

“Es un programa bastante amplio que viene a regular y plasmar algo que en Bahía no estaba. Es mucha la gente que está utilizando en distintas patologías el cannabis medicinal, lo importante es que llegue a personas que lo necesiten”.

“No hay una sola cepa, un solo tipo de semilla, lo que se habilita es la venta del aceite en farmacias y eso da la tranquilidad de saber que se está comprando algo seguro”, dijo Distefano.

Por último, mencionó que “hace varios años, cuando me enteré de todo esto recurrí al mercado negro y compré cualquier cosa. Esto le da calidad de vida a nuestros hijos, a todo a quien presenta una patología de dolor. Estamos festejando el derecho a la salud”.

(Por Astor Vitali) Parece que no es posible salir de la trampa impuesta en la discusión política actual: la reacción como única posibilidad. Los titulares de los materiales confeccionados para redes sociales son del tipo: “Pepito destruyó a Josecito”. El impacto de las frases fuera de contexto es superior a la sensualidad de la argumentación inteligente. Más: la argumentación se nos presenta como pérdida de tiempo. ¿En qué lugar queda la posibilidad de razonar, de esbozar razonamientos lógicos, de pensar junto con otres?

Es una trampa porque nadie se nutre de semejante bagatela de la retórica. Me cuesta pensar en la última vez que, a través de un medio de comunicación masivo, un punto de vista de alguien ubicado en otro punto del arco ideológico me dejó boquiabierto, me llevó a ese lugar tan gratificante que es la sorpresa frente a un argumento sólido que a uno lo mande a estudiar, le lleve a preguntarse por la validez de sus fundamentos y profundizar en la búsqueda de respuestas para mejorar, para ser mejor, para abonar a un debate.

Es una trampa en la que perdemos todes porque nadie se va mejor a la casa. Al contrario, nos vamos enojades, perturbades, neuróticos. Parece que el objetivo de los debates públicos es irritar al otro. La provocación intelectual está lejos de esta sensación de mierda. La provocación intelectual busca que el otro se pregunte, o que retruque con más argumentos y entonces yo haga lo mismo y así. En la provocación intelectual el objetivo es el crecimiento; no la anulación, ni la degradación ni la descalificación del otro.

Es una trampa porque se va profundizando en las miserias. Uno amanece pensando en cómo “destruir” la otredad en lugar de en cómo seducir inteligencias. Cuando más violento, burdo y autoevidente el planteo, más efectivo. Nadie crece. Todes nos vamos empequeñeciendo en las miserias propias y la auto confirmación de que todo lo que digo está “bárbaro” y todo lo que diga la otredad es digno de humillación.

Si bien es cierto que el mundo de los memes y de la imagen va copando todo –cosa que habría que revisar porque también se lee, se canta, se toma mate y se coge, no todo lo ha copado ese universo virtual-, aún en ese universo hay lugar para que sea la búsqueda de la reflexión inteligente la que mande y no la descalificación. Eso es el humor, básicamente: algo que nos hace pensar. La descalificación, lejos de la humorada, es fuente de tristeza. Barcelona es un ejemplo de la seducción de la inteligencia y no de la violencia de la agresión.

Y decimos que es una trampa impuesta porque no somos quienes no tenemos grandes cuotas de poder los que hemos elegido esto: la agenda publicada, la que fijan los medios de comunicación que pertenecen a holdings empresarios imponen ese lenguaje. En el barrio la amistad aún es posible. En la universidad se estudia con argumentos. En la escuela se intenta la reflexión en la niñez y en la adolescencia. En los centros de jubilades se apuesta a actividades artísticas, artísticas y a mover las neuronas.

No es una decisión popular la violencia como método de comunicación política: es una imposición de la maquinaria cultural hegemónica (medios y redes sociales).

Lamentablemente, la política, que debería intentar moldear su entorno, trasformar el mundo, en líneas generales, se suma a este festival del sinrazón, donde el pensamiento no entra, donde la reflexión “aburre”, donde la belleza solo se ve reducida a un par de tetas –excluyendo todas las bellezas que no sean las que se deprenden de los propósitos de cosificación sexual patriarcal. La política que debería estar en una altura que eleve a la población a la mayores virtudes posibles, no hace más que reproducir posteos de tuiter totalmente olvidables, se pelean como los más tontos del curso por las más cruentas tonteras. En la política es el festival de las chicanas.

No merecemos esto como pueblo. Nadie merece que quieren viven de la función pública se aboquen a la alabanza del falo agresivo de violencia simbólica, verbal, estética y la pobreza argumentativa a viva voz. Los funcionarios y las funcionarias deberían buscar, toda vez que sus vidas son financiadas para trabajar para y por la población, la mejor de sus posibilidades intelectuales, artísticas, la profundización de su sensibilidad ante la injusticia y la búsqueda de la belleza y de la virtud.

En cambio, se abocan a unas coas muy poco productivas y nada edificantes.

Comenzamos diciendo que parece que no es posible salir de la trampa impuesta en la discusión política actual: la reacción como única posibilidad. ¿Cuántas veces nos encontramos ¡mirando una pantalla en soledad! y enojándonos? Dijimos que esto parece, porque, como en todo, también está en nosotres proponer una alternativa inteligente y sensual para salir de este espiral espantoso que nos consume los días, la alegría, la belleza, y sobre todo, el poco tiempo de vida que tenemos para experimentar la virtud humana.

La explotación de la miseria humana no es un tema popular: es el objetivo de quienes oprimen.

Ilustración: María Florencia Laiuppa

La escultora y activista Olga Corrales será reconocida en un festival que organiza la Cámara de Diputados y Diputadas.

Se trata de “FEDERALES Arte y Género”, una iniciativa de la legisladora Jimena López que se realiza desde el 12 de noviembre y hasta el 7 de diciembre en reconocimiento a mujeres que “por medio de la pasión y el esfuerzo en el trabajo han logrado destacarse y encontrar su lugar dentro del arte”.

“Hay artistas que son increíbles y tienen unos trabajos maravillosos y muchísimos años de lucha en el hombro. Es un placer visitarlas y conocer el trabajo de mujeres artistas que estamos invisibilizadas en el país”, dijo a FM De la Calle.

Agregó: “Estoy contenta y agradecida aunque nunca hay un reconocimiento monetario. Que no se malinterprete, me parece válido e importante pero la crítica es también para modificar algunas cuestiones”, afirmó.

En la actualidad está trabajando “en una escultura que va a medir cinco metros, es para un edificio. Es la primera escultura de acero inoxidable que estoy haciendo, al principio fue con muchas frustraciones y desastres estéticos, pero no me di por vencida y seguí practicando. La van a ver pronto en un edifico que está en Rondeau y Tucumán”.

Integrantes del colectivo Abrazo a la Plaza del Sol se manifestaron frente al Concejo Deliberante en contra del proyecto que propone destruir la Plaza Lavalle/ del Sol/ de la Memoria para que un grupo empresario construya cocheras subterráneas y las explote por medio siglo.

Antes del inicio de la última sesión ordinaria, la secretaria del deliberativo, Soledad Pisani, les comunicó que la iniciativa no se trataría. El sábado se realizará una asamblea en la plaza para evaluar la presentación de un recurso de amparo que frene el proyecto de Fidetrust y Juntos por el Cambio.

“Estoy acá porque adoro los espacios públicos, estamos preocupados porque quieren destruir la plaza, dejando dos árboles. La van a rodear con sombrillas con bancos donde si uno quiere sentarse va a tener que pagar, se terminó el paseo, la coca o el helado con los amigos, el mate en la plaza, el espacio de disfrute”, dijo Cecilia a FM De la Calle.

Agregó que “es indignante ese atropello porque por otro lado hacen una consulta (sobre la peatonalización del Parque de Mayo), entonces Tucat, Marisco, el intendente, dicen que quieren consensuar y es mentira, quieren hacer más negociados para ellos y dejarnos sin nada a nosotros”.

Marta, vecina dl edificio Tabernet, afirmó: “No quiero que destruyan la plaza, la quiero tener para poder disfrutarla, es un lindo lugar. Una plaza es sagrada, es el aire de la ciudad, donde podemos salir, es nuestro patio por eso lo defendemos. Hay que defender los espacios públicos.”

“Vine para que dejen la plaza como está, la visitaba cuando era adolescente, cuando mi hija nació iba a esperar a mi mamá con la beba después del trabajo. Sabemos que una plaza es encuentro, los artistas se reúnen, la libertad de expresión. Aunque no vaya a tener ningún nieto que la disfrute quiero que la disfruten otros”, comentó Susana.

Al intendente “le diría que la plaza no le pertenece a ningún partido ni al poder de turno y que respeten lo que la gente quiere como expresión de libertad”.

Otra manifestante señaló que “acá hay muchos intereses que no son el cuidado de las plazas. Esta plaza fue descuidada a propósito. La plaza es usada por chicos jóvenes que hacen un montón de actividades, que son chicos sanos, que buscan un lugar para pasar el tiempo y divertirse con sus pares”.

Manuel y Sofía, son parte de las nuevas generaciones que usan el lugar como espacio de encuentro: “El tema ambiental no se negocia, no podemos poner por delante de las ambientales las cuestiones económicas, es un debate que no es ni del 2020, quedó viejo”.

“Le hacen mala fama a la plaza, si hay alguna problemática se podría hacer algo al respecto, no estigmatizar, hay pibes que van a rapear y hacer parkour. Estos espacios son necesarios”, dijo Sofía.

Por último, Manuel destacó que “si la plaza está en malas condiciones la solución sería activar la cultura tan abandonada en la ciudad. Tenemos un teatro cerrado , un montón de lugares super aprovechables que están tirados”.

“Siempre se piensa dónde poner parquímetro, nunca pongamos una feria, un anfiteatro, activemos protocolos en la semana en vez de restaurantes en una plaza donde muchas personas podrían hacer uso del espacio. Hay que activarlo no demolerlo”.

Un testigo declaró en el juicio a ex integrantes de la Triple A que el hotel de Brown al 600 podría haber sido un lugar de reunión de la patota comandada por el diputado nacional Rodolfo Ponce y el rector de la UNS, Remus Tetu.

Se trata de Luis Sellán, quien vivió hasta 1977 en la casa aledaña al Hotel Canciller. Afirmó que en los años previos al golpe de Estado se veían movimientos sospechosos de hombres armados. “Siempre me quedó la duda. Yo creo que fue una especie de centro de operaciones de las Tres A”.

En diálogo con FM De la Calle, Sellán recordó que el hotel de los hermanos Liberman solía tener pasajeros de la zona que visitaban ocasionalmente la ciudad. Así fue hasta 1974 o 1975.

“Un día no estuvieron más y fue ocupado por un grupo de hombres. La particularidad es que se instaló una guardia permanente frente al hotel, un auto durante las 24 horas con armas largas tipo itacas, fusiles, todo a la vista. Entraban y salían del hotel”, dijo.

El testigo contó que “eso duró bastante tiempo, al principio tuvimos un poco de miedo, yo fui seguido cuando salía en mi auto en dos oportunidades. Siempre me quedó la idea de que ese hotel fue alquilado o cedido a este grupo y funcionaba como un cuartel de operaciones”.

“Después de las diez u once de la noche se empezaban a escuchar golpes fuertes, como si alguien se golpeara contra la pared, nunca recuerdo haber escuchado gritos. Los golpes eran casi todos los días, era no solo misterioso sino preocupante”.

Comentó que “algunos días el auto que estaba de guardia se juntaba con otros que venían a esa hora, había un grupo de cinco o seis personas que salían con bolsos, se subían a los autos y se iban. Era probable que a la mañana siguiente nos enteráramos de alguna persona encontrada en el boliche Landa o en La Vitícola”.

Destacó que los vehículos “eran siempre los mismos”: un Fiat 1600 azul, un Dodge Polara verde y de vez en cuando un Falcon. También solía verse un patrullero de la Policía Bonaerense que aún tiene una de sus sedes a la vuelta, sobre calle Pueyrredón.

Sellán ofreció su testimonio a la Fiscalía luego de escuchar la declaración de Benjamín Stochetti. “Yo pertenecía al coro universitario pero tenía dos hermanos que cantaban en el del Juan XXIII con el cura Dorñak. Había una relación de amistad, él y los otros curas que vivían en la casa del Juan habían sido compañeros de Seminario de dos de mis hermanos. Además, muchos de los integrantes del coro también eran del coro universitario. Me enteraba por los amigos las cosas que iban pasando por las facultades”.

Por último, el hombre recordó que alrededor de las cuatro de la madrugada del 21 de marzo de 1975, tras el asesinato de Dorñak, fue con uno de sus hermanos hasta la sede salesiana. “Estaba cortada la calle por la policía, no pude más que acercarme hasta ahí como otra gente y nada más”.

Héctor Forcelli, Raúl Aceituno, Juan Carlos Curzio y Osvaldo Pallero son los imputados en el juicio que continuará los días 3 y 4 de diciembre desde las 9 de la mañana con transmisión por Youtube en Audiovisuales UNS.

Excellent https://cheltenhamfestivaluk.com/sir-des-champs/ Gaming Strategies

Never miss an inplay idea once more by using the FreeSuperTips app. While rugby and tennis are the preferred tasks at bettingexpert, basketball arrives inside a unique up close 3 rd truly. Leer más

(Por Astor Vitali) Irene Ruth es tecladista y cantautora. A principios de noviembre editó Fuga de Capitales, un disco con obras propias.

La producción amanece con una canción vespertina, sonidos que atrapan a quien se dispone a escuchar una nueva obra: hay una autora que tiene algo para decir y está dispuesta trabajar con los sonidos para hacerlo.

Luego, mira a través de unos lentes filosóficamente críticos, en Cóncavo. Toda apreciación depende del lente con que se lo mire, dicen. Pero no siempre quien mira es la misma persona. Más bien, cambia el lente y también cambia la mirada. Avanzamos escuchando sonidos y preguntas. Sonidos y preguntas. Diagonales que a veces se tocan y, casi siempre, apenas se reconocen como accidente, sombras de futuros olvidos.

Luego viene La demora. Y no es que hayamos esperado tanto. Es bueno que la demora no tarde en manifestarse. La sombra como demora, los ecos que se adelantan como rumor de lo que se sabrá perdido. Y a esta altura, uno dice, que bueno que las letras de la autora sean más que una palabras que digan cosas y que, más bien, le hablen a las cosas que se desfondan, a las que ocupan el tiempo libre; más bien, el tiempo en que logramos sentirnos libres. Un camino que se elige. Los vientos que suenan aquí confunden la materia ¿es el río o son los vientos?

Ahora todo, todo que entra en un punto como en El Aleph. Un punto que guardamos en un lugar olvidado, a la vista. Un abismo que nos pone en peligro. Por eso vamos por otros callejones más livianos, menos oscuros que el silencio, ese espejo del espíritu, abombado de pantallas y publicidades. ¿El tiempo se va o se esconde? ¿Cuándo atinaré? ¿En qué baldosa estaré pisándome los fracasos por venir? La sorpresa y lo inmenso son cosas demasiado grandes para que nos entren en el cuerpo, como el otoño que se le fue metiendo en el cuerpo de la Tonada del viejo amor.

Desatar luego 15 nudos. Es tan difícil como escuchar el crujir de las cuerdas que nos atan las alas y las comisuras de la sonrisa franca.

El agua es cosa seria. Se requiere cierta rigurosidad artística para referirse a ella. Mojar el tiempo y el espacio con una canción no se parece a la lágrima, ni un escupitajo; ni siquiera a beso engominado. Por eso el arreglo musical se va moviendo, como el agua: vibra, según el cosmos.

Pero claro, Que rieras es inevitable. Porque hay algo jocoso en este drama que nos atraviesa y que nos excede. Sólo por reír, reír. Cuando dos miradas se reconocen tiernamente diminutas, se llama risa.

En última instancia, como todes, Lo dejo en tus manos, porque la voluntad es un mito. Y esta música sirve para reconocerlo, para reconocernos, para llorarnos y para festejarnos.

Nuevamente, lo dejo en tus manos, porque escuchar puede ser una forma sustancial del tacto en otra dimensión.

Ficha técnica

Composiciones originales de Irene Ruth.

El sexteto, surgido en 2018, está integrado por Irene Ruth en teclado y voz, Cecilia Dottore en saxo alto, Gabriel Sainz en trompeta, Manuel Calvo en trombón, Axel Filip en batería y Carlos Quebrada en bajo.

Irene Ruth en teclas, piano, voz, coros

Cecilia Dottore en saxo alto

Manuel Calvo en trombón

Gabriel Sainz en trompeta y bandoneón

Carlos Quebrada en bajo

Axel Filip en batería

Músicxs invitadxs

Victoria Lo Giudice: voz en “Ahora todo”

Juan Sarda Lerotich: guitarras en ” Canción vespertina”

Composición música y letra de todos los temas a cargo de  Irene Ruth, excepto la letra de “El Agua”, de Leopoldo Castilla.

Preproducción Irene Ruth y Carlos Quebrada

Post producción:

“La Demora”, “15 Nudos”, “Cóncavos” y “Devenir de los días”: Irene Ruth y Darío Jalfin.

“El agua”, “Ahora todo”, “Canción vespertina” y “Que rieras”:  Irene Ruth y Andrés Marino.

Mezcla: Mariano Miguez

Mastering: Pablo Lopez Ruiz 

Grabado en Ideo Music por Pablo Lopez Ruiz y Mariano Miguez

Homestudios por Darío Jalfin y Andrés Marino

Arte visual y diseño gráfico: Josefina Chevalier 

El concejal de Juntos por el Cambio, Federico Tucat, dijo a FM De la Calle que la Plaza Lavalle/ del Sol/ de la Memoria “no está bien” y que recibe “constantemente pedidos de mejoras, más forestación o planteos que es un lugar donde el espacio de losa es más grande que el espacio verde”.

Ayer, integrantes del oficialismo y la oposición recibieron en el Concejo Deliberante al colectivo Abrazo a la Plaza, el cual se opone a la destrucción de dicho espacio público para ubicar allí cocheras subterráneas y una nueva plaza que perderá casi todo el arbolado.

“Si lo que no se quiere generar es una isla de calor, hoy la Plaza Lavalle es una isla de calor. Quizás en la futura plaza se pueda justamente hacer lo contrario, que tenga más césped, más tierra y no tanto espacio de vereda como tiene hoy”, argumentó.

En relación al arbolado mencionó que “el privado adjunta un informe hecho por un ingeniero forestal que plantea la conservación de especies de valor patrimonial y cultural y de las palmeras. Los árboles restantes que son siete, plantea trasplantarlos dentro del mismo ámbito de la plaza, moverlos en las áreas que se van a peatonalizar en las calles de los costados, generar una recomposición de árboles, una forestación con arbustos y plantas de menor porte”.

Tucat reconoció que el estudio de las napas presentado por Fidetrust “es de 1980 y a nadie escapa que es razonable que haya un estudio más actualizado, la napa tiene una altura variable, en 1980 estaba a tres metros y ahora no se sabe”.

En relación al tránsito aclaró que “fue importante un estudio de impacto del tránsito porque generar un lugar de cocheras podría generar un impacto negativo, el informe dice que se puede generar una buena fluidez”.

“La presentación del informe técnico que sustenta que con el trabajo de ingenieros, generando una correcta intervención, no tendrían riesgo los edificio aledaños de fisuras ni rupturas. Los ingenieros nos expresaban que en términos generales es bastante simple cimentar”, comentó el concejal.

Tucat aseguró que quedó sin resolver “la cuestión de qué iba a pasar con el cementerio. Yo preguntaba si se dice que no se puede intervenir porque abajo hay un cementerio porqué se pudo intervenir antes”.

Respecto al proyecto general dijo que “el plano de la plaza, si bien en el expediente hay diseños, son tentativos. El siguiente paso, de aprobarse, es una obra civil con una propuesta concreta. Existe la posibilidad de intervención, de trabajar de manera colaborativa y participativa, que tenga más capacidad arbórea, más espacios verdes, que contemple un anfiteatro. No hay una propuesta cerrada del dibujo de esa plaza”.

“Independientemente del ánimo de lucro de un privado sobre la plaza y las cocheras subterráneas, no creo que no podamos aprovechar la oportunidad para mejorar la plaza”.

“El área de espacios Públicos hace tiempo que viene trabajando en la reforma de la Plaza Lavalle. Aquí hay una concurrencia de cosas, de ninguna manera el privado puede venir a imponer yo quiero esta plaza, en todo caso será una propuesta. Si me tengo que adelantar a una autocrítica debería haber generado un proyecto participativo. Acepto que puede tomarse como que surge a partir de un privado pero no creo que sea así”, afirmó.

En referencia al “polo gastronómico” que se proyecta instalar en el Mercado Municipal, mencionó que “no son marcianos los que aprovechan el espacio, son vecinos y vecinos. No tengo una encuesta socioeconómica. El movimiento que tiene el pasaje Anchorena no es el mismo movimiento que tenía antes, se puede ver diversidad de personas, me parece que ha sido positivo”.

“Esos lugares dan trabajo, apuntan al desarrollo de la ciudad, no concuerdo que sea solo el beneficio de un sector, es verdad que se le da prominencia a los privados pero son los que proponen”, concluyó.

Se cumplen tres años del asesinato de Rafael Nahuel en el contexto de la defensa de un territorio ancestral mapuche en Villa Mascardi, cerca de Bariloche. El prefecto Javier Pintos fue señalado por la querella como autor del disparo que asesinó al joven por la espalda.

“El Poder Judicial se ha mostrado incapaz de investigar un caso donde está involucrado el poder, porque a Rafa lo mató el poder. La división de poderes indica que lo haga otro y ese otro no lo hizo, entonces, no sabemos qué pasó, un poder mató y el otro poder no hizo lo que tenía que hacer y eso lo padecen Graciela y Alejandro en un barrio humilde de Bariloche. El fracaso de ese sueño de un poder controlado y de un estado de derecho se ve en el rostro de una señora humilde en un barrio de Bariloche”, comentó a FM De la Calle el abogado de la familia, Sebastián Feudal.

El letrado afirmó que están convencidos “de que fue Pintos, lo dice la primera pericia. Desconfío de la segunda pericia de Gendarmería, que el juez ordenó con torpeza o mala intención. Les dio dos armas y Gendarmería dijo que no fue ninguna de las dos y de ahí no podemos salir al día de hoy. Después de eso no avanzamos porque por la pandemia se suspendió una tercera pericia. La orden es que se haga una pericia balística a los dos o tres días de la muerte de Rafita, estamos en ese mismo lugar”.

Feudal mencionó que después de la primera pericia el juez penal Leónidas Moldes, “hizo algo bastante difícil de comprender que es (caratularlo como) exceso en legítima defensa, eso fue recurrido por nosotros. En la Cámara de Fiske Menuko, Mariano Lozano, Richar Gallego y Ricardo Barreiro hicieron un fallo ejemplar: procesaron a Pintos por homicidio agravado de armas por ser funcionario público”.

“Hay una patrulla que dice vamos a hacer lo que queremos, agarraron las armas y se fueron a la montaña a dispararle a una comunidad indígena. Ninguno (de los mapuche) tenía armas de fuego, tiraron piedras y corrieron. ¿Quién persiguió a quién? ¿Quién le dio el diálogo a Michetti para decir que había movimientos tácticos y lanzas? No hay duda que los Albatros persiguieron a la comunidad, a menor altura hay prueba de balas de goma y ascendiendo a la montaña todavía se encuentran vainas de plomo. Los prefectos persiguieron ascendiendo a la montaña a la comunidad. La comunidad no respondió a la voz de alto y corrieron. Frente a la huida de los mapuche la patrulla los persiguió”.

Por otro lado, Feudal hizo referencia al reclamo territorial de la comunidad: “La gente tiene miedo a la propiedad comunitaria. ¿Cómo puede ser que en este sistema capitalista me hablen de algo no binario? Soy o no soy dueño. Acá apareció una figura ancestral que es una propiedad comunitaria y esto tiene estas reacciones increíbles. Es un derecho constitucional reconocido a partir del 94, que el Estado argentino históricamente ha incumplido. Los pueblos originarios tienen razón y les tienen que dar la tierra que les pertenece ancestralmente”.

En relación a la respuesta estatal tras el cambio de los gobiernos nacional y provincial, el abogado comentó que “hay un trato distinto, es decir, ahora no los matan. En el fondo hay incumplimientos de los gobiernos, la actitud es diferente porque en el gobierno que precedió a este los atacaron a los tiros, yo veo que ahora eso no pasa”.

Por último, subrayó que “a Rafa no lo matan en un intento de desalojo, no estaban intentando desalojar, habían cumplido con el desalojo y la comunidad se asentó a 1000 metros y nadie tenía que ir ahí”.

Imagen: Notas Periodismo Popular

El bloque de concejales y concejalas del Frente de Todos manifestó que “el Municipio no puede manejarse unilateralmente y realizar anuncios sin fundamentos” y destacó que “es primordial escuchar a las y los especialistas que claramente han dicho NO al dragado del arroyo Napostá”.

Al respecto, Gisela Ghigliani dijo a FM De la Calle que “nunca nos quedó claro cuál era el problema que fundamentaba esta solución, no vimos ningún expediente donde estuviera la fundamentación, el análisis técnico ni la opinión plasmada de profesionales. Sí tuvimos contacto con institutos de las universidades, vecinos y vecinas que en un análisis profundo se planteaba que la mejor intervención era no dragar. En todo caso comenzar con alguna limpieza manual, entre otras posibilidades”.

“Cualquier lugar que vayamos a intervenir va a impactar en otro ámbitos, hay que hacer un análisis integral preservando la biodiversidad, el ecosistema, lo paisajístico y las consecuencias hidráulicas”, añadió.

La concejala sostuvo que “en el entubado hay que analizar su cuestión estructural, el residuo, plásticos y vidrios que deben estar dentro, por ende, hay que hacer una limpieza en ese sector. Los dragados no solamente aumentan el curso de agua sino que afectan a los juncos y plantas que se arraigan en esos suelos y que le dan firmeza para paredes laterales. Ese entramado de juncos funciona como retención de productos que a veces la gente tira y pueden ir para la zona del entubado. Hay que pensar varias cosas, en un trabajo de cuidado, y una evaluación del canal derivador del Maldonado”.

Agregó que el accionar municipal en el tema “es una muestra más de que se tiran las cosas y si pasa, pasa. Incluso se había cargado un suministro en el que se iban a abonar 40 horas para una máquina de retroexcavadora, que dice para limpieza de laterales juncos y material del Napostá”.

El Municipio necesita la autorización de Hidráulica para avanzar con el dragado. “Nos comunicamos con provincia para plantear la opinión y el material que se produjo en lo local, de las universidades, no hemos tenido novedades”, comentó Ghigliani.

El subsecretario de Gestión Ambiental, Matías Insausti, declaró que el próximo 18 de diciembre se realizará una reunión en el Concejo Deliberante. “Como presidenta del bloque de oposición no tengo información de ese tipo, tampoco en el marco de qué, si en una reunión de la Comisión Asesora Ambiental que el bloque viene pidiendo que se conforme, en el año no se hizo ninguna reunión. Pienso que ya me van a informar y por supuesto que vamos a ir”.

“Trabajo con mujeres indígenas de Bahía Blanca, quise empezar a abordar las cuestiones vinculadas a los reclamos territoriales y relacionarlo con cómo ellas conforman su identidad, tiene que ver con la espacialidad y la ocupación en términos de la tierra que pisan”, dijo a FM De la Calle Ana Clara Denis, estudiante avanzada del Profesorado y la Licenciatura en Historia de la Universidad Nacional del Sur.

Se desempeña en el Área de Arqueología, Historia de lxs indígenas y Antropología del Departamento de Humanidades de la UNS y es autora de un capítulo de «Territorio, movimientos sociales y conflictividades».

La compilación de Pablo Becher y María Belén Nieto fue editada por Ediciones De la Calle y CEISO y se presentará mañana a las 19 por el canal de YouTube FMDELACALLETV.

Su investigación se titula “Territorio, identidad indígena e identidad de género: categorías para el abordaje de testimonios de mujeres originarias recabados en instancias de investigación etnográfica (2017-2019)”.

“La dicotomía campo-ciudad es algo que apareció no solamente en estas entrevistas sino que hay autores que trabajan hace muchos años que señalan que de alguna forma, si bien en la ciudad es difícil de vivir bien en tanto indígena, siempre aparece esta búsqueda de poder generar el buen vivir como derecho. Es una propuesta no solamente para las personas indígenas sino para todos los argentinos y argentinas”, señaló.

Denis introduce el concepto de territorialidades de dominación y resistencia, “se refiere a las formas en que uno o una se identifica y cómo eso está atravesado por relaciones de clase, de género, de etnia y raza. En cuanto al Estado, siempre aparece una lectura muy desencantada. Algo de lo que hablábamos es cómo la policía responde a intereses de la gente que en su momento expropió la tierra y se la dividió en transferencias semi gratuitas. Después de la ‘Conquista del Desierto’ no solamente se logró incorporar esos terrenos al circuito productivo para la exportación sino homogeneizar los intereses de élites regionales”.

La investigación está sustentada en testimonios registrados en 2017 “porque es un año políticamente significativo, con la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, con el asesinato Rafael Nahuel. Los colectivos indígenas estaban muy movilizados”.

Denis señaló que otra fuente fueron los talleres realizados en el Encuentro Nacional de Mujeres del mismo año: “Son espacios en donde se construyen conocimientos desde trayectorias super diversas, el tema de la plurinacionalidad cobró mucha fuerza. Es algo que atenta contra el positivismo de fines del siglo XIX de pensar en un estado, en una nación”.

“En esas cosas que podemos desandar, estos espacios de discusión son lugares de privilegios, son muy buenos lugares para escuchar y pensar desde otro lugar los testimonios con los que se trabaja”, concluyó.

La dictadura de Agustín Lanusse puso la piedra fundacional, la de Jorge Rafael Videla declaró de interés nacional la finalización de la obra y la de Roberto Viola la inauguró.

La Petroquímica de Bahía Blanca era “un horizonte de los sectores más concentrados del capital” que tenían en La Nueva Provincia al vocero de “un mañana industrial”, dijo a FM De la Calle la historiadora Belén Zapata.

Luego de su declaración en el juicio a cuatro ex miembros de la Triple A, se refirió al fuerte disciplinamiento que padecieron los obreros y a una figura central de las persecuciones, amenazas y homicidios cometidos en nuestra ciudad: Rodolfo “Fito” Ponce.

El Caudillo N°73

¿Qué nos podés contar de la trayectoria de Rodolfo Ponce, de quien sabemos fue diputado nacional, secretario general de la CGT y jefe de la Triple A local?

Es importante precisar su trayectoria política, enmarcarlo en una línea dentro del peronismo en la época -más ortodoxo, más de derecha-, en su rol como legislador, él va a ocupar una banca además de su cargo dentro de la CGT en Bahía a partir del año ’73.

Marco esta doble espacialidad de su tarea política: está en Buenos Aires pero también en Bahía, va y viene constantemente, tiene esa doble agenda que tenía que ver con el proceso de “depuración ideológica dentro del peronismo” que comenzó a fines de 1973. Esto parte del propio Perón y del movimiento cundo se empiezan a exacerbar esas líneas internas, con más evidencia a partir del asesinato de Rucci.

Rucci fue un sindicalista y un político importante en la trayectoria de Ponce porque le permitió esa proyección por fuera de Bahía. Cuando lo asesinan a Rucci, Ponce hace una exposición vehemente sobre lo que representaba para él ese hecho. Cuando dentro del movimiento se empieza a desplazar a los sectores de la izquierda del peronismo Ponce es el gran promotor de esa depuración desde una agenda política específica a nivel nacional que él baja a Bahía Blanca.

(En el juicio) conté lo que fue la importancia del proyecto de conformación de una universidad sindical que luego deviene en lo que dice Ponce que le dice Perón que hay que hacer, que es recuperar para el movimiento obrero las UTN.

-Varios de los testimonios del juicio reflejan la toma de la UTN bahiense en agosto de 1974, ¿de qué se trataba ese proyecto que descarta Perón?

Ponce presenta el proyecto -que elaboró con Rucci- para la conformación de una universidad sindical sobre junio o julio del 73.  Ponce dice en una nota que cuando fueron con Rucci a ver a Perón para pedirle la venia, Perón les habría dicho para qué quieren otra universidad sindical si ya tenemos la universidad tecnológica, hay que recuperarlas. La denominación es lo que fue históricamente el producto de las universidades obreras de los años 50.

La perspectiva de Ponce era la idea de una universidad sindical que conforme cuadros políticos y que las UTN queden para la formación técnica. Ante el planteo de Perón sucede todo lo otro, hay un viraje, se desestima pero, a partir de ese momento, se puede ver que Ponce y la propia CGT hablan de recuperar las universidades tecnológicas de aquellos sectores vinculados al marxismo, a la izquierda.

En ese proyecto de la universidad sindical de Ponce, la idea era la conformación de un cuerpo colegiado de sindicatos que la gobierne bajo la presidencia del referente nacional de la CGT y que la sede esté en Bahía Blanca.

El tema constantemente es volver a fortalecer el papel y el rol de la CGT a nivel nacional y local. La CGT era él, eran las 62 Organizaciones, era el peronismo ortodoxo. Esto iba a empezar a desplazar no solo a sectores de la política estudiantil sino, en términos más amplios, a aquellos que habían crecido desde la primavera camporista.

 -Otro de los temas que trabajó desde la Cámara de Diputados fue la Ley de Asociaciones Profesionales la cual habilitó, por ejemplo, la intervención a la UOCRA. Varias de las víctimas del juicio son obreros de la construcción, ¿por qué? ¿Cuál era el contexto del sector?

Con la “depuración” hay que pensar la Ley de Asociaciones Profesionales y su modificación. Ponce fue un gran artífice. En el Diario de Sesiones uno lee la voz de Ponce, quien presidía la Comisión de Trabajo y se pone al hombro esta modificación que significó una discusión muy fuerte entre los sectores del peronismo.

En términos nacionales, la Juventud Trabajadora Peronista estuvo muy en contra y fue sumamente crítica con este proyecto que provenía de los sectores ortodoxos. Básicamente porque la modificación robustecía el poder de las centrales, de las cúpulas gremiales. De hecho, el cargo de Ponce se extiende de dos a cuatro años. La ley le da el marco normativo a la intervención, dice que las centrales pueden intervenir asociaciones profesionales de un grado menor.

Es muy claro, como lo menciona el propio representante de la UOCRA a nivel nacional, Rogelio Papagno. La intervención de la UOCRA de Bahía es una de las primeras que se hace en el marco de la ley. Tuvo que ver con un disciplinamiento temprano en estos sectores.

Se está ante la presencia de uno de los gremios más movilizados, no solo en términos políticos -es un gremio ligado a la organización de un frente de masas dentro de la Tendencia Revolucionaria-, sino también hay que pensar en la cantidad de obreros de la construcción ocupados. La ciudad estaba creciendo en términos de vivienda civil, se estaban construyendo los grandes barrios de monobloc y fue el momento de la construcción industrial más emblemática, se estaba construyendo la petroquímica.

Era un horizonte de los sectores más concentrados del capital en la ciudad y de los sectores militares de los gobiernos de facto. Era un proyecto que venía de finales de los 60, pone la piedra fundacional Lanusse, Videla señala lo importante que la obra se termine y se inaugura con Viola. 

Tenemos en el medio a La Nueva Provincia editando estos procesos en la línea de lo que entiende es el desarrollo productivo para generar “un mañana industrial”. Lo que aparecía en las notas era este temor orientado hacia el hecho de que esos trabajadores que tienen en sus manos la construcción de esa obra emblemática puedan llegar a ser influidos y organizados por sectores del sindicalismo más combativos o de las organizaciones políticas de la época. El temor que “la subversión” contamine a estos que tienen que terminar de construir la petroquímica.

 -Y eso lo logran, ¿no?

Exactamente, en los testimonios para mi tesis hay algo que estaba muy presente: esto se construyó casi a punta de bayoneta, con un  nivel de disciplinamiento muy importante. Pensemos que era lo considerado “subversivo”. Era que venga un pibe de 18 años como el Negrito García y panfletee la obra, que es llevar la palabra política a un territorio de trabajo, llevar la potencialidad de la organización, de luchar por reivindicaciones concretas que a los sectores patronales no les es muy conveniente.

-La Nueva Provincia hacía su propio juego en el señalamiento de los sectores indeseados, pero también expresaba intereses de otros. ¿Se puede identificar a los actores locales?

He seguido la agenda de los años 60 y 70 de la Corporación del Comercio y la Industria, un poco en esta línea, convergen bastante los sectores empresarios de la ciudad que tenía que ver con ese desarrollo industrial que había que consolidar.

Luego cada sector tenía su línea particular pero en este punto, en la construcción de la petroquímica y en pensar cuáles van a ser los capitales que van a jugar en la conformación del directorio de la empresa, hay una discusión emblemática que se construye desde dentro del Concejo Deliberante que tenían que ver con si iba a ser pública o de capitales mixtos. La Nueva Provincia con varios editoriales durante el ’73, ’74, el discurso era centralmente privatista, por estas nociones de que el capital público es bobo, ocioso, poco eficiente. Ahí se dieron discusiones con el sector del peronismo de izquierda en la figura de dos concejales que discutieron esto, que fueron Gerardo Carcedo y Marta Bustos, esa discusión es muy encendida, se estaba debatiendo, estaban pujando esos intereses. Finalmente la pulseada, si una la mira con perspectiva, vemos quien la gana.

-Los nombres que mencionas son de concejales que fueron víctimas de años de persecución y cautiverio en el caso de Bustos y de desaparición forzada en dictadura en el de Carcedo.

Eso es tremendo, cuando uno lee las fuentes, tiene la posibilidad de ver y leer las actas del Concejo y ve la voz de Carcedo en el año ’73 o ’74. Hay un momento que dice si a mí me pasara algo… había conciencia de que esa palabra política disidente o combativa dentro del Concejo Deliberante podía ser peligrosa para sus propias vidas.

-Por último, en tu declaración mencionaste la idea del proceso de conformación de la Triple A, no como algo determinado o estático.

Cuando pensamos en la paraestatalidad es muy distinto de lo que podemos imaginar cuando se intenta reconstruir, por ejemplo, las acciones del Ejército donde tenemos una línea de mando definida, eso nos da una estructura y organicidad que tenemos que ver cuándo empieza a aparecer en este grupo que tiene una dinámica, no se da espontáneamente. Hay que rastrear qué sucede en el año 74. Hitos concretos como la toma, lo que se ve con posterioridad al asesinato del Negrito.

Y es fundamental lo que empieza a suceder a principios del 75, concretamente con la llegada de Remus Tetu a la UNS, cómo se contrata  esta gente y eso le da organicidad. Les da armas, les da la posibilidad de manejarse por la ciudad con tranquilidad y teniendo zonas liberadas, les da sueldos. La UNS le pagaba sueldos por ser personal de vigilancia y seguridad, en clave de “la lucha antisubversiva”. Hay que ver el efecto de estos contratos en la escalada de violencia, de marzo a fines del ’75 es escalofriante el número de víctimas que encontramos día a día con estos casos de personas que aparecen tiradas en las afueras de la ciudad.

Esto es una reconstrucción histórica. Son interpretaciones que una hace a la luz de las fuentes y lo cierto es que reconstruir estas cuestiones para pensar el accionar de un grupo delictivo siempre imbricado entre la pata legal y la ilegal, “legal” por los recursos estatales, todo esto deja pocos rastros en términos documentales. Uno tiene que empezar a sacar agua de las piedras, por eso marcaba la importancia de que contemos con las resoluciones de la UNS en donde se muestra esta cosa orgánica.

Foto Belén Zapata: Jorge Cedrón.

“Nos toca opinar pero no estamos de acuerdo en hacerlo de la manera que lo hacen. En este contexto, como está la situación y sin haber terminado la reunión con vecinos, no estaríamos de acuerdo”, dijo esta mañana a FM De la Calle la presidenta del bloque del Frente de Todos, Gisela Ghigliani, respecto de la intención de construir cocheras subterráneas en la Plaza Lavalle/ del Sol/ de la Memoria.

El bloque es minoría en el Concejo Deliberante aunque tiene mayoría en la comisión de Obras Públicas: “Si no firmamos no se trata y si se pide sobre tablas si nosotros no acompañamos no se habilita el tratamiento”, afirmó.

Vecinos y vecinas del sector se reunieron con ediles de la oposición y del oficialismo para manifestarse en contra de la iniciativa que impulsa Juntos por el Cambio y Fidetrust. Consultada respecto al tratamiento del proyecto en la última sesión ordinaria que tendrá lugar este jueves, Ghigliani dijo que “todavía no sabemos qué va a pasar”.

“Este proyecto se había dejado de lado, ahora se reflota, lo que no compartimos que se diga que es una decisión que toma el HCD, es una opinión de un privado y como tal debemos decidir si es de interés público o no. El Municipio debería decir cuál es su proyecto de ciudad, cuáles son las obras centrales y qué beneficios traería y considerar de manera integral el proyecto, no un cachito Anchorena, un cachito el mercado, un cachito de Beltrán”, argumentó.

La ordenanza que habilita este tipo de iniciativas privadas, “es del año noventa y pico, nos da para pensar lo público y privado en términos más menemistas que no compartimos y es una ordenanza que nunca se utilizó en esos términos”.

“Se dijo que se descartaban las cocheras y que si se avanzaba en calles aledañas se iban a contemplar no alterar especies eso está dentro de los parámetros de lo que el Ejecutivo puede hacer. Ahora reflotar esto nos llama la atención”.

“Los estudios técnicos son importantes, primero por las napas que no es un tema menor. Además, hay un espacio que se va ceder por muchísimo tiempo para un negocio privado, hay que poner en la balanza que es un espacio público y qué beneficios va a tener la ciudad. Son muchas las cosas que estamos discutiendo, no es tan lineal la postura cochera si o cochera no”.

Para que se trate el expediente Ghigliani manifestó que “debería tener las tres firmas en las comisiones, en Obra Pública las tenemos nosotros y si no firmamos no se trata, y si se pide sobre tablas si nosotros no acompañamos no se habilita el tratamiento. Sesiones ordinarias no hay más, quedan extraordinarias. Si pasa por Obra Pública y nosotros no acompañamos, no tiene la firma”.