El Consejo Local de Niñez y Adolescencia presentó las conclusiones de un relevamiento acerca de la percepción de niñas, niños y adolescentes respecto del proceso de aislamiento implementado en 2020.

“Manifiestan en general sentirse aburridos, estresados, cansados y tristes. El factor que genera tal cansancio es la tarea escolar administrada de forma remota y de manera asincrónica. El reclamo de los adolescentes es por una asistencia sincrónica y la añoranza está fundamentalmente puesta en los encuentros con los amigos”, advierte el documento elaborado por investigadores de la UNS.

La encuesta, respondida por 758 jóvenes de entre 11 y 18 años, concluye que “la escolaridad, la sociabilidad y el ocio se desarrollan a través de las plataformas digitales provocando gran cantidad de horas frente a las pantallas y en plataformas diversas, muchas de ellas sin supervisión adulta y sin control por parte de las empresas que brindan tales servicios”.

Además, “los adolescentes transitan estas sociabilidades en ausencia de la supervisión adulta. Las condiciones del aislamiento llevaron a la restricción de desarrollo de actividades físicas y a la generación de situaciones de hiperconectividad. (…) Destacamos la preocupación a este respecto y el impacto que tal situación provoca en la salud física y mental de los jóvenes”.

Belén Noceti (IIESS UNS-CONICET) explicó a FM De la Calle que la encuesta “contenía algunas preguntas abiertas y otras cerradas, después cruzamos la información de las respuestas y con eso podemos remitir las repuestas al tipo de emoción que refieren”.

Aulas virtuales

Uno de los ejes del trabajo fue caracterizar la relación de chicos y chicas con la escuela. “Encontramos que hay un 71% que dice que están en mucha relación con la escuela, no encontramos grandes diferencias entre el uso del celular y la computadora. Siempre se dio en esos medios, no encontramos referencia a los cuadernillos o tablets”.

Sin embargo, “en los espacios donde históricamente se marcan indicadores socioeconómicos de pobreza, los chicos manifestaban relación con la escuelas través de celulares y esto tiene que ver con la disposición más dificultosa de datos”.

El informe da cuenta de respuestas que indican “una suerte de resignación” con frases tales como “es lo que había”, “no me gustó para nada”, o “todos pusimos lo mejor”. “A la pregunta ¿qué cambiarías? las respuestas son en general bajo la demanda de contacto sincrónico y no tareas sueltas, más tutoría por parte de los docentes, el reclamo es el de haberse sentido solos ante una excesiva demanda de trabajo escolar y plantean sentirse perdidos”.

“El sistema educativo ha comenzado a aggiornarse en cuanto a la sincronicidad y la demanda. Los profes de hoy no tienen las mismas herramientas que tenían a esta altura del año pasado, el tema es cómo se acompaña ese proceso desde los espacios de ejecución de la política publica”.

Vínculos sociales

Noceti destacó que, en relación al vínculo con los pares, “en la franja de 17 a 18 buscaban encontrarse físicamente, el paseo en bici era la reina, y en los chicos más pequeños las redes donde se encontraban y sobre todo la nocturnidad. De 11 a 13 años, nos llamó la atención, se vinculan a través de Twitter”.

“Se destaca la hiperconectividad, si están de noche suponemos que pueden haber cambios en los hábitos de sueño y alimenticios que marcamos para observar”, dijo.

El vínculo en algunos casos también fue mediante los juegos online. “Aquellos que más aparecen son los liberados por las compañías, hay que prestar atención a qué liberan las compañías y qué hacer para que los chicos vayan mudando de plataforma, destacamos la importancia del Among Us o Fortnite. Después quedará para los especialistas en educación o psicopedagogía ver por qué estos juegos, qué significados tienen”.

“El sabor del mate con amigos”

La investigadora señaló que se observa cierta “añoranza por aquellas actividades que se hacían prepandemia. Tiene que ver con la actividad física, deportes, con la rutina, más allá de la salida con el amigo. En el espacio de los chicos más grandes la escuela es el elemento más reclamado y tiene que ver con el tiempo del egreso, con el fin del ciclo. En los más chiquitos la rutina no es tan importante sino el encuentro con los amigos”.

En este sentido, manifestaron que extrañan “referencias al contacto
físico ‘abrazos’, ‘ver los gestos de la gente’, ‘que las personas parezcan reales’, ‘besos’, ‘olores de los cuerpos’, ‘risas’, ‘sabor del mate con amigos'”.

Emotividad y colores

Una de las herramientas utilizadas en la encuesta fue la vinculación de colores con emociones. “El color gris es el que eligieron los chicos, es monótono, aburrido, todos los días igual”.

También se les pidió que seleccionen “películas, series, libros y-o canciones que describen este período”. Noceti dijo que “las canciones que refirieron son algunas que marcan presión y sensación de salir y no poder. Las películas vinculadas a pandemias, catástrofes, zombies y en otros grupos Rapunzel con esta nena que está encerrada y la saga de Harry Potter donde se hace referencia a extrañar el colegio y los amigos”.

Les pibes en frases

Al consultarles con qué palabras definirías este tiempo y en el apartado observaciones al preguntar con qué color pintarías este tiempo, algunes niñes y adolescentes respondieron:

“Los días son iguales, la tarea se acumula y vienen como olas del mar no paran”. (Noroeste, 14 años)

“El internet ya no es un refugio sino una prisión, no hay nada que pueda hacer fuera de él, no tener libertad de juntarte con compas”. (Noroeste, 17 años)

“Paz: porque en mi grado los alumnos, mis compañeros, no tienen una buena relación entre ellos, así que los enfrentamientos fuera de la escuela (vía WhatsApp), así que ahora con esta medida, los enfrentamientos se han reducido hasta casi desaparecer, lo cual agradezco mucho”. (Sesquicentenario, 15 años)

“Es un tiempo extraordinario ya que pasa una vez cada muchos años, interesante he logrado aprender muchas cosas que sin este tiempo no habría aprendido y trágico por todo lo que ha causado”. (Harding Green, 15 años)

“Mis tres palabras para definir la pandemia son: tiempo, reflexión y perdida. Tiempo porque muchas veces dejamos lo que podemos hacer hoy para mañana y nunca sabemos lo que puede pasar, reflexión porque con esta pandemia realmente tuvimos tiempo para pensar en quienes somos y qué queremos ser, darnos cuenta quien está con nosotros y quien solo finge estarlo, y pérdida puesto que el hecho de estar encerrada en mi casa me hizo perder de muchos lindos momentos que jamás voy a poder vivir o recuperar (voy a sexto año)”. (Norte, 17 años)

“Encierro, tortura y angustia. Porque el encierro da la “tortura” de no poder ver a amigos y seres queridos y provoca una vida más ociosa lo que a veces puede causar angustia”. (Centro, 12 años)

“División, porque en vez de estar unidos, la situación lleva a que la gente se divida”. (Centro, 17 años)

“El aburrimiento: porque no puedo salir. Mejoré educativamente, saqué previas. Economía: se fue para atrás en mi casa”. (Villa rosas 14 años)

“Enojo: odio pensar en todas las cosas que dije que iba hacer y no haber hecho ni la mitad, siento que es una mentira que me sigo haciendo a mí misma”. (Villa Rosas, 16 años)

“Harto, cansado, saturado, todas debido a la escuela”. (Sesquicentenario, 17 años)

“Ansiedad porque la escuela era mi lugar favorito después de mi club de voleibol, ya que me ayudaba a no estar en mi casa, la cual es un lugar en el cual no me siento completamente cómoda”. (Sesquicentenario, 15 años)

“Risas: me he reído mucho con mi familia, hasta con mis amigos por videollamada”. (Villa Rosas, 11 años)

“Mi color es el naranja porque así es mi habitación y estoy todo el día acá”. (Centro, 17 años)

“Parece ser que el temporal
trajo también la calamidad
de cierto tipo de langosta,
que come en grande y a nuestra costa…
…ruego a usted tome partido
para intentar una solución,
que bien podría ser la unión
de los que aún estamos vivos”
Victor Heredia

(Por Rodrigo Holzmann)

Andaba, entre cabildeos, pensando en el Covid 19 y sus efectos y sonó esta canción, a la que decidí arbitrariamente cortar y pegar en su letra a modo de collage con el solo fin de reflexionar.

A poco de andar la peste nos dimos cuenta que la especulación de que “saldría lo mejor de nosotros” era sólo una burbuja, valga la palabra, que como las pompas de jabón se pinchó con las puntas de miles de alfileres. Comprendimos rápidamente, que otra peste, más antigua y profunda agudizaría los efectos de la sanitaria: la desigualdad.

La situación económica del mundo entró en crisis y por supuesto los países más pobres pagaron y pagan con salud y vidas la llegada de la langosta que no se ve. Todo fue más violento con la aparición de esas esperanzas en frasquitos: las vacunas. Así escuchamos con estupor que mientras contados países tienen para dos o tres veces su población, la mayoría las recibe en cuenta gotas o en el año 2023.

El cotidiano queda patas arriba, y así, aprendemos en el cuerpo y el alma el significado de las palabras “confinamiento”, “cuarentena”, “fases”, “aislamiento”. Otras ya conocidas adquieren el frio calor de los números: “contagiados” y, claro, “muertos” en contraposición el tibio “recuperados” que nunca alcanza.

Entonces el “adentro” empezó a tener otro sentido. Las casas se convirtieron en gimnasios, talleres, clases de cocina, danza o canto. El tele trabajo, cierto exotismo de unas minorías, se vuelve generalizado, y las pantallas un lugar de laburo. Así como en lo macro, en lo cotidiano, se repiten las grandes desigualdades entre los que bancamos el aislamiento con todas las comodidades y el que vive bajo cuatro chapas. Entre los que tenemos un sueldo que cobramos todos los meses y el que diariamente la tiene que yugar para dibujar la milanesa. El sufrimiento de las mujeres que trabajan en casas de familia, los trabajadores del rubro gastronómico, los relacionados con el turismo, los gimnasios, los profes de lo que pidas, los pequeños comerciantes, el de las changas, el monotributista y siguen las firmas.

La situación límite y la confirmación de la necesidad absoluta de la presencia del Estado. Sí, el tan criticado y negado en el foco de la escena y con absoluta vigencia. Su centralidad, sus errores, los forzados y los otros más parecidos a pegarse un tiro en el pie. Su trabajo y su casi siempre errática comunicación. Los grandes medios monopólicos de comunicación, su “infodemía” como sal en las heridas de todos. La oposición sostenida por aquellos, chiquita, miserable, especulando con recoger migajas en un escenario de muerte.

La educación, tantas veces relegada y vituperada, se vuelve un tema central. Y entonces la “presencialidad” de los alumnos a la escuela se vuelve cosa de vida o muerte. Y con la virtualidad muchos descubren las múltiples falencias de los establecimientos escolares y de la poca o nula conectividad del alumnado.

La salud, otra materia guardada en el arcón del olvido, gana el centro de la escena, y también descubrimos, falsamente sorprendidos, su abandono y carencias. Empezamos aplaudiendo al personal de salud y hoy son parte del paisaje. Sin duda los únicos héroes en este lío, de cara a la muerte todos los días miran con perplejidad nuestros desatinos.

Nuestra psiquis se fragmenta en mil pedazos. Miedo a la muerte, a la propia, a la de los seres queridos, a la enfermedad, a sus efectos. La soledad que como perro sarnoso muerde los talones de todos. El proyecto puesto entre paréntesis, congelando el deseo individual o colectivo que te levanta de la cama todos los días. La imposibilidad del encuentro, la desaparición del abrazo, la charla confidente, el asado con amigos, el fulbito cualquier día, el viaje repentino para poder ver los rostros queridos.

La pregunta de tu nieto que empezó primer grado: “Abuelo cuándo yo esté en tercero el coronavirus ya no va estar, ¿no?”. Y mi segura respuesta, preñada de dudas: “Sí Milo, el bicho ya no va estar”.

El de arriba era un buen final, sin embargo la necesidad de un nuevo confinamiento me dejó pensando. Como quien tira una botella al mar o busca un rayo de luz en este panorama sombrío.

Recordé los tres principios paridos al fuego de la Revolución Francesa: Libertad, Igualdad y Fraternidad. Asumiendo la pérdida de parte de nuestra libertad como necesaria para salvar un bien superior: la vida.

La consigna de la hora debe ser acabar o por lo menos achicar la enorme brecha que abrió la repugnante desigualdad. Y por sobre todo inocularnos altas dosis de fraternidad como vacunas que nos salven de ambas pestes: la sanitaria y la del individualismo. Usar palabras como solidaridad, empatía, comprender al otro, unidad en la diversidad, soñar en conjunto; como antídotos ante tanto grito cargado de egoísmo y muerte.

Lo leí en alguna red social: “Se amable, casi nadie la está pasando bien” y me pareció un buen comienzo para buscar aquello de “la unión de los que aún estamos vivos”.

Un hombre que se presenta como dueño y encargado del predio hace varios meses comenzó a hostigar a un grupo de vecinos y vecinas de la toma de Don Bosco al 3900, en particular a Claudia quien se encuentra en el lugar intentando levantar su casa.

“El señor Manuel Contreras vive hostigándome, amenazándome, que me va a romper la cabeza, que me va a mandar gente para que me golpee y me lastime. La semana pasada vino y me amenazó que me va a mandar gente a que me mate porque dice que el predio es de él”, contó Claudia a FM De la Calle.

Acudió a la policía en varias oportunidades aunque no tuvo respuestas. “Quise hacer la denuncia el jueves pasado cuando vino a amenazarme, en la comisaría no me la quisieron tomar, en la de la Mujer me dijeron que como no era algo conyugal no me la tomaban. Me mandaron de nuevo a la Quinta, ahí no estaba el señor que toma las denuncias, me dijeron que mandaban un móvil y no mandaron nada”.

“Estoy con miedo, vivo aterrada, psicológicamente me está haciendo mucho mal. El otro día llamó a la policía por disturbios y yo estaba con la pala. Vive hostigándonos y amenazándonos. Quiero hacerlo público porque tengo miedo. Quiero que se aleje y no se acerque a molestarme”, enfatizó.

Carina, otra de las vecinas, dijo que quieren “dejar en claro que nunca nos movimos, tenemos más de 5 familias en situación de calle que ya están viviendo acá porque no tienen donde ir. Hay gente que se enganchó de la luz porque no nos dan los servicios. Esperando tener respuestas desde lo legal, la Municipalidad nunca se acercó a hablarnos”.

Bahía Blanca pasará a fase 2 desde el próximo lunes. Mayo cuenta 125 muertes por Covid y hay 4074 casos activos. La ocupación de camas de terapia intensiva supera el 80%. Solo en los últimos dos días hubo 1130 nuevos contagios.

No habrá presencialidad escolar y durante los fines de semana continuarán en vigencia las restricciones nacionales. El Hospital Municipal informó que solo atenderá a pacientes en “código rojo”.

Difundimos información oficial (MBB):

La Secretaría de Salud de la Municipalidad de Bahía Blanca y la Dirección del Hospital Municipal de Agudos Dr. Leónidas Lucero, en orden a la compleja situación de emergencia que atraviesa la ciudad, se dirigen a la comunidad a efectos de informar que, durante el fin de semana:

1° La guardia del hospital establecerá como criterio prioritario de atención los casos de pacientes denominados “Códigos rojos” (situaciones de emergencia donde exista un potencial de riesgo de vida que requiere atención médica a la brevedad. Ej. politraumatizados por accidentes, convulsiones, el ataque cerebral, ataque cardíaco, etc.).

2° Los Centros Respiratorios de la Secretaría de Salud atenderán de acuerdo al siguiente cronograma:

Centro de salud “LEANDRO PIÑEIRO” Adrián Veres y Martin Gil – Bahía Blanca tel. 4556104.- Atención día Sábado de 08:00 a 14:00 hs.

Centro de salud NORTE Vieytes 2616 – Bahía Blanca tel. 4888267.- Atención día Sábado de 08:00 a 14:00 hs.

Unidad sanitaria CIC SPURR    Esmeralda 1450 – Bahía Blanca tel. 4511862.- Atención día Sábado de 08:00 a 14:00 hs.

Centro de salud “A. MENGHINI” 25 de Mayo 396 – Gral. Daniel Cerri tel. 4840157.- Atención Sábado y Domingo las 24:00 hs.

Centro de salud “LEONOR CAPELLI”    Lautaro y Paul Harris – Ing. White tel. 4573132 4571350.- Atención Sábado y Domingo las 24:00 hs.

Centro de salud CABILDO Alberti 215 – Cabildo tel. 4918250.- Atención Sábado y Domingo las 24:00 hs.

3°) La Unidad de Atención Respiratoria Aguda (UARA) del Hospital Municipal, aún cuando mantiene su horario de atención de 08:00 a 19:30 hs. se advierte que dicho servicio se encuentra al límite de su capacidad operativa por lo que se recomienda concurrir a los Centros Respiratorios mencionados en orden al domicilio de cercanía de quienes requieran asistencia.

⚠️NUEVAS RESTRICCIONES QUE RIGEN EN LA CIUDAD
🗓️ Por disposición de la provincia de Buenos Aires, del 31 de mayo al 11 de junio inclusive:

Por excepción, el sábado 5 y domingo 6 de junio se implementará una cuarentena estricta y cierre total, según el decreto nacional 334/2021

❗Se restringe la circulación entre las 20 y las 6 horas

❗Se suspenden las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales, excepto educación especial.

❗Los comercios (salvo aquellos esenciales) deben cerrar de 19 a 6 horas

❗ Los locales gastronómicos deben cerrar de 19 a 6 horas. En los horarios autorizados sólo podrán atender en espacios abiertos, luego podrán continuar bajo la modalidad de delivery.

Actividades no habilitadas:

❌ Actividades recreativas, sociales, culturales y religiosas en lugares cerrados.

❌ Deportes grupales y de contacto en general, quedan exceptuadas las actividades individuales sin contacto al aire libre.

❌ Casinos, bingos, discotecas, shoppings y salones de fiesta.

Desde la columna cultural de En Eso Estamos definimos oponer reflexión contra la reacción que genera la violencia organizada. Por eso, FM De la Calle invitó a debatir al escritor, poeta y docente Mario Ortiz, a la actriz y delegada general de la Asociación Argentina de Actrices y Actores Belén López, y al actor, director, integrante del Centro Cultural La Panadería y militante por los derechos humanos Alberto Rodríguez.

¿Qué análisis hacen a partir del atentado?

Belén López: Es algo que conmueve, o debería conmover, esto que sucedió, a lo que le doy el nombre de atentado. No cualquier atentado, porque por ahí hay chicos o chicas que salen o atentan contra la propiedad privada y escriben un grafiti… sino que esto tiene un tinte político más ligado a lo terrorista porque está estrechamente vinculado con un partido político, hacia un sector político y casualmente es el que está gobernando, al menos a nivel nacional y provincial. Y que acá en Bahía Blanca tendrá su trabajo en torno a la política.

Levantarme a la mañana y escuchar esta noticia me dejó perpleja. Es algo que no se puede permitir en democracia y no hay que minimizarlo diciendo fue un grupo de dos o tres loquitos que no saben en qué ocupar el tiempo y están enojados con la cuarentena. Hay que tomarlo con la seriedad que esto amerita porque vivimos en democracia, porque las ideas no se deben imponer mediante la violencia, porque para eso están las urnas: para decidir qué rumbos tome el gobierno que fuere.

Me dejó perpleja y a la vez con este estado de alerta que se expresa en el cuerpo; ponerse la piel de gallina, quedarte anonada. Nosotros conocemos del terrorismo de Estado, no queremos repetir. Estamos atravesando un nuevo período de juicios en Bahía Blanca y pensar en la posibilidad de que puede haber este tipo de atentados nos ubica en un lugar en que hay que tener mucho cuidado, hay que ser muy cauteloso y sobre todo no minimizar la situación.

En un contexto, además, de pandemia donde seguramente se tomen medidas que no son agradables para nadie pero que tenemos que poner por delante, preservar la vida de la gente. Sabiendo que la situación económica se viene atravesando y se arrastra hace más de cuatro años. Es una situación muy compleja en términos económicos y laborales, nadie lo discute, pero la salud y la vida de las personas tienen que estar por encima de cualquier mezquindad política, personal de algún sector. Creo que lo ocurrido tiene que estar profundamente analizado y que la sociedad tiene que tomar conciencia de que estas cosas no pueden ocurrir. Esto tiene un tinte mucho más político y profundo que no podemos naturalizar.

Mario Ortiz: Ante todo, coincido con Belén. Lo que hemos sentido, en primer lugar, ha pasado por el orden de lo corporal. Por esa sensación de escalofrío, de angustia. Porque, para los que ya peinamos algunas canas, esto nos hace retrotraer a viejas épocas. Yo lo primero que sentí es estamos retrocediendo cuarenta casilleros. Porque es pasar ya a la política por el hecho, a la política por el acto, a la acción directa.

Desde otro punto de vista, es la materialización, la puesta en acto de un estado de violencia que ya está instalado y lamentablemente muy instalado. Lo que pasa es que hasta ahora esa violencia es verbal, es simbólica. Por ahora no ha pasado mucho más allá de las palabras. Sin embargo, hemos estado viendo una escalada de violencia. Efectivamente, lo hemos visto ya en las pintadas del Frente de Todos el año pasado. Pero esto es algo que no se da solamente aquí, es algo nacional e internacional. Lo hemos visto en las pintadas en la escuela hebrea.

Pero esto es algo que estamos viendo cotidianamente en todos lados. En los comentarios de las redes sociales, en los diarios. No nos asombremos que ocurran estas cosas cuando los periódicos, los principales portales de noticias de Bahía Blanca habilitan sus espacios para que los lectores escriban las bestialidades más horrorosas que en otras épocas le hubiese valido la cancelación del diario o la apertura de un juicio por instigación a la violencia. ¿Cuántas veces hemos escuchado o visto carteles qué se muera la yegua o que hay que limpiar el país de kakarulos, etcétera? Esto está. Era cuestión de tiempo para que esto pasase a la acción. Y es lo que hemos visto.

Bahía Blanca lamentablemente siempre es como un laboratorio político del país. No sé si esto va a desaparecer tan rápido. Si en las próximas horas no hay un esclarecimiento completo y absoluto de la justicia eso va a ser una señal de que aquí va a haber un modus operandi al que lamentablemente vamos a seguir viéndolo en el tiempo.

No quiero ser derrotista o dramático con esto. Pero estos son lamentablemente los modos de hacer política que se están instalando en Latinoamérica y en el mundo. Ayer o antes de ayer, en México, mataron a una precandidata a intendente y, en los últimos años, ya llevan cien muertos políticos. Recordemos lo que ha ocurrido en Colombia. Esto es parte de un clima de recalentamiento social.

Alberto Rodríguez: Comienzo por adherir a lo que dijeron les compañeres. Mi solidaridad con los compañeros de La Cámpora. Y siguiendo con las reflexiones que termina de exponer Mario, creo que Bahía Blanca todavía no ha juzgado lo que sucedió hace más de cuarenta y seis años. Cuando la justicia no llega, deja el camino abierto a que esos grupos sigan operando con total libertad.

Acá se ha tratado de pasar al olvido y cuando una sociedad quiere olvidar hechos trágicos como los que nos sucedieron en Bahía, vuelve como un grotesco a reproducirse con los mismos métodos. Para colmo, en una situación donde escucho a políticos decir que ojalá haya sido un loquito. Otros que me sorprendieron diciendo que Bahía Blanca es una ciudad armoniosa, que no ha tenido nunca sectores fascistas. Entonces, si dos políticos de distintos lugares hablan de esta forma, yo ya me estoy preocupando y mucho. Creo que no va a ser con ellos con los que vamos a tener que contar.

Para colmo, la justicia federal, en un primer momento, dice que no tiene nada que hacer. Así que más me preocupo. Quien va a investigar es un fiscal con el cual evidentemente no tengo muchas garantías, un fiscal que ha dejado a los genocidas en libertad.

Y recuerdo que en la época, como decía el amigo Mario hace cuarenta casilleros atrás, voló el Teatro El Tábano, en calle Estomba, le pusieron otra bomba a la Caja de Crédito Bahiense. Hoy toca a La Cámpora. La justicia esperemos que lo resuelva. Todavía no ha resuelto lo de hace cuarenta casilleros atrás, pongámosle fichas para que este casillero lo pueda cubrir.

Yo tengo mis dudas porque esta es una ciudad donde los grandes sectores de poder han tenido mucho que ver con los atentados de otras épocas, han sido los que pusieron plata y pusieron ideas. Es más, yo tengo la certeza de que los alegatos de la defensa de los imputados en el juicio de la Triple A los escribió un ex juez e imputado también por pertenecer a esa organización. Por lo tanto, es muy difícil dar una sensación de seguridad a una sociedad que no ha sabido llevar adelante un hecho de justicia durante cuarenta y seis años, ni ha exigido como sociedad, no digo como organizaciones políticas que sí lo hemos hecho.

Es un llamado de atención a los sectores populares que todavía miramos de reojo a los compañeros que tenemos al lado. Creo que es un momento donde la necesaria unidad de los sectores que vamos a ser atacados estemos juntos.

Creo que hay que tener en cuenta a la Constitución, que dice que como ciudadanos tenemos derecho a defender la democracia frente al ataque que estamos teniendo. No confío en algunos políticos, no confío todavía en la justicia, en lo único que confió es en mis compañeros. Por eso los invito a conformar una unidad férrea para que podamos indicar y señalar dónde están los culpables.

Han señalado en distintas intervenciones la presencia de la violencia con un grado de plafón social. Pensando desde la cultura, que suele ser un lugar en el que se reflexiona con la mente, con el espíritu y con el cuerpo, donde se interviene en lo que va aconteciendo socialmente, una pregunta es recurrente ¿qué hacer con esta cuestión? Porque lo primero que aparece es la bronca ante la violencia y la bronca suele ser fuente de reacción que es el estímulo al que nos están llevando a jugar. A una reproducción de un modo de la política que va en sentido contrario a la necesidad de unirse en la diversidad. El interrogante abierto, una vez que hemos analizado qué significa este atentado es qué hacer en estas circunstancias y, obviamente, en una situación de poder muy dispar, situados en la cultura.

Belén López: Escuchaba lo que decía Mario con respecto a que son situaciones que no son aisladas o que no son privativas de nuestro país. Hay una escalada a nivel mundial de una ultraderecha que está queriendo pedir pista y que en algunos lugares viene aterrizando con efectividad, si lo pensamos en cuánto a lo que ocurrió hace poco en Madrid con la alcaldesa que ganó las elecciones. La ultraderecha hizo un trabajo muy delicado utilizando el discurso de la pandemia.

Yo creo que, como lo hemos venido diciendo desde el sector cultural en Bahía Blanca, la pandemia no es lo que vino a generar la crisis sino que la pandemia fue para muchos la excusa ideal para establecer desde allí un discurso del odio. Agarraron la idea de la pandemia para que estas ideologías de ultra derecha surjan con un discurso acerca de las libertades y de la democracia en estas épocas cuando en realidad ellos nunca fueron proclives justamente a hablar de libertad y a defender las democracias. Esta condición de pandemia es una bandeja de plata que vino para soportar y dar lugar a este tipo de discursos, donde la gente se envalentona y sale a replicar por las libertades individuales: yo en democracia hago lo que quiero.

Me parece que tenemos que pensar que en democracia tampoco es que se puede decir y hacer lo que se me antoja sin consecuencias. Porque lo que no se miden son las consecuencias. Yo hago y digo lo que quiero total no me hago responsable de lo que pueda provocar en el otre. Y ahí me parece que tiene que estar la justicia.

Lo estamos viviendo en la Argentina. Los medios de comunicación hegemónicos salen y dicen lo que se les ocurre. Inventan mentiras sobre las fantasías más impensadas en estas épocas y no hay consecuencias.

Pasamos cuatro años de un gobierno que contrajo la deuda más grande, que generó un quiebre total en la sociedad argentina, desde el punto de vista que lo mires, y no hay consecuencias de todo esto. El tipo que afanó se puede ir y no va a pasar nada. El tipo que quebró un país y se apropió de infinidad recursos y no pasa nada. Personas que salen en los medios a decir barbaridades y no pasa nada. Y este no pasa nada se replica socialmente, se reproduce en las diferentes clases sociales y no se reflexiona.

Entonces, desde el sector de la cultural, desde el sector de la educación tenemos también una fuerte responsabilidad en cuanto a cómo llevamos nuestro mensaje, en este caso a los adolescentes, a los chicos y chicas de las escuelas, a la gente en los espacios culturales. Me parece que en las futuras generaciones es donde tenemos siempre que aportar en la reflexión, en la construcción de un pensamiento crítico.

No podemos pensar que hacemos y decimos lo queremos sin que haya consecuencias. Las consecuencias son gravísimas y las estamos viviendo día a día con ese discurso del odio. No puede ser que pensemos en términos monetarios solamente. Lo que ocurrió con el decreto del presidente hace un tiempo atrás, que se lleva a la justicia, se judicializa la decisión de un presidente que tiene la facultad para definir destinos de su país en situación de catástrofe. Un intendente, viene y dice yo las escuelas las abro igual y me cago en lo que diga un presidente… me parece que estamos mirando de manera muy parcial y no hay responsables de las consecuencias de esas decisiones.

Culturalmente tenemos que llamar permanentemente al diálogo pero también a la firmeza: hasta acá se llega. Si no hay una reflexión desde el conjunto de la sociedad de ponernos a pensar que tiene que haber un límite a esta escalada de violencia y de discursos del odio, me parece que no nos va a alcanzar con que un sector salgamos y tratemos de abrir los ojos.

El individualismo se instaló y muy fuerte. Digo y hago lo que quiero, total yo pago mis impuestos. No puede ser todo gratuito. Hay gente que se está muriendo, que está pasando hambre, hay gente que no tiene trabajo. Hay que cuidar eso y hay que cuidar las fuentes laborales. Tenemos, como sociedad, que empezar a reflexionar que nuestras acciones tienen consecuencia y no podemos salir de esto solos. La salida siempre será colectiva o no será.

Mario Ortiz: Coincido completamente. Yo creo que a los que somos trabajadores, trabajadores intelectuales, artísticos, los que estamos en el campo de la enseñanza, de la educación, del arte, nos compete una responsabilidad y una tarea muy grandes. Porque precisamente en estos momentos de profunda irracionalidad –y el fascismo es tremendamente irracional, apela a lo peor, a lo más visceral, el odio del ser humano- nos toca la misión de llevar una cuota de racionalidad, de reflexión y de docencia.

Ayer, en las clases que tuve, lo primero que hice fue destinar diez, quince minutos a reflexionar sobre esto. Les decía: chicos, ustedes que son jóvenes tienen que empezar a agudizar el pensamiento crítico y no prenderse en la locura de los adultos porque los adultos están locos, estamos todos locos.

Desde la educación hay una tarea, desde el arte también. Pienso en Alberto que han hecho desde La Panadería obras de Bertolt Brecht, que hacía teatro didáctico, para hacer reflexionar a la clase trabajadora. Ellos hicieron la obra Arturo Ui, sobre como asciende el fascismo. Yo creo que una de nuestras principales tareas en estos momentos es precisamente la de movilizar la reflexión. Como bien se dijo, el primero impulso es de bronca, pero no. Porque eso es entrar en la lógica de ellos, es responder lo que ellos querrían que uno haga, entonces uno reduplica.

Ahora, al mismo tiempo hay que exigir también a la clase política que haga una suerte de pacto. Si no hay entre ellos un pacto de convivencia democrática, si ellos mismos no les hacen bajar los decibeles a sus referentes nacionales, vamos hacia un enfrentamiento cada vez peor. Y estoy pensando en las vociferaciones de los referentes políticos que ya conocemos todos. Basta con las arengas porque si todo sirve para hacer una mínima diferencia de voto, entonces la política está yendo muy mal. ¿Qué es lo que quieren? ¿Qué volvamos a épocas antiguas en donde en la mesa de negociación política poníamos muertos arriba? No. Pongamos argumentos, pongamos intereses en pugna, en liza, pero no pongamos muertos en la mesa de negociación.

Alberto Rodríguez: Es así, partiendo de esto último que decís, entonces, falta decisión política. Pero ellos la tienen. Mencionabas México, Belén a Madrid, yo agrego Colombia. Entonces reflexiono, pienso, y digo Chile. Ese es el camino.

No quedan más caminos que buscar una nueva forma de pensar, no solo el pensamiento en la política sino también en la acción. ¿Cuál va a ser nuestro pensamiento desde lo político para la unidad y la unidad en acción para frenar a esta locura?

A la derecha no le importa: llamarlos a una reflexión, si no es con la gente en la calle no lo veo. La reflexión la podemos hacer en una mesa, en un ámbito de compañeres, donde analicemos y obtengamos cuáles son nuestros errores y cuáles son las virtudes de esta derecha fascista. Ustedes han puesto sobre la mesa las virtudes de ellos. Falta que analicemos cuáles serían nuestras virtudes para frenar esta situación. Creo que eso todavía no lo tenemos claro. Sabemos que somos buena gente, de todos mis compañeres, sé que cuento con excelente gente. Pero lo que nos falta es tener claro por dónde y con qué ideas llevar adelante la acción. Y creo que ahí es donde ellos nos van ganando esta batalla.

Espero que los muertos no aparezcan. Espero que los Facundo tengan justicia. Espero que los Watu tengan justicia. Y espero que aquellos que hoy están avanzando nuevamente, podamos frenarlo, pero que reflexionemos, que analicemos y que luego accionemos. De otra forma vamos a ser muy buena gente en las mesas de diálogo pero no vamos a frenarlos si no es en la movilización y en la unidad.

Les propongo hablar a aquellas personas que no se sienten politizadas, que laburan todo el día, que no están haciendo lecturas de la política, fuera de los microclimas, que están estudiando y no encuentran la vinculación entre su estudio y la política, el que está changuendo y el sonido de las tripas le resulta un sonido más fuerte que el estruendo de esta bomba o las resonancias de la discusión política.

Belén López: Hay que pensar en este juego del hartazgo al que nos están llevando, con esta reproducción constante en los medios. Pero no nos olvidemos que estamos en pandemia y hay que ser muy respetuosos de la vida del otro. Porque el contexto nos está también dando los tiempos para decir cuándo y cómo. Yo creo que el día que sea posible, nuestro pueblo va a salir a la calle. Pero también nuestro pueblo es muy consciente de lo que está pasando.

Creo que también la charla uno a uno, con el vecino, con la escuela, con el familiar, con el amigue, con quien nos vamos cruzando, permitirnos ese debate que a veces nos resulta desgastante.

Y también pensar en que no necesariamente está todo perdido. Quiero ser optimista, porque lo que ocurrió me tiró abajo un montón de estanterías. Me parece que es no bajar la guardia, tener una defensa de nuestros principios ante quien quiera venir a hablar en este contexto de pandemia.

Algo que a mí me sostiene es pensar en la defensa de la alegría. Siempre me queda en la mente tintineando esta frase de defender la alegría como trinchera, como bandera. Le agregamos la democracia, los derechos del pueblo, el arte, la cultura. Defenderlas como un destino que necesitamos, parafraseando a Mario Benedetti. Esta gente viene para instalar en nuestras mentes el cansancio, el hartazgo, la frustración. No nos olvidemos que Mauricio Macri quería crear el Ministerio de la Felicidad. Es muy retorcido lo que dijo. Manejan las emociones y las sensibilidades de la gente con sus manipulaciones.

Coincido plenamente con Alberto y con Mario con la idea de sostener una unidad. Llevarla adelante porque cuando se nos diga, el pueblo va a estar donde tiene que estar. Allí seguramente nos encontraremos, nos abrazaremos porque sabemos que esto es entre todes y no de manera individual.

Mario Ortiz: A mí me parece que es el momento en que hay que hablarle mucho a la juventud, a los adolescentes. Hoy, lamentablemente, lo progresista, lo fashion es ser libertario, es Milei, es Espert. Cuidado con eso. Porque en su momento, no nos olvidemos, los muchachos de las camisas pardas también fueron muy populares en la juventud. No me refiero a los boy scouts: me refiero a las juventudes hitlerianas. Lo que pasó una vez, puede llegar a pasar.

Es decir, que el progresismo pase a la retaguardia, a ser lo conservador, y que lo progresista ahora sea Milei lamentablemente puede ocurrir. Tenemos que estar atentos a esto. Tenemos que hablar. En las juventudes tiene que haber un compromiso muy importante. De todos los partidos, porque todos los partidos tienen sus militancias juveniles. Si no hay un acuerdo político de base, que ellos mismos presionen a sus dirigentes, ahí sí estamos complicados.

Es como decir, bueno, marquemos una cancha, un territorio, los límites. ¿Cuáles son los límites dentro de lo que vamos a jugar y cuáles son los que no tenemos que pasar? Este tiempo he estudiado algunas cuestiones históricas de la masonería y tiene una cosa que se llaman los Landmarks, las reglas, los límites, qué es lo que define qué es masonería y lo que no lo es. Tenemos que definir en qué territorio, en qué cancha vamos a jugar: quien se pase de aquí, listo, este es el límite más allá del cual comenzamos a hablar otras palabras… ya no hablamos palabras sino que empezamos a hablar de acción.

Alberto Rodríguez: Las personas que hoy van cayendo en la acción individual, en el sálvese quien pueda, son el caldo de cultivo de aquel fascismo, del ascenso de Hitler, y también de la dictadura en nuestro país.

Hoy la dictadura no va a llegar a través de las fuerzas armadas, quiero pensar. Pero la metodología con la que se maneja esta gente tiene mucho que ver; endeudaron al país para someterlo económicamente y ahora comienzan pequeñas acciones de eliminación de aquellos que no van por el camino que ellos quieren.

Hoy es una bomba. Está bien, que investiguen, pero no seamos ingenuos. Yo le diría a mi vecino o a los jóvenes, que no seamos ingenuos: ellos no vienen para darte la libertad, ellos vienen justamente para atar tus pensamientos, para hacerte obedecer a aquellos que el poder pretende instaurar, que es un poder económico. No vas a salir beneficiado, monotributista, te vas a cagar de hambre, sos una herramienta de la mano de obra que ellos necesitan tener ahí afuera.

Van a venir por achicar el mundo sindicalizado. Vienen por el fin de los sindicatos, el fin de los trabajadores en relación de dependencia. Todo aquello que le va a dar mayor ganancia a los grupos más concentrados del poder económico.

Lo que pretenden los Milei y los libertarios no es libertad, es sometimiento. Estoy seguro que el freno no va a ser solo charlar sino unidad, con estos límites que planta Mario, en el pensamiento, con esta fuerza que plantea Belén, pero en la acción.

No sé cuánto tenemos que esperar. Yo no estoy loco ni quiero el contagio de mis compañeros pero en algún momento tenemos que decirle a nuestros dirigentes dónde están los límites, qué esperamos de ellos y que no se hagan los tontos en Bahía Blanca, por lo menos.

No se puede mirar al costado: hay que decir nombres, hay que decir de dónde viene esta bomba y qué es lo que pretende. Bahía Blanca no es una ciudad armoniosa, en Bahía Blanca el fascismo ha hecho escuela. Aprendamos, por favor.

La senadora provincial por el Frente de Todos y militante de La Cámpora, Ayelén Durán, dialogó con FM De la Calle acerca del atentado ocurrido durante la madrugada del martes en el local partidario de Berutti y Donado. Destacó que si la justicia no esclarece lo sucedido se corre el riesgo de su repetición: “Tienen que encontrar a los culpables”.

“No hay porqué a tanta violencia política. Seguimos adelante, trataron de amedrentarnos y no lo vamos a permitir, tenemos la fuerza militante, la construcción política colectiva, nos reconstruiremos desde el amor y siempre en términos democráticos”, dijo la legisladora.

Comentó que “no es fácil que te llamen compañeros avisando que habían puesto un explosivo de manera intencional en el lugar en el que transcurre tu militancia. Primero (sentís) tristeza, después nos reconforta tenernos como compañeros, al final termina la noche y no se puede creer. Después de la pericia que se dijo que se explotó de manera remota, uno toma dimensión de quién pudo haber planeado eso con tanto odio”.

Durán agregó que quien ejecutó el atentado “no es alguien que buscó cómo hacer una bomba en Youtube sino que es alguien que conocía y sabía la magnitud del daño. Nos preocupan vecinos y vecinas que sufrieron las consecuencias del ataque, hasta el séptimo piso sufrieron roturas de vidrios, los comercios. Eso en términos materiales, después profundizás en términos institucionales y desconcierta esta violencia política”.

“Lo vemos contra la democracia, la persona que hizo el panfleto, la explosión, es una persona que no entiende la convivencia en términos democráticos. El panfleto iba a la justicia, contra gremialistas, políticos, periodistas, contra los derechos que adquirimos las mujeres, niñas y niños. Es un ataque a la democracia más allá de que el perjudicado es nuestro espacio político”, enfatizó.

En relación a la causa judicial dijo que “si queda impune estamos dando pie a que sucedan otros hechos, creo que la justicia tiene que encontrar a los culpables”.

La senadora provincial junto a otros referentes del Frente de Todos bahiense mantuvieron en las últimas horas un encuentro con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Nos dio su apoyo, estuvimos dialogando sobre lo que pasó y quería estar acompañándonos. Entiende la magnitud del hecho. De todo el arco político hemos tenido contacto, del Ministerio de Seguridad, de Producción. Desde el arco político opositor también”.

“Presentamos desde la Legislatura de la provincia un repudio en conjunto con las dos fuerzas que convivimos en la Cámara”.

Por último, aseguró que “en este tiempo la seguridad va a ser primordial pero también las ganas de militar, entendemos que es nuestra vocación de vida, no solamente cumplir roles institucionales, antes que legisladora soy militante. Hay que recomponer lo material y seguirle dando vida a nuestra casa militante”.

En una sesión especial concejales y concejalas del oficialismo y la oposición coincidieron en el rechazo al atentado contra la sede de La Cámpora.

“No es un hecho producto de una mente desquiciada. El lugar y la fecha elegida son harto elocuentes de cual fue la intención terrorista. Un local de La Cámpora, una fecha patria y el aniversario numero 18 de la asunción de Néstor Kirchner a la primera magistratura”, dijo desde el Frente de Todos, Walter Larrea.

El abogado agregó que “no podemos dejar de manifestar la profunda preocupación que nos embarga por ciertos discursos que arropados de disenso, abonan y riegan la planta de la intolerancia. Tal vez inconscientemente dando carta blanca a pintadas, manifestaciones antisemitas y antirreligiosas, otro día poniendo una artefacto explosivo, avanzando quizás en propinarle una paliza a algún militante”.

Su compañero Luis Calderaro dijo “que la política en su conjunto tiene que dar un discurso contundente, muy fuerte. Si creen que lo sucedido es solo a una agrupación política, es achicar la discusión”.

“Cuando se ataca una casa política, se ataca el elemento básico de la democracia y el destinatario de este ataque, más allá de los integrantes de la agrupación, es la democracia en su conjunto. No podemos mirar para otro lado, tenemos que salir con el grito más fuerte que nunca a repudiar lo sucedido, en una sociedad democrática este tipo de expresiones no pueden tener lugar”.

Marisa Pignatelli, concejala de Juntos por el Cambio, enfatizó que “cada hecho de violencia ejercido sobre un partido político, es un hecho contra el conjunto de personas que defienden la democracia. Sostenemos esto, siempre, bajo cualquier circunstancia, y nos sentimos también alcanzados por esta agresión”.

“Por eso, expresamos nuestro más profundo repudio ante lo ocurrido, que suma angustia no solo a los agredidos, sino a toda la comunidad bahiense que necesita de un acuerdo y de un diálogo posible para afrontar la crisis que genera esta pandemia que estamos atravesando”, afirmó la dirigente de la Coalición Cívica.

La radical Silvina Cabirón recordó el atentado sufrido por su familia durante la década del ochenta y esgrimió que “lo sucedido es un hecho de violencia de extrema gravedad que atenta contra la democracia. Por eso, sentimos que es necesario el rechazo frente a estos hechos que atentan contra la libertad”.

La presidenta del bloque del Frente de Todos, Gisela Ghigliani, se detuvo en “los panfletos que aparecieron, había amenazas directas, sabemos dónde viven, cómo se mueven. Y también se ponían en el lugar de la intolerancia de la purga, purgar es sacar lo malo, lo peligroso y dañino. Pensé, desde la medicina, purgar está vinculado con lo escatológico y la materia fecal”.

“Pensaba que en un papel había frases con cuanta o igual violencia que ese artefacto que detonó. En ese panfleto había algunos puntos vinculados a las mujeres y diversidades porque se refería a la ESI como algo negativo, al aborto, a las diversidades, e iba contra construcciones sociales, políticas y culturales que se vienen dando en la calle y espacios políticos. Vienen por todo, es la intolerancia, es el enemigo, no un oponente político”.

El oficialista Marcos Streitemberger manifestó que “no son ataques a sectores políticos, sino una ofensa a toda la comunidad de Bahía Blanca. Por eso, pedimos que la justicia actúe con celeridad y sean sancionados los responsables de estos hechos. Es importante que la ciudadanía escuche un mensaje moderado de todos, mi objetivo es llamar a la reflexión. Si seguimos profundizando la grieta no tenemos salida”.

“Estos hechos tienen que invitarnos a la moderación y la mesura. A debatir en el marco del respeto, evitando las descalificaciones personales. Discursos encendidos pueden invitar a algún distraído a radicalizar sus posiciones”, sostuvo.

“Si bien la presidencia no tiene voz, permítaseme adherir a todas y cada una de las palabras esbozadas por cada uno de los concejales oradores. Voy a solicitar que la transcripción le sea enviada al diputado Gabriel Godoy y a la senadora Ayelén Duran”, cerró el titular del Concejo Deliberante Fernando Compagnoni.

Conexión Socioambiental es una columna de Comunicación y Compromiso Socioambiental que se emite viernes por medio en FM De la Calle 87.9. Yica Guardia entrevista a diferentes personas tanto de ámbitos académicos como populares.

Desde el Proyecto de Educación y Activismo Dutsi Ayurveda estamos en contacto con una amplia red de personas que brindan acción y decisión política. Resistencia social que tiene como ferviente misión brindar información científica, clara y coherente con esta emergencia socioambiental que nos afecta a todes.

Escuchando las experiencias de vida de todos los sectores sociales afectados e involucrados. Generando espacios de debate y reflexión, como también brindando oportunidad de cambio a través de la fuerza colectiva.

La Cámara de Diputados avanzó con el debate de un proyecto para la prevención de la violencia institucional. En el plenario de las comisiones de Seguridad Interior y Derechos Humanos y Garantías se escucharon testimonios de familias de víctimas, entre ellos, el de Cristina Castro, madre de Facundo Astudillo Castro.

“Me ha costado mucho entender de leyes, la ley ya existe, lo que no llega a saberse es el daño y sufrimiento que ocasionan al no cumplir la Ley de Víctimas. Es el continuo amedrentamiento, no lo cumplen jueces y fiscales que no investigan y hostigan a las víctimas y ni hablar de los desaparecidos. No hacen su trabajo, encima de que tenemos que estar lidiando con la muerte de nuestros hijos también tenemos que lidiar con fiscales, jueces y políticos”, dijo Castro.

En relación al control sobre las fuerzas de seguridad y sus responsables políticos dijo: “Nos pasó a nosotros con el ministro de Seguridad (Sergio Berni), no existen leyes para controlarlos a ellos, para que los policías involucrados no sigan trabajando, no sigan ejerciendo, no sigan torturando. No nos escuchan, tampoco hay comisiones independientes”.

En medio de la reunión, el diputado Fernando Iglesias (Juntos por el Cambio) se ofuscó porque no le aceptaron una moción de orden y antes de terminar de escuchar a las madres de víctimas, protagonizó una discusión con otres legisladores y se desconectó.

Luego, la madre de Facundo manifestó que “cuando hablamos de violencia institucional también tiene que ver con estos arranques de violencia y el hecho de no poder dejar un segundo la bandera política de lado para fijarte que acá estamos hablado de personas. Mi hijo no es un número, somos familias que perdieron no solo un hijo, abuelos, tíos, y ver estos arranques de violencia duele y duele saber que estas personas nos están representando. Les pido dejen sus banderas políticas de lado y nos unamos para que no hayan más víctimas y mamás como yo. No hay reparación que calme el dolor que siente una familia”.

Previamente, la diputada radical Karina Banfi le pidió perdón “porque representamos al Estado, porque no pudimos ayudarte en esa búsqueda de ciento y pico de días. ¿Cuáles son los mecanismos que puso el Estado y en qué estado esta la causa?”.

“A mí me han recibido todos. Lo único que he conseguido en la parte de gobernación y nación es un avión sanitario para traer el cuerpo de mi hijo a Pedro Luro. Me interesa que se haga justicia, que se sepa la verdad, que estén a favor de la vida. La causa está con muchas cosas probadas, el accionar policial en la desaparición forzada de Facu, no solo de la policía sino que se ha necesitado muchísima complicidad del gobierno local, del Ministerio de Seguridad. Han seguido bancando un ministro que dice que Facundo se suicidó, que tuvo un accidente, cuando está probado que a Facu lo desapareció y lo mató la policía bonaerense de Villarino”, dijo Castro.

Agregó que “la violencia no solo fue de la policía hacia Facundo sino de la justicia hacia nosotros. Cada prueba que se pide tenemos que ir a pelearla a la Cámara, tenemos una jueza denunciada por los fiscales y por las 2 querellas. Mientras siga habiendo juezas como esta y fiscales como Ulpiano Martínez les pido que nos ayuden porque desde acá no vamos a poder avanzar. En la causa de mi hijo los únicos denunciados son mis abogados. Lo que comprendo es que nos siguen golpeando y tratando mal, denunciándonos, falta que me denuncien a mí y listo, completamos el círculo”.

(Por Francisco Cantamutto, Nicolás Pérez y Julieta GiovanniniTRAMAS) Hace algunas semanas, se planteó en Bahía Blanca la posibilidad de discutir una sobretasa extraordinaria (excepcional) para poder apoyar a los sectores más afectados por la crisis. La iniciativa surgió de una Multisectorial, y aquí brindamos algunas razones para pensar la posibilidad de llevar adelante esta iniciativa. El interés público que tuvo el debate impulsó a que sectores del oficialismo local reconocieran que hay que discutir todas las herramientas, del mismo modo que lo hizo el economista jefe del CREEBBA, Gonzalo Semilla. Es decir, la iniciativa cobró relevancia más allá de sus promotores originales.

Esta nota busca enfatizar y profundizar los argumentos originalmente planteados, a la luz de los aportes de la propia Multisectorial –a la que eximimos de las opiniones aquí vertidas.

Asimismo, se buscan responder algunas críticas o reparos planteados frente a la propuesta, que se pueden sintetizar básicamente en: a) podría tratarse de una doble o triple imposición; b) afectaría a la estabilidad y previsibilidad; c) pondría en riesgo la recuperación. Ante esto, respondemos que: a) no ocurre, por tratar de subas excepcionales de tasas existentes; b) no existe estabilidad o previsibilidad en el marco de una crisis; c) los sectores que pagarían reciben diversos beneficios y los beneficiados impulsarían la economía local. La nota que sigue profundiza sobre aspectos específicos.

Una crisis desigual: ganadores y perdedores

El mundo atravesó en 2020 la peor crisis en el último siglo, según el Banco Mundial. Argentina sufrió la peor caída de su PBI desde 2002, con un retroceso anual de 9,9%, según datos del INDEC. Tanto en el mundo como en el país, el peor momento de la crisis se dio en el segundo trimestre del año pasado, momento a partir del cual se inició una recuperación, que se mantiene dispar entre sectores.

Mientras que en el último año (IV-2020 respecto de IV-2019) la remuneración al trabajo perdió 0,7 puntos porcentuales de participación en el ingreso total, el excedente de explotación bruto aumentó 2,7 puntos. Es decir, la crisis no se repartió igual: mientras que quienes viven del trabajo perdieron, quienes son dueños de grandes empresas ganaron más.

En Bahía Blanca las tendencias son similares. En términos agregados, el nivel de actividad se estabilizó en un sendero de bajo dinamismo. Los últimos datos disponibles del INDEC, correspondientes al segundo semestre de 2020, señalan que el 18,7% de los hogares de Bahía Blanca y Cerri vivían por debajo de la línea de pobreza, mientras que el 5,2% de los hogares vivían por debajo de la línea de indigencia. En términos de población, 75.511 personas vivían en la pobreza y 21.926 no alcanzaban a comprar la canasta alimentaria básica para fines de 2020.

Un 9,7% de la población económicamente activa estaba desocupada en Bahía Blanca a fines de 2020, equivalentes a unas 15.000 personas, lo que representa una suba de 2,5% respecto del año previo (Ver Boletín de Estadísticas Laborales – IIES).

Desde ese momento, los datos locales indican que los precios han ganado la carrera contra los salarios, que perdieron en los primeros cuatro meses de 2021 un 3,1% en términos reales. La canasta de pobreza para una familia tipo, según el relevamiento del CREEBBA, ascendió en abril a $66.016, mientras que la de indigencia alcanzó los $28.455, guarismos que superan el alza de precios general. Es decir, en Bahía Blanca la pobreza e indigencia han crecido de la mano de una situación general de estancamiento.

Sin embargo, esta no es la situación de todos los sectores económicos o sociales de la ciudad.  De acuerdo con una revisión preliminar es posible sugerir qué actividades podrían potencialmente aportar a una recuperación más igualitaria. Toda esta aproximación puede (y debe) mejorarse con los datos actualizados que posea el municipio -o que pueda recabar consultando a los entes oficiales que correspondan. El listado de actividades surge de considerar aquellas actividades que han obtenido mayores rendimientos en años recientes, especialmente, durante la pandemia.

  • a) Bancos

Durante 2020, en medio de la crisis, este sector logró expandirse un 10,6% respecto del año previo (Ver Informe INDEC). En febrero de 2021, el indicador mensual de actividad mostraba que se superó el nivel de actividad en un 3,5% en términos interanuales (Ver Informe INDEC). A nivel local, se observa que los bancos han recibido más depósitos -probablemente por la bancarización de las políticas públicas de ayuda ante la pandemia-, los cuales no se han destinado a préstamos[i]. Esto es consistente con las tendencias a nivel nacional, que muestran una sostenida caída de préstamos, a pesar de contar con liquidez. El principal activo de los bancos y la principal fuente de ganancias (6 de cada 10 pesos) son los títulos emitidos por el Estado. Es decir, los bancos reciben depósitos que no prestan, sino que destinan a la compra de títulos emitidos por el Estado, logrando ganancias a partir de la deuda pública. Por otro lado, los cálculos a partir de datos públicos indican que el sector tributó menos del 7% de sus ingresos, con lo cual no parece sufrir gran presión impositiva[ii]. América Latina es la segunda región del mundo con la rentabilidad bancaria más alta (después de África) en las últimas dos décadas, y dentro de la región, Argentina se mantiene en los primeros puestos (Ver Nota CELAG).

  • b) Supermercados mayoristas/hipermercados

Durante 2020, en medio de la crisis, el sector de comercio logró expandirse un 3,6% respecto del año previo (Ver Informe INDEC). En febrero de 2021, el indicador mensual de actividad indicaba que superaba un 3,4% su valor de un año atrás (Ver Informe INDEC). Ahora bien, dentro del sector comercial, los datos del INDEC, permiten distinguir que, en febrero de 2021 este segmento mayorista vio aumentada sus ventas en un 2,4% interanual en términos reales, es decir, por encima de la inflación (Ver Informe INDEC). Informes del propio sector permiten reponer que este sector incrementó fuertemente su facturación al inicio de la pandemia y sostuvo su expansión por encima de la inflación hasta inicios de este año[iii]. Esta no es la realidad del resto de supermercados minoristas y autoservicios, que vieron disminuir notablemente su actividad.

  • c) Polo petroquímico/parque industrial

Las empresas emplazadas en el parque industrial de Bahía Blanca han recibido diversos beneficios fiscales para su instalación[iv]. Si bien allí funcionan firmas de diverso tamaño, se destaca la existencia de un grupo de grandes empresas, mayormente de capitales extranjeros, con operatoria dolarizada. Los datos nacionales del INDEC muestran que para marzo de 2021, algunos rubros de la industria manufacturera que tienen actividad dentro del parque industrial de Bahía Blanca mostraron una expansión significativa respecto del año previo: Otros equipos, aparatos e instrumentos (103,9%); Automotores y otros equipos de transporte (97,2%); productos de metal (41,7%); maquinaria y equipo (84,7%); minerales no metálicos (83,4%); metálicos básicos (42,3%). El sector de sustancias y productos químicos no muestra una expansión semejante, pero porque no tuvo una crisis significativa previa. De hecho, muestra una clara tendencia de crecimiento, superando niveles de 2017. De conjunto, hay un grupo de empresas que operan dentro del parque industrial que pertenecen a ramas de alta expansión o que no sufrieron la crisis reciente, y tienen diversas desgravaciones fiscales.

  • d) Puerto: actividades de gran porte

Según datos del Consorcio de Gestión del Puerto, en el primer trimestre del año el movimiento de mercaderías superó el mismo período del año pasado (previo a la pandemia) en un 2,9% (Datos Puerto de Bahía Blanca). Si bien el sector ligado a hidrocarburos sufrió la crisis global, las exportaciones de granos y productos derivados fueron especialmente dinámicas[v]. La entrada de buques se reactivó de la mano de la recuperación del comercio a nivel global, especialmente con destino a Asia.

  • f) Construcción de alta gama / mayor a determinada superficie

Durante 2020, en medio de la crisis, este sector logró expandirse un 3,5% respecto del año previo (Ver Informe INDEC). En febrero de 2021, el indicador mensual de actividad indicaba que superaba en 11,7% su valor de un año atrás (Ver Informe INDEC). Durante el primer trimestre de 2021, el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires registró 548 operaciones de compraventa en Bahía Blanca[vi]. Esto representa un aumento del 85,7% respecto de lo actuado en el mismo período un año atrás[vii]. Este sector está impulsado por el bajo costo relativo[viii] y la canalización de ahorros (que enfrenta dificultades para la compra de divisas y otras compras de bienes desde el exterior). Además, ha recibido estímulos a nivel nacional por las políticas de “blanqueo” destinadas a fomentar la actividad, beneficiando en particular a los sectores alto poder adquisitivo[ix].

  • g) Prestadoras de servicios de telecomunicación

Merced de las diferentes medidas de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, así como las de Distanciamiento Social, en todo el país (y en el mundo) se produjo un fuerte proceso de reconversión productiva que tendió a formas de teletrabajo. Esto se suma a las necesidades vinculadas a la socialización y la educación. Todo esto impulsó el negocio de las empresas de telecomunicaciones[x]. Aunque en el último año este sector sufrió un atraso relativo en sus precios, durante el gobierno de Cambiemos (2015-2019) había sido particularmente beneficiado por las subas de precios por encima de la inflación.

Alternativamente, podrían considerarse la aplicación de sobretasas sobre tres sectores de la sociedad con elevada riqueza observable:

  • h) Barrios cerrados de muy alto poder adquisitivo

En Bahía Blanca hay cinco barrios cerrados, donde habitan personas de alto poder adquisitivo. Se trata de La Reserva, Bosque Alto, La Merced, Barrio Parque y Solares Norte.

  • i) Propietarios de múltiples propiedades inmuebles

Quienes poseen gran cantidad de inmuebles declarados poseen una riqueza relativa elevada, además de poder usufructuarlos mediante su alquiler. En el caso de Trenque Lauquén, se le cobró la sobretasa a quienes tuvieran cinco o más propiedades inmuebles a su nombre.

  • j) Propietarios de grandes extensiones rurales

El municipio de Castelli lo aplicó sobre propiedades de más de 50 hectáreas. Para el caso bahiense, considerando el valor y productividad de la tierra en la zona, esta escala debería elevarse.

Los anteriores sectores son una sugerencia de potenciales contribuyentes ante la situación de crisis generalizada que existe. Esta crisis es mundial, pero se nota en lo local. Utilizar argumentos sobre previsibilidad o estabilidad son válidos para el debate en tiempos normales, mas no cuando todo está en un manto de incertidumbre[xi]. Mientras que al primer grupo (a-f) probablemente sea lógico imponer una suba temporal de la tasa por inspección de seguridad e higiene, con el segundo grupo la tasa aplicable más efectiva tal vez sea la de alumbrado, limpieza y conservación de la vía pública. Por supuesto, esta es una apreciación general, es posible explorar otras opciones más específicas (como la ambiental, la de salud o los derechos de construcción), aunque las referidas tienen alcance generalizado sobre los sectores señalados. Si los sectores alcanzados esperan que el municipio pueda cumplir con la prestación de los servicios asociados en un contexto de crisis y emergencia, posiblemente deban pagar una contribución acorde a su capacidad económica.

De diversas formas, estos sectores han recibido beneficios de la política pública, que les permitió acumular ganancias y riquezas. Esto no invalida la existencia de esfuerzos personales, pero estos están necesariamente mediados por políticas económicas que permiten a algunos capitalizar sus esfuerzos y a otros no tanto[xii].

Se esgrime que estos sectores ya tributan impuestos y tasas de diverso tipo. Diversos informes demuestran que esto no es cierto para la Argentina, donde la tributación es relativamente baja comparando con otros países de similar nivel de desarrollo[xiii]. En el caso de la presente propuesta, no se trataría de un nuevo impuesto o tasa, sino de un cambio de la alícuota ante la situación de emergencia. El municipio puede utilizar las mismas tasas que ya cobra, modificando temporalmente la alícuota ante la situación de crisis. En un contexto como el presente, donde múltiples sectores requieren auxilios y demandan atención, resulta por completo desfasado suponer que el gobierno local puede continuar proveyendo los mismos servicios sin un auxilio presupuestario.

Antecedentes de aportes extraordinarios: la sobretasa es posible

En este sentido, se cuenta con un antecedente relevante a nivel nacional en la aprobación del aporte¿ extraordinario a las grandes fortunas mediante la ley N° 27.605, sancionada en diciembre del 2020 por el Honorable Congreso de la Nación Argentina, homologada por Decreto Nacional 42/2021. El mismo alcanzó a apenas 12.500 personas en todo el país, que superaron los 200 millones de pesos de patrimonio declarado en 2019. Según los datos más recientes, se recaudaron aproximadamente 230.000 millones de pesos, 7.000 millones más de los estimados inicialmente. El 80% de las personas físicas alcanzadas por el impuesto cumplió con el pago del mismo en término (o acordó un plan de pagos). Del 20% restante, solo 200 personas iniciaron litigios ante la Justicia, lo que equivale al 1,6% de las personas alcanzadas. (Ver Nota Tiempo Argentino).

Este aporte extraordinario está en línea con las recomendaciones de los organismos internacionales para lidiar con la pandemia[xiv]. El aumento de los gastos para los Estado ante la emergencia sanitaria, se conjuga con necesidades de sectores económicos afectados por las medidas de prevención no sanitarias (como la ASPO). Asimismo, debido a la propia crisis, se erosiona la base de recaudación, lo que hace que quede aún menos espacio fiscal para implementar políticas públicas.

Existen además antecedentes valiosos en 9 municipios de la Provincia de Buenos Aires: 25 de mayo, Castelli, General Lavalle, Hurlingham, Lanús, Laprida, Trenque Lauquen, Tres de Febrero y Vicente López (ver anexo)[xv]. Llamamos la atención de estos antecedentes por estar todos ubicados en la misma provincia que Bahía Blanca, sujetos al mismo marco legal. En el caso del municipio de Castelli, se presentó una medida cautelar, que la Justicia oportunamente rechazó. Es decir, habría un marco jurídico validado para este tipo de iniciativas.

De conjunto, la experiencia cercana indica que son posibles múltiples combinaciones de base imponible y destinos de los fondos. En relación a lo primero, hay múltiples variantes, según la estructura productiva del municipio, pero también la situación económica de la actividad particular. Es claro que también se consideró la facilidad para establecer los sujetos imponibles y el cobro de la recaudación. Respecto de lo segundo, deberá considerarse qué urgencias tiene cada localidad. Lo que queda claro es que no se trata de una propuesta extemporánea, ni fuera del marco de la legalidad vigente, así como las recomendaciones internacionales.

La municipalidad de Bahía Blanca reconoció la situación de emergencia sanitaria en marzo de 2020 a través de la Ordenanza Nº 19.997 y el Decreto N° 322/20. Allí se autorizó al Departamento Ejecutivo a efectuar las reasignaciones presupuestarias correspondientes a fin de poder tomar las medidas sanitarias pertinentes para hacer frente a esta contingencia, convalidadas por la declaración de Emergencia Económica a través de la Ordenanza N° 20.012 de abril de 2020. Ambas declaraciones abarcaron un período inicial que podía prorrogarse, lo que efectivamente ocurrió.

En este sentido, según los datos oficiales provistos por la Municipalidad de Bahía Blanca se han destinado $60.313.560,03 al auxilio correspondiente a la emergencia sanitaria y económica originada por el COVID-19[xvi]. El 62% de estos recursos provinieron del propio Tesoro municipal (por recursos de afectación directa o de libre disponibilidad), y se destinó principalmente a la compra de alimentos (79%), en el marco de una política orientada a los sectores más vulnerables, por la vía de la Secretaría de Políticas Sociales (86% del gasto). Se realizaron inversiones menores en productos de limpieza (6%), elementos de uso laboral (6%), centros respiratorios (3%), unidades de cirugía mayor ambulatoria (UCMA, 2%) y casas de abrigo y viandas para centros de día. Este es el detalle oficial, que indica un esfuerzo especial enfocado en necesidades alimentarias, aunque limitado al mismo[xvii].

Por otro lado, en reconocimiento de la crisis económica que atraviesan diversos sectores de la ciudad por motivo de la pandemia, se trabajó eximiendo de algunas tasas por tiempo limitado. Concretamente:

  • La ordenanza Nº 20.042 eximió del Pago de la Tasa por Inspección, Seguridad e Higiene, así como de la Tasa del Derecho de Ocupación o Uso de Espacio Público cuando correspondiera, a rubros afectados por la pandemia durante julio a septiembre de 2020. Aplicó a Gimnasios o Centros de actividad Física, Rubro Indumentaria y Calzado, Gastronomía, Agencias o empresas de turismo, Hoteles o lugares de alojamiento, Academias de Danza, Artes Gráficas o Escuelas Artísticas y/o Culturales.
  • La ordenanza N° 20.130 eximió del pago de la tasa de Alumbrado Limpieza y Conservación de la Vía Pública y de la Tasa por Inspección, Seguridad e Higiene de octubre a diciembre de 2020 a Instituciones Educativas Privadas, Cines, Teatros, Centros Culturales, Talleres Recreativos, Salones de Fiestas y Discotecas.
  • La ordenanza N° 20.261 modificada por la 20.276 y la 20.279 eximieron del Pago de la Tasa por Inspección, Seguridad e Higiene, así como de la Tasa del Derecho de Ocupación o Uso de Espacio Público, y del pago de Derechos de Publicidad y Propaganda cuando corresponda, a Instituciones Educativas Privadas, Cines, Teatros, Centros Culturales, Talleres recreativos, Rubro Indumentaria y Calzado, Agencias o Empresas de turismo, Hoteles o lugares de alojamiento, Academias de Danza, Artes Gráficas o Escuelas Artísticas y/o Culturales, Gastronomía, Salones de eventos y casitas de fiestas, Gimnasios, natatorios y piscinas, y Discotecas entre enero y junio de 2021.

Estos antecedentes indican que tanto la Municipalidad de Bahía Blanca como el Honorable Concejo Deliberante reconocen la existencia de una situación de crisis que se extiende hasta el presente; que desde el Estado municipal se cuentan con herramientas legales para atender esta situación; que hay una situación dispar entre sectores económicos. Vale enfatizar que ninguno de los sectores enunciados en las diversas ordenanzas contemplan a los antes sugeridos como plausibles de ser afectados por la sobretasa extraordinaria. Es decir, no se han identificado -en el curso de más de un año de pandemia- como sectores que atraviesen una situación crítica. Por el contrario, la declaración de Emergencia alimentaria fue planteada, y los sectores de la cultura aparecen sistemáticamente mencionados como atravesando crisis.

Vale resaltar que todas las medidas enunciadas se orientaron a un alivio de carga tributaria local, sin aportar recursos que permitan aliviar la situación de crisis. Justo por ello, las disposiciones erosionan la capacidad fiscal del Estado municipal, sin considerar que algunos sectores de actividad que no están en crisis pueden aportar de manera diferencial para salir de la situación. El efecto combinado de esta situación es que sectores afectados por la crisis no reciben apoyo económico suficiente y el Tesoro municipal se ve deteriorado en la recaudación.

Una suba extraordinaria de determinadas tasas ante la situación de emergencia (reconocida por la Municipalidad y el Concejo Deliberante) permitiría abordar ambos problemas. Por otro lado, se evitaría un derroche de estos recursos dándole un destino pre-establecido. Los destinos sugeridos son ayudas económicas a trabajadores/as de la salud, el sector de la cultura y los comedores comunitarios. Estas prioridades surgen de la decisión plenaria tomada por la Multisectorial por una tasa extraordinaria para enfrentar la crisis económica y sanitaria en el marco de la nueva ola por covid-19 en Bahía Blanca.

Resulta inverosímil que una sobretasa excepcional modifique cualquier decisión de inversión no especulativa en la ciudad. Ninguno de los sectores antes sugeridos detendrá sus actividades por una medida de este tipo. Son sectores que en muchos casos, además, reciben otros beneficios fiscales del Estado nacional o el municipal. En un sentido opuesto, los sectores beneficiarios probablemente gasten todo lo recibido en la propia ciudad, de modo que no solo mejorarían su situación relativa sino que promoverían la actividad económica local, apuntalando la recuperación o, al menos, amortiguando la caída.

En resumidas cuentas

La aplicación de una sobretasa extraordinaria en Bahía Blanca es posible, necesaria y urgente porque:

  • es una medida que sigue las recomendaciones más actuales de los más diversos organismos multilaterales e internacionales;
  • colabora a ampliar el espacio fiscal para las políticas públicas, impulsa la economía local, reduce la dependencia de las arcas municipales de la coparticipación o la toma de deuda;
  • mejora la cohesión social, reduce las brechas de desigualdad y la situación de indigencia, repara parcialmente la fuerte regresividad del sistema tributario argentino;
  • tiene antecedentes recientes a nivel nacional pero también de municipios de la misma provincia;
  • no implica la creación de un nuevo tributo, de modo que no afecta a la seguridad jurídica, sino que se trata de un cambio eventual de alícuotas de tasas existentes;
  • porque no afecta a las pequeñas y medianas empresas que atraviesan una difícil situación;
  • se promueve en un contexto de crisis, donde la inestabilidad e incertidumbre es una regla para la mayoría, con una emergencia sanitaria y económica reconocida por el propio gobierno municipal;
  • se le impone a sectores que han ganado en medio de una crisis social de escalas históricas;
  • permite recomponer las arcas municipales, afectadas por la misma crisis;
  • las exenciones de pago de tributos locales a sectores afectados no es suficiente, porque no permite recomponer los ingresos;
  • los sectores señalados han estado fuertemente afectados por la crisis sin recibir compensaciones ni retribuciones por su esfuerzo o sacrificio;
  • –       pero, sobre todo lo anterior, porque es justo.

[i] Esta situación se constata para la ciudad tanto los tomados por el OER como utilizando los datos relevados por CREEBBA. Según este último centro, apenas 4 de cada 10 pesos depositados en el sistema financiero local son prestados. Ver los datos relevados por CREEBBA en http://www.creebba.org.ar/iae/iae167.pdf

[ii] Los cálculos surgen de actualizar el informe del Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía, a partir de datos oficiales del BCRA. Ver http://admin.labancaria.org/storage/archivo/files/shares/5f69f05fad7c6.pdf y BCRA: http://www.bcra.gov.ar/SistemasFinancierosYdePagos/Entidades_financieras_estados_contables.asp?bco=AAA00&tipo=1

[iii] Ver datos de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas, disponible en:  http://cadam.com.ar/mercados/bajo-la-lupa-principales-aprendizajes-y-tendencias-de-los-mayoristas-en-un-ano-en-pandemia-y-primeros-datos-del-2021/10

[iv] Ver las exenciones fiscales vigentes en https://produccion.bahia.gob.ar/parque-industrial/

[v] Así lo reconoce el propio Consorcio en su sitio oficial: https://puertobahiablanca.com/novedades/valioso-cuatrimestre-para-el-puerto-de-bahia-blanca.html

[vi] Datos calculados a través del Observatorio de Estadísticas Regionales, disponibles en https://www.oer.uns.edu.ar/datos.php?dist=3

[vii] El CREEBBA indicó una expansión de 235% en marzo 2021 respecto de un año atrás. Ver http://www.creebba.org.ar/iae/iae167.pdf

[viii] La estimación realizada por el CREEBBA indica que en 2020 los costos de la construcción medidos en dólares cayeron un 6%. Ver https://www.creebba.org.ar/iae/iae166.pdf

[ix] A través de la Ley N° 27.613, el Decreto 244/2021 y la Resolución General 4976/2021 se alentó la declaración voluntaria ante la AFIP de tenencias en moneda nacional o extranjera para la realización de inversiones en construcción. Suponen la reducción de impuestos sobre Bienes Personales, Ganancias y transferencias de inmuebles de personas físicas y sucesiones indivisas. Se trata de un estímulo al sector que beneficia particularmente a sectores de alto poder adquisitivo, con recursos no declarados.

[x] A modo de ejemplo, lo anterior fue reconocido en el balance Telecom, que además indica que cerró el 2020 con ganancias operativas. Si bien el resultado financiero es negativo, no se considera que la empresa acumula grandes sumas en concepto de dividendos a distribuir en el futuro. Ver detalle en https://www.sec.gov/Archives/edgar/data/0000932470/000110465921041569/tm2039636d1_20f.htm

[xi] Los informes más recientes sobre las perspectivas globales indican el enorme grado de incertidumbre respecto a la recuperación económica. Ver el informe del FMI https://www.imf.org/es/Publications/WEO/Issues/2021/03/23/world-economic-outlook-april-2021

[xii] Una nota del Dr. Gustavo García Zanotti, analizando datos declarados sobre bienes personales, indicaba que la mayor parte de la riqueza de las personas más ricas estaba en el exterior, y en un gran porcentaje volcadas a las tenencias de títulos públicos. Es decir, ganan dinero de la deuda pública. La inversión productiva ocupa un lugar menor en la riqueza de los ricos argentinos. Ver https://diagonales.com/contenido/es-til-y-meritocrtica-la-concentracin-de-riqueza-en-nuestro-pas/20362

[xiii] Ver nota de Magdalena Rua en https://www.elcohetealaluna.com/presion-tributaria-y-grupos-economicos/ así como también https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45730/3/S2000154_es.pdf

[xiv] Ver por ejemplo la declaración del Fondo Monetario Internacional (FMI) aquí: https://www.lavanguardia.com/economia/20210408/6635140/fmi-salida-crisis-covid-pandemia-tasa-ricos.html La de la Organizción de las Naciones Unidas (ONU) aquí https://news.un.org/es/story/2021/04/1490732 Y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) aquí: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45730/3/S2000154_es.pdf

[xv] Se realizó un análisis de estos antecedentes en https://tramasboletin.wordpress.com/2021/04/20/y-si-aportan-mas-quienes-mas-tienen-por-una-tasa-extraordinaria-en-bahia-blanca/

[xvi] Si bien se señala que los datos están actualizados al 19 de mayo de 2021, el detalle de gastos imputados indica que la última actualización se realizó en septiembre de 2020, de modo que podría haber discrepancias con las cifras reales actualizadas. Ver disponibles en https://gobiernoabierto.bahia.gob.ar/coronavirus/inversion-publica/

[xvii] Este énfasis se encuadra en la declaración de emergencia alimentaria de la Ordenanza N° 20.014 de 2020.

Compartimos el documento entregado por hermanas del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir en la reunión interministerial que mantuvieron la semana pasada en Casa de Gobierno.

Llamado de las Mujeres de las Naciones Indígenas

Nosotras, las mujeres de las 36 naciones indígenas, habitadas por las fuerzas telúricas y la sabiduría de nuestras ancestras, hemos salido de nuestros territorios a caminar para sanar. Sanamos encontrándonos con todos los pueblos y seres, sanamos también por el cariño de esos pueblos que se organizaron para alojarnos, alimentarnos, cobijarnos en solidaridad y respeto. Brotaron lágrimas de sus ojos y esperanzas de construir un mañana mejor, fueron narrándonos los nefastos efectos de este sistema sobre las vidas. Cruzamos de punta a punta el país recogiendo esas voces inaudibles.

Hemos llegado a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires trayendo nuestras medicinas, ancestrales y sagradas, en un momento que creemos histórico porque somos conscientes que no hay tiempo que perder, que el #Terricidio es innegable.

Celebramos la oportunidad del diálogo con responsables del Estado Argentino porque el negacionismo que ha sido el proceder ideológico de una casta opresora ya no servirá como lógica política, para no hacernos responsables de este presente producto de una matriz civilizatoria que hoy colapsa y no vislumbra futuro. La misma matriz que produjo el genocidio de los pueblos y naciones indígenas.

Este caminar fue arduo y necesario, fuimos empujadas por las sequías, los incendios, las violaciones a nuestras hijitas en el marco del #chineo, cansadas de tanta impunidad ante tantos crímenes, no podemos pensar en sanar sin justicia. Es por ello que decidimos caminar, con pasos amorosos y comprometidos por la vida, porque no se trata sólo de nosotras sino del mundo.

Son tiempos en los que nos determinan los hechos, convocadas por el llamado de la tierra, de nuestros ancestros y ancestras, estamos decididas a recuperar el Buen Vivir como Derecho, que es la única alternativa civilizatoria que nos rescatará de un sistema de muerte.

Desde nuestro legado ancestral no admitiremos #megaminería, #fracking, #desmontes, #megarepresas, #monocultivos y #agrotóxicos entre tantas industrias contaminantes bajo la idea de “desarrollo y progreso” porque eso es destrucción absoluta.

Estamos en vísperas de la conmemoración del 25 de mayo, para el Estado argentino el primer grito de libertad; y para los pueblos y naciones indígenas alaridos de dolor que aún hoy reclaman memoria, verdad y justicia.

Nuestros hombres indígenas nos han precedido en un intento de diálogo, que se estableciera desde el respeto y reconocimiento de paridad, naciones parlamentando y acordando, sin embargo han fracasado. Nosotras guardianas de los territorios y de todas las formas de vida estamos decididas a no fracasar, porque no claudicaremos, no nos resignamos y no traicionaremos.

Invitamos a los pueblos del mundo a decir #BastaDeTerricidio.

El Foro Popular de Salud repudió el atentado contra la sede de La Cámpora. Uno de sus integrantes, el cirujano Federico Donato, dijo a FM De la Calle que pusieron el foco en la “repercusión más que en el acto en sí, que es algo despreciable. Lo que queríamos difundir es la patología social subyacente que se manifiesta en las redes y que creemos es algún tipo de sociopatía”.

“Los síntomas están a la vista, la enfermedad se ve en todas partes, nos hemos acostumbrado a ella como nuestros patriotas se acostumbraron al pus de la Viruela. Basta leer los panfletos que ya venían circulando, basta leer los comentarios de los infectados en las redes, basta ver cómo algunas personas pierden su inmunidad contra la verdadera enfermedad. Basta con acostumbrarse”, expresaron las y los profesionales de la salud en un comunicado.

Donato recurrió a una analogía: “La tecnología nos ha permitido detectar enfermedades antes de que se manifiesten de forma clínica. Los análisis de laboratorio nos han permitido detectar diabetes temprana. Los electrocardiogramas nos han permitido detectar cardiopatías ante de los infartos. Las redes nos permiten hacer una detección temprana de sociopatías antes de que se manifiesten. Son personas que responden a una noticia de una catástrofe social celebrando un acto como este, o festejando, o dando a entender o manifestando que se lo merecen. Creemos que es un sociópata que no tiene el coraje de manifestarse”.

“El discurso se transmite hasta que alguien llega a la conclusión de que está bien. Si muchos lo hacen, probablemente sea correcto. Si pienso que es merecido un ataque explosivo, soy un enfermo. Pero soy un enfermo subclínico que se queda en la casa. Pero cuando uno se encuentra con otros enfermos en un ámbito propicio para difundir este tipo de enfermedad social, estamos a una chispa de que uno se decida a dejar de actuar en forma virtual y pase a actuar en forma real”, enfatizó.

Donato afirmó que “sin ninguna duda el primer paso para tratar de prevenir daños y enfrentar un problema es identificarlo. Qué medidas tomar es algo que no sé y que vamos a tener que pensar desde las instituciones. Es sabido que hay troles, perfiles falsos que son usados como una herramienta política miserable, es tremendo pero de alguna manera comprensible, no aceptable. También se ven comentarios de este orden en personas comunes que lo emiten desde sus propios perfiles”.

El profesional argumentó que “uno podría decir que el ámbito virtual no existe o que las podría bloquear, que es un problema que parece chiquito pero a veces no es tan chiquito, sobre todo cuando empieza a confundir a la gente cuando no tienen sus conceptos sociales sólidos”.

Por último, destacó que el diario La Voz de Tandil difundió una manifestación por el retorno a la presencialidad escolar donde aparecieron panfletos que -en parte- contienen el mismo texto que los folletos distribuidos en cercanías del local de La Cámpora donde colocaron el explosivo.

(Por Astor Vitali) Los hechos que conmocionan, a menudo, sobre todo si tocan nervios de la memoria, del inconsciente colectivo que generan angustia de la seria, de la que afecta el equilibrio, son sucesos que mueven el todo. Por tanto, la actividad del analista, en ese contexto, debe dar cuenta de esa situación, extremando la rigurosidad, para no reproducir esa costumbre de los violentos: la reacción.

¿Qué tenemos hasta el momento? Un grupo de personas se organizó, redactó una cantidad de consignas utilizando lenguaje protofascista, diseñó un volante con dichas consignas, las imprimió en algún lugar, las distribuyó en el radio céntrico. Un grupo de personas obtuvo elementos para armar una bomba, la armó, la trasladó hasta el local de La Cámpora ubicado en Beruti y Donado en Bahía Blanca, la colocó en la madrugada del 25 de mayo, y activó el dispositivo (que pudo haber sido remoto o cronometrado) e hizo estallar un local partidario.

Es decir, hubo una logística, lo que implica un grupo preparado para una operación de estas características: hacer estallar un local partidario y amenazar a sectores concretos. No son palabras al viento.  

Si bien puede resultar contra fáctico, no ingresamos en el terreno de la especulación si afirmamos que de este suceso podría haber daños más que materiales, es decir, alguien podría haber resultado herido, dadas las características del explosivo.

No puedo dejar de traer a la memoria la figura del “casero”, personaje folclórico de la cultura política local. Se acostumbraba que un simpatizante partidario fuera el cuidador de las casas partidarias, un poco manteniéndolas y otro poco obteniendo un techo. Afortunadamente, en este caso, no lo había.

Entre los elementos concretos, siguiendo la línea de no hacer interpretaciones apresuradas, tenemos la palabra “atentado” ratificada por todo el arco político. Principalmente, por el jefe político del Frente de Todos a nivel regional, Federico Susbielles, y por el intendente Héctor Gay, de signo político contrario.

¿Cómo convive la palabra democracia con la palabra atentando? Solamente puede haber reparación en tanto haya esclarecimiento y justicia, puesto que si a esas palabras se le sumare otra -muy odiada pero presente- impunidad, las complicaciones se agudizan.

El atentado representa un paso adelante (atrás) en lo que ya viene pasando recientemente: el 17 de mayo se registraron leyendas antisemitas en una casa del pueblo judía: “Los vamos a matar. Ratas judías”. El 29 de agosto de 2020 un mensaje fue grafiteado el local partidario del Frente de Todos ubicado en Lavalle al 300: “zurdos traidores”, pude leerse, entre otras leyendas.

Lo que cambia es la capacidad operativa: una cosa es hacer una pintada y otra cosa es hacer estallar un lugar y dejar un mensaje de amenazas concretas.

Hablamos del pasado reciente porque claro que hay una larga lista de hechos de violencia política en diferentes contextos, como por ejemplo el incendio en la casa del ex concejal Norberto Martínez, allá por el año 2005, entre otros.  

El panfleto, además, amenza a dirigentes políticos, gremiales y periodistas. Sin embargo, resulta algo naif suponer, como se ha dicho por estas horas, que las amenazas son en general: no amenaza a los políticos de derecha, las amenazas están dirigidas a banderas que sostiene, para decirlo a grandes rasgos, el arco político progresista. Es decir, si bien se articula un discurso que podríamos denominar “antipolítica”, esas ideas supuestamente antipolíticas no hacen más que disfrazarse de tal cosa para disimular la presencia concreta de ideas políticas derecha.

Tenemos entonces hasta ahora a un grupo de personas que se organiza, realiza un atentado y amenza a dirigentes de lo que podríamos llamar ampliamente el arco progresista.

Para no abundar, cabe preguntarse qué significa La Cámpora: una de las organizaciones políticas más importantes de la actualidad. Ya no se trata, como en sus comienzos, de un grupo de jóvenes neófitos que buscaban un perfil progresista o nacional y popular dentro del amplio movimiento peronista. Se trata de una organización, sólida, fuerte, con poder político, influencia en el mundo empresarial y gremial. Elegir a La Cámpora dentro del Frente de Todos como blanco de un atentado en el día del aniversario de la Revolución de Mayo de 1810 posiciona a los agresores en el sitio buscado por los agentes difusores de los discurso de odio antipopular que ven en todo lo que huela a pueblo un retraso para la sociedad que buscan construir, mirando siempre a otros lugares ajenos a su propia historia y las mejores tradiciones políticas vernáculas.  

Hace un tiempo hablamos con Pablo Stefanoni, autor de “¿La rebeldía se volvió de derecha?”, acerca de qué significa un discurso aparentemente ridículo, como aquel contenido del panfleto, y que sin embargo tiene carnadura en hechos de estas características.

En este sentido, cabe destacar que las declaraciones de repudio no pueden ser relativas: deben ser totales. Porque la violencia política se instala a modo de conciencia comunitaria cuando este tipo de sucesos se naturalizan. Los principales sectores afectados por la práctica de violencia siempre son quienes menos herramientas poseen para defenderse, es decir, los propios sectores populares.

En otras palabras, no hay ningún grado de heroísmo en la acción de un atentado perpetrado por un grupo que se arroga la representación de una supuesta visión crítica de la política puesto que, en contexto democrático, representa un acto vil de cobardía en el que los perpetradores del hecho no se muestran ante la sociedad como una alternativa válida a lo que cuestionan, sino que utilizan el miedo para arrogarse una representación para la que nadie, absolutamente nadie les mandató. Por más débil que resulte la democracia que supimos conseguir, al menos la dirigencia política tiene mandato.  

La democracia no es un libro que sea lea una vez y luego pueda dejarse en la estantería de la biblioteca: es un libro que debe leerse a menudo puesto que el contexto en el que se lea modifica el contenido del texto. Las páginas que hoy leemos nos muestran que lo ocurrido pone en riesgo la convivencia comunitaria y no es una amenaza para lo que se denomina “clase política” sino para la población en general.

Si el objetivo fuera criticar falencias del sistema democrático, se propondrían herramientas participativas que mejorasen esta vida democrático. En cambio, llevar adelante un atentado, por más cháchara antipolítica bajo la cual se amparen los perpetradores y los autores intelectuales, es un ataque a los principios básicos de la democracia y de la vida en comunidad.

Para finalizar, e insistir con el peligro que estos sucesos suponen, es inquietante leer en el portal La Voz de Tandil que, durante la manifestación que hicieron un grupo de personas contra las medidas de cuidado sanitario, las consignas que aparecieron en el panfleto en Bahía Blanca estaban presentes en afiches pegados en territorio tandilense. Nuevamente, sin arriesgar interpretaciones, el hecho en sí es preocupante: las mismas consignas el mismo día en territorios distintos solo pueden aparecer si existe coordinación.

La tensión que generó este atentado requiere una atención muy concreta, precisa y cuidada por parte de todos los actores democráticos. Es crucial que el rechazo no sea formal sino real y que la acción no caiga bajo el amparo de la impunidad. No es sólo decir que no da lo mismo: es preciso hacer todo cuanto sea posible para que efectivamente no de lo mismo y los anticuerpos sociales actúen efectivamente sobre la enfermedad del odio.

“Corresponde repudiar firmemente y exigirle a la justicia que avance en un rápido esclarecimiento y, a partir de allí, hacer evaluaciones”, dijo a FM De la Calle el senador provincial de Juntos por el Cambio, Andrés De Leo, en referencia al atentado contra el local de La Cámpora.

Agregó que “hay que tener mucha prudencia en las declaraciones y conjeturas apresuradas que muchas veces pueden ser especulaciones políticas y eso hace muy mal. No ayudan declaraciones como la del presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, el mismo comunicado de La Cámpora donde deslizan que el debate democrático y posicionamientos pueden ser la antesala de estas situaciones. Es irresponsable y termina abonando la idea de los violentos que rechazan a la democracia como el mecanismo que debe regir”.

De Leo manifestó que “podría conjeturar quién cultiva el odio, es un debate que no tiene retorno. La Argentina ha tenido décadas de violencia que terminaron en la dictadura militar”.

“La antesala fue la irracionalidad política a la hora de dirimir el debate democrático y cómo se debe regir el debate en la democracia que después determina el voto de la gente. Debimos haber aprendido y hemos dado un paso gigantesco con la recuperación de la democracia. Es un momento para que todos los partidos y dirigentes que defienden la democracia y el estado de derecho estemos codo a codo”.

-¿No crees que hay un tono de las declaraciones que está por encima de lo que debería ser?

No comparto lo que hacen algunas personas, no importa la ideología, tampoco puedo sacar conclusiones apresuradas. Si me querés decir si esos panfletos representan en alguna mínima expresión lo que es nuestro pensamiento político ya te digo que no, como creo que tampoco los sectores del oficialismo, del peronismo, puedan representar situaciones de hace muchos años que representan alguna expresión no democrática o violenta.

Me preocupa que sea en la ciudad y, de lo que uno por lo menos conoce, no puedo ver que esto surja de una agrupación que esté interviniendo en democracia. Tampoco hay que apresurarse a ningún juicio de valor que después no pueda ser corroborado.

Hay un error que se repitió siempre que es no haber comprendido los hechos en su justa medida. Quiero esperanzarme que esto es obra de un demente, no quiero dejar de lado que esto tiene que se esclarecido.

¿Qué opinás de las denuncias sin sustento en contra del gobierno, contra las vacunas o avalando la manifestación con las bolsas mortuorias frente a la Casa Rosada?

No da lo mismo unas declaraciones o una bolsa mortuoria. La mayoría de los dirigentes de Juntos por el Cambio hemos expresado el rechazo, pero por qué solamente se pone el foco en algunos dirigentes de JxC, he escuchado barbaridades peores de dirigente encumbrados, me parece que hacer esa ligazón es prácticamente justificar el discurso.

Una obra de un grupo antidemocrático, atarla a que pueda ser producto del debate democrático y responsabilizar a dirigentes me parece un error y sumarse a la especulación política.

La investigación del atentado al local de La Cámpora quedará a cargo de la justicia federal.

Según se informó desde la fiscalía provincial, desde el despacho de la jueza Gabriela Marrón se presentó ante el Juzgado de Garantías a cargo de la Marisa Promé un oficio en el que se solicita que se inhiba de seguir interviniendo en el caso.

Al contestar el pedido, el fiscal Marcelo Romero Jardín -titular de la UFIJ N° 8– no se opuso entendiendo que los delitos son de competencia federal y detalló que tomó intervención ante el rechazo telefónico por parte de la Fiscalía Federal y para evitar demoras que pusieran en riesgo le eficacia de la investigación.

De esa manera se impartieron las primeras directivas para que el personal policial pudiera realizar las tareas investigativas.

Además detalla el Fiscal que la conducta investigada podría encuadrarse en lo normado en los artículos 55, 186 inciso 1°, 189 bis primer párrafo y 213 bis del Código Penal, estos dos últimos de competencia federal por estar contemplados en el artículo 33 del Código de Procedimiento Penal de la Nación.

La Fiscalía General ante la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca abrió una investigación preliminar para investigar la explosión que se produjo esta mañana en el frente del local partidario del Frente de Todos de Berutti y Donado.

El informe preliminar de los peritos que intervinieron en el caso concluyó que se utilizó “un artefacto explosivo no reglamentario con el poder suficiente para producir lesiones y daños a terceros”.

“Se desprende que los elementos en cuestión en su conjunto y debido al confinamiento de una cierta cantidad, no precisada, de un deflagrante (posblemente pólvora), arrojan como consecuencia la detonación del envase por exceso de presión, siendo este metálico (posiblemente aluminio). Deduciendo que su sistema de iniciación sería eléctrico por los componentes hallados, no pudiendo determinar si es remoto inalámbrico o con temporizador (reloj)”, sostuvieron.

La Fiscalía General consideró los hechos como de inusitada gravedad y que, en principio, su investigación corresponde al fuero federal.

El fiscal Horacio Azzolin solicitó a la población que cualquier dato que permita determinar el origen de la explosión y esclarecer los hechos ocurridos debe dirigirse a la dirección de correo electrónico correspondiente a la Fiscalía General ante la Cámara Federal, [email protected]

Más temprano, desde la justicia provincial se comunicó que la UFIJ N° 8, a cargo de Marcelo Romero Jardín, se tomaron las medidas inmediatas para recolectar los indicios necesarios en busca de determinar lo sucedido.

La Fiscalía provincial tomó intervención después de que la policía se comunicara con la Fiscalía Federal en turno, quien alegó no ser competente.

Así es que desde la UFIJ N° 8 se brindaron las primeras directivas para recolectar elementos de prueba.

En el lugar se encontraba trabajando la Dirección de Explosivos por lo que se solicitó un informe detallado de su intervención, además se pidió un relevamiento de las cámaras privadas y municipales del sector y declaraciones testimoniales de todos aquellos que hayan tomado conocimiento de alguna circunstancia relevante para la investigación.

Una vez colectada toda esa información se analizarán los pasos a seguir en el marco de la causa.

Se investigan los delitos tipificados en los artículos 186 inciso 1, 189 bis inciso 1 y 213 bis del Código Penal, los que se refieren a estrago doloso por explosión, tenencia de bombas y materiales explosivos y organizaciones que tienen por objeto imponer ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor.

Una fuerte explosión ocurrió esta madrugada en el local de “La Cámpora” de Berutti y Donado. Si bien no hubo heridos, se registraron daños materiales en la casona y en comercios aledaños.

Por el momento no hay confirmación oficial de que se haya tratado de un atentado. Desde el Frente de Todos esperan los resultados de las pericias.

Federico Susbielles afirmó que “un hecho de estas características es un acto de violencia política, contrario a las instituciones y el espíritu que necesita nuestra sociedad para progresar. Creemos en la política como herramienta de construcción y transformación”.

Fue alrededor de las 2:50 y las primeras denuncias se recibieron minutos después de las 3.

Vecinos del lugar difundieron panfletos políticos que se habrían encontrado ante la sede de la agrupación política. Los mismos refieren una serie de “razones” para iniciar una “purga” y amenaza: “Ahora a cuidarse traidores sabemos donde viven, HARTOS DE TODOS USTEDES”.

Según informó @apepe, en la habitación del hecho no hay calefactor y los medidores de gas están en buenas condiciones.

Trabajaron en el lugar efectivos de Bomberos, Policía, Defensa Civil y agentes de tránsito.

Foto: Dalma Kees.

Integrantes del Departamento de Economía y el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del Sur (UNS-CONICET) analizaron el impacto del aislamiento y el distanciamiento en aspectos sanitarios como atención de patologías, acceso a bienes y servicios de salud y hábitos de vida.

“Empezamos a ver la necesidad de la restricción de circulación y vimos que eso tenía un costo, si bien teníamos alguna percepción, queríamos tener datos que confirmaran esta hipótesis y cómo afecta el aislamiento a los individuos”, comentó a FM De la Calle Karina Temporelli quien realizó el estudio junto a las doctoras Valentina Viego, María Florencia Arnaudo y el doctor Fernando Lago.

El trabajo partió de una encuesta online a 2000 personas.

La encuesta “está dividida en 3 bloques, en el primero tratamos de ver cuántos de los individuos que entrevistamos tenían algún síntoma, otro estaba relacionado con la salud y cómo acceder a los medicamentos, y el tercero cómo cambiaron los estilos de vida y cómo afecta esto a la salud”.

Temporelli mencionó que, del primer bloque, “un 11% tuvieron algún síntoma de Covid y el 30% manifestó que no hizo ninguna consulta pese a los síntomas. Esto es una señal de alarma, implica que hubo algunos individuos que no fueron detectados como Covid y si no se aislaron pudieron seguir contagiando”.

En relación al segundo punto, “preguntábamos situación antes y después de la pandemia. A quienes tenían algún problema de salud les preguntamos si siguieron haciéndose los controles y un 40% nos dijo que no. Aquellos que se hacen controles de salud anuales, también un porcentaje comentó que los habían suspendido, no por dificultades para acceder sino más bien por miedo. Hay un porcentaje importante de embrazadas que no hicieron los controles que se hacían habitualmente”.

“Todavía las consecuencias son complicadas de medir porque estas cuestiones afectan a enfermedades crónicas que en general son de larga aparición pero que afecta a la salud no cabe duda”.

En relación a los aspectos positivos enfatizó que “no hemos identificado problemas para acceder a los medicamentos o de pruebas de diagnóstico”.

“Cuando hablamos de hábitos analizamos 3 focos diferentes: el problema de peso asociado al sedentarismo y consumo no saludable de alimentos, consumo de alcohol y de cigarrillo”.

Temporelli destacó que “un 53% de los individuos manifiestan haber aumentado su peso en un 7%. Esto es preocupante, como cambiaron de alguna manera los consumos, encontramos modificaciones en los ámbitos de sedentarismo, aquellos que sí hacían actividad física antes de la pandemia bajaron la frecuencia o dejaron de hacerla, el 70% bajó el nivel”.

Con respecto al consumo de alcohol señaló que no encontraron cambios en cantidad “pero sí los más jóvenes dejaron de consumir porque en general tienen consumo relacionado a actividades sociales. En las edades medias subió el consumo”.

Por último, y respecto al cigarrillo, “encontramos que un porcentaje el 23% de la gente manifiesta haber fumado más, lo asociamos a cuestiones relacionadas con el estrés y las consecuencias son importantes. Identificamos que muchas de las políticas centradas en mostrar los efectos del cigarrillo sobre la salud no son suficientemente efectivas”.