Se realizaron elecciones para renovar cargos directivos en la Facultad Regional de la Universidad Tecnológica Nacional. Alejandro Staffa fue elegido como decano y tendrá como vice a Carlos Vera para el período 2021-2025.

El inspector regional de Educación, Claudio Martini, se refirió en FM De la Calle a los protocolos y disposiciones que se implementan a partir de hoy para alcanzar la presencialidad total en los próximos días.

La semana pasada se presentó en comisiones del Consejo Superior Universitario un proyecto que plantea cambios en la forma de cursado. Se trata del Sistema Integrado de Cursado y Aprobación de los Espacios Curriculares.

La iniciativa fue planteada por un grupo de profesores del cual forman parte el rector y el vice, Daniel Vega y Javier Orozco.

“Para pasar a este sistema paternalista tienen que avasallar varios derechos estudiantiles”, comentó a FM De la Calle Juan Cruz Dellerba, estudiante de derecho y asambleísta por la lista Nueva Universidad.

“Es pasar de este sistema de autogestión, de tener la libertad de manejar la carrera como nosotros deseamos -si quiero rendir un final puedo, si no quiero rendir también, si quiero hago 5 materias o hago 2 o si necesito salir a laburar también puedo- a un un sistema paternalista donde la universidad te dice cómo tenés que hacerlo, en qué momento. El estudiante no gobierna su carrera “, aseguró.

El dirigente señaló que esta iniciativa “deroga la obligación de los docentes de poner mesas de examen libres y regular todos los meses. Se reduciría a una pequeña ventana donde podemos rendir en un cierto período de tiempo”.

“Plantea la imposibilidad total de rendir libre o una posibilidad mínima. Otra cuestión es la derogación de los recuperatorios para cada parcial que se tome. Esto parece que se recuperaría todo al final de ciclo, pero no especifica bien cómo y lo flexibiliza de una forma tajante”, mencionó.

Dellerba detalló que “le otorga a docentes la facultad de evaluar cosas tan discrecionales como la participación en clase y lo que llaman cuestiones aptitudinales del estudiante, ¿cómo se puede evaluar la participación con cursadas de 400 o 500 estudiantes?”.

Otra de las modificaciones tiene que ver con la obligatoriedad de asistir a clase. “Esto excluye a quienes estudian y trabajan. Tiende a volverse un sistema elitista, quienes puedan dedicarse full time y nunca tengan una problemática, van a poder seguir este régimen de la universidad”.

“Este proyecto parece que le hecha la culpa a los estudiantes, son ustedes que no saben estudiar y como autogestionarse y nosotros como universidad tenemos que ir, decirles cómo llevar adelante la carrera. El diagnóstico es correcto, la solución es todo lo contrario”, enfatizó.

Por último Dellerba dijo que el proyecto está en comisiones: “Vemos muy difícil plantear modificaciones porque choca completamente con nuestra concepción ideológica, si junta las firmas necesarias pasa al plenario y ahí se debería votar en el Consejo Superior”.

La secretaria adjunta de SUTEBA, Gabriela Delfino, cuestionó la resolución del juzgado Contencioso Administrativo N°1 que ordenó la entrega a cuatro hermanas en situación de vulnerabilidad de los materiales necesarios para garantizar su continuidad pedagógica.

La dirigente aclaró que accedió a la difusión periodística del fallo pero “de ser así” -de apuntar a las escuelas y no a las autoridades provinciales-, “difiero totalmente con la responsable de la ONG que habla de un fallo ejemplar. A quien debería exigir la justicia es al gobierno para que provea los materiales necesarios porque, hasta ahora, lo han hecho los docentes de sus bolsillos”.

Luego de la entrevista y ante la consulta de FM De la Calle, la abogada María de los Ángeles Rosón explicó que la denuncia fue contra la Dirección General de Escuelas, organismo que debe responder a través de las escuelas Primaria N°65 y Secundaria N°43.

“Me hubiera gustado ver el trabajo que llevó previamente la ONG, soy del Equipo de Orientación Escolar (EOA) de una escuela y sé cómo se trabajan estas cosas como para presentar la denuncia en los términos en los que se presentó. Si hubieran averiguado verían la doble o triple carga que tenemos con las burbujas presenciales, virtuales y también hay que encargarse de los alumnos y alumnas que no alcanzaron con los contenidos del año pasado y que están en promoción acompañada hasta fin de año”.

Delfino afirmó que “la mayoría de las escuelas tienen EOA y la mayoría, en caso de sostener este vinculo pedagógico, ha generado materiales cuando el Estado no ha hecho absolutamente nada. A través de diversos encuentros, en la entrega de bolsones. En mi escuela hemos llevado a las casas de alumnos y alumnas las tareas”.

“Me parece que la cuestión acá pasa tal vez por hacer ver una ONG y tal vez una campaña política a futuro porque las cosas se resuelven de otra manera, te contactás con el personal y ves cómo podés solucionarlo. Además no exponés a la familia, eso desde la escuela no lo haríamos”, apuntó.

Presencialidad

En relación al pedido por la vuelta a la presencialidad planteado por el oficialismo local y un sector de la comunidad educativa, Delfino sostuvo que “la situación epidemiológica sigue siendo grave, venimos sosteniendo que la presencialidad disparó los contagios y que hay que decidir en función de preservar la vida”.

“Me parece que hay una operación muy intensa con el tema de la presencialidad y que se relaciona con el hecho de que las escuelas tienen que estar abiertas porque la gente tienen que ir a trabajar y sino están abiertas no hay donde dejar los chicos, con una decisión del gobierno de no sostener licencias para quienes necesiten quedarse en sus casas”, finalizó.

El titular del Juzgado Contencioso Administrativo N°1, Agustín López Cóppola, ordenó a dos instituciones educativas que brinden los materiales necesarios para garantizar la continuidad escolar de cuatro hermanas en situación de extrema vulnerabilidad.

“Es un fallo interesante para pensarlo desde la sociedad, qué es lo que sucede mientras algunos están entre la presencialidad y la virtualidad”, dijo a FM De la Calle María de los Ángeles Rosón. La abogada agregó que “la crítica no es para destruir al Estado, ni a los docentes ni a los padres. Es para construir, para que se mejore la realidad”.

Se trata de cuatro chicas de 8, 11, 14 y 16 años que viven Loma Paraguaya y concurren a las escuelas Primaria N°65 y Secundaria N°43. Las niñas son asistidas por la ONG Hogar Mamá y Yo.

“La ONG se encarga de hacer acompañamiento de adolescentes hasta los 21 años que han sido mamás recientemente. En este caso, la joven de 14 años les transfiere su angustia por no poder acceder a los contenidos mínimos del ciclo escolar. Ella fue mamá hace poco, pero en el 2020 su situación había sido tremenda porque no podía acceder a materiales o a lo que accedía era escaso y este año está haciendo dos años juntos”, comentó Rosón.

La letrada entendió que “hay una clara vulneración al acceso a la educación. Es una familia de 4 hermanas que dependen de su mamá que está sin trabajo. Viven en situación de pobreza extrema. Sumado a que la pandemia y las nuevas modalidades hicieron que las niñas no puedan acceder a los contenido mínimos a través de clases virtuales. La mamá cuenta con un teléfono antiguo y puede cargar datos cuando tiene dinero. Les entregaban el material de las materias en un pdf que tenían que imprimir”.

Mediante una medida judicial “el magistrado tiene en cuenta esta situación de desamparo económico, de vulnerabilidad de todo el grupo familiar y le planteamos que vea cómo la vida de cada niña ha sido afectada”.

López Cóppola “ordenó a la Dirección General de Escuelas que le entreguen el material impreso, que organicen la vinculación, que organicen encuentros de manera presencial y cualquier otra medida para que el servicio educativo sea brindado”.

Rosón comentó que “este fallo expresa una realidad dura que vive Bahía y una realidad de la que el sistema educativo no se hace cargo como las resoluciones lo indican. Lo importante es que aquí la madre y las chicas fueron escuchadas a través de un fallo judicial que valora el derecho a la educación de las chicas”.

La abogada destacó que el juez pidió dos informes a las escuelas y “fueron bastante magros. Cuando el juez les preguntó específicamente cómo se impartía la educación a estas niñas respondieron en términos generales. Las escuelas conocen que la mamá tiene un solo celular. Recibieron el oficio y al otro día la citaron a una de las chicas para darle el material”.

“Desde la escuela esperaba una reacción de alegría en el sentido de estar contentos con que han sido escuchados, que son reconocidos los chicos, pero hasta ahora no hemos tenido una respuesta en ese sentido”, finalizó.

Un incendio destruyó la nave central de la Escuela Agrotécnica de Coronel Pringles. Entre las pérdidas está la documentación y la historia de la institución y su biblioteca, por ello, la comunidad educativa inició una campaña de donación de libros.

Estefanía Kurtz, ex alumna y actual docente de Educación Física de la institución dijo a FM De la Calle que “lo que se quemó es el corazón de la escuela, formado por biblioteca, dirección, preceptoría y alguna que otra aula, la destrucción fue total”.

El colegio está alejado de la ciudad, por ende, cuando uno de los profesores realizó la recorrida diaria se encontró con el incendio bastante avanzado y las pérdidas fueron casi totales.

Las clases continuarán porque las aulas no fueron comprometidas, “se armará de forma provisoria en algún lugar la preceptoría y dirección”.

La docente expresó que “lo que más lamentamos, porque a la larga los libros se recuperan, es que se perdió la historia de la escuela, trabajos de campo, trabajos finales. Seguramente se irá formando otra historia con los chicos que continúan”.

“La Escuela Agrotécnica nació chiquita y familiar y a medida que pasaron los años se hizo gigante sin perder el sentido de pertenencia que le inculcaron los alumnos. Fue increíble la campaña que se generó desde toda la comunidad, es un poco devolver lo que nos han inculcado”, dijo Kurtz.

Agregó que “se forman profesionales que puedan quedar incluso ejerciendo en la escuela o prepararlos para el campo, tambo, maquinarias”.

Quienes quieran colaborar pueden hacerlo aportando artículos de librería y biblioratos, manuales de historia, de biología, química, física, matemática y libros de ganadería, agricultura y maquinaria. El teléfono de Estafanía es el 2923 44 2991.

Fotos: Diario El Orden de Pringles

Por su situación epidemiológica Bahía Blanca se encuentra en fase 2, la cual establece que las clases deben ser virtuales excepto para la educación especial. El Observatorio de los Derechos de personas con Discapacidad cuestionó dicha resolución: “La emergencia sanitaria es para todas las personas, por lo tanto, a la escuela deberían ir todas o ninguna”.

“¿Se encuentran inmunizados los alumnos con discapacidad y sus docentes? Si se prioriza lo pedagógico, ¿por qué el resto de los alumnos no concurre a clases? Las desigualdades que genera esta medida lejos están de los paradigmas de inclusión por los que siempre hemos luchado”, afirmaron desde el organismo.

El docente e integrante del Observatorio, Facundo Guerra, dijo a FM De la Calle que “con respecto a presencialidad se explicita en este decreto la excepcionalidad para la modalidad de educación especial. El resto de los estudiantes quedarían exceptuados, menos los estudiantes de educación especial, justamente por estar en situación de discapacidad”.

Agregó que entienden que “hay un contexto grave, de alto riesgo para la población en general, (por eso) estuvimos pensando y armamos un escrito en el que hablamos de todos o ninguno, hablando en condiciones de igualdad”.

“Nos abocamos exclusivamente a los y las estudiantes de la modalidad que están dentro de niveles obligatorios. El tema de los docentes es otro capítulo aparte, nos preocupaba en particular cuál es la diferencia si lo que estamos tratando de preservar la salud, para eso hay que quedarse en casa y habrá que diversificar las estrategias posibles para garantizar las trayectorias educativas. La lógica indica que lo que priorizamos es la salud”.

Guerra dijo que “tampoco hay en el decreto una explicación de corte epidemiológico y de salubridad que acompañe esa medida”.

En relación a las vacunas para esta franja poblacional dijo que “en algunas situaciones hay personas que guardan mayor riesgo que otras y deberían ser contempladas, el Observatorio publicó el pedido de que la población con discapacidad sea contemplada como prioridad. Recién en mayo contemplan la prioridad de personas con discapacidad, eso da a las claras la prioridad de este planteo de la discapacidad en la agenda pública”.

El ente solicitó una reunión con las autoridades distritales y de la rama de educación especial para seguir dialogando sobre estas medidas. “La urgencia era que ya veníamos con esta medida y había que esperar a 31 de mayo y esto continúa”.

Por último, argumentó que “hay que priorizar la responsabilidad estatal, dejar (la presencialidad o virtualidad) meramente librada a la decisión individual de las familias es lo que se cuestiona desde los campos académicos. La responsabilidad con las infancias es social, entendemos que no denunciarlo sería no estar velando por estos derechos”.

El Consejo Local de Niñez y Adolescencia presentó las conclusiones de un relevamiento acerca de la percepción de niñas, niños y adolescentes respecto del proceso de aislamiento implementado en 2020.

“Manifiestan en general sentirse aburridos, estresados, cansados y tristes. El factor que genera tal cansancio es la tarea escolar administrada de forma remota y de manera asincrónica. El reclamo de los adolescentes es por una asistencia sincrónica y la añoranza está fundamentalmente puesta en los encuentros con los amigos”, advierte el documento elaborado por investigadores de la UNS.

La encuesta, respondida por 758 jóvenes de entre 11 y 18 años, concluye que “la escolaridad, la sociabilidad y el ocio se desarrollan a través de las plataformas digitales provocando gran cantidad de horas frente a las pantallas y en plataformas diversas, muchas de ellas sin supervisión adulta y sin control por parte de las empresas que brindan tales servicios”.

Además, “los adolescentes transitan estas sociabilidades en ausencia de la supervisión adulta. Las condiciones del aislamiento llevaron a la restricción de desarrollo de actividades físicas y a la generación de situaciones de hiperconectividad. (…) Destacamos la preocupación a este respecto y el impacto que tal situación provoca en la salud física y mental de los jóvenes”.

Belén Noceti (IIESS UNS-CONICET) explicó a FM De la Calle que la encuesta “contenía algunas preguntas abiertas y otras cerradas, después cruzamos la información de las respuestas y con eso podemos remitir las repuestas al tipo de emoción que refieren”.

Aulas virtuales

Uno de los ejes del trabajo fue caracterizar la relación de chicos y chicas con la escuela. “Encontramos que hay un 71% que dice que están en mucha relación con la escuela, no encontramos grandes diferencias entre el uso del celular y la computadora. Siempre se dio en esos medios, no encontramos referencia a los cuadernillos o tablets”.

Sin embargo, “en los espacios donde históricamente se marcan indicadores socioeconómicos de pobreza, los chicos manifestaban relación con la escuelas través de celulares y esto tiene que ver con la disposición más dificultosa de datos”.

El informe da cuenta de respuestas que indican “una suerte de resignación” con frases tales como “es lo que había”, “no me gustó para nada”, o “todos pusimos lo mejor”. “A la pregunta ¿qué cambiarías? las respuestas son en general bajo la demanda de contacto sincrónico y no tareas sueltas, más tutoría por parte de los docentes, el reclamo es el de haberse sentido solos ante una excesiva demanda de trabajo escolar y plantean sentirse perdidos”.

“El sistema educativo ha comenzado a aggiornarse en cuanto a la sincronicidad y la demanda. Los profes de hoy no tienen las mismas herramientas que tenían a esta altura del año pasado, el tema es cómo se acompaña ese proceso desde los espacios de ejecución de la política publica”.

Vínculos sociales

Noceti destacó que, en relación al vínculo con los pares, “en la franja de 17 a 18 buscaban encontrarse físicamente, el paseo en bici era la reina, y en los chicos más pequeños las redes donde se encontraban y sobre todo la nocturnidad. De 11 a 13 años, nos llamó la atención, se vinculan a través de Twitter”.

“Se destaca la hiperconectividad, si están de noche suponemos que pueden haber cambios en los hábitos de sueño y alimenticios que marcamos para observar”, dijo.

El vínculo en algunos casos también fue mediante los juegos online. “Aquellos que más aparecen son los liberados por las compañías, hay que prestar atención a qué liberan las compañías y qué hacer para que los chicos vayan mudando de plataforma, destacamos la importancia del Among Us o Fortnite. Después quedará para los especialistas en educación o psicopedagogía ver por qué estos juegos, qué significados tienen”.

“El sabor del mate con amigos”

La investigadora señaló que se observa cierta “añoranza por aquellas actividades que se hacían prepandemia. Tiene que ver con la actividad física, deportes, con la rutina, más allá de la salida con el amigo. En el espacio de los chicos más grandes la escuela es el elemento más reclamado y tiene que ver con el tiempo del egreso, con el fin del ciclo. En los más chiquitos la rutina no es tan importante sino el encuentro con los amigos”.

En este sentido, manifestaron que extrañan “referencias al contacto
físico ‘abrazos’, ‘ver los gestos de la gente’, ‘que las personas parezcan reales’, ‘besos’, ‘olores de los cuerpos’, ‘risas’, ‘sabor del mate con amigos'”.

Emotividad y colores

Una de las herramientas utilizadas en la encuesta fue la vinculación de colores con emociones. “El color gris es el que eligieron los chicos, es monótono, aburrido, todos los días igual”.

También se les pidió que seleccionen “películas, series, libros y-o canciones que describen este período”. Noceti dijo que “las canciones que refirieron son algunas que marcan presión y sensación de salir y no poder. Las películas vinculadas a pandemias, catástrofes, zombies y en otros grupos Rapunzel con esta nena que está encerrada y la saga de Harry Potter donde se hace referencia a extrañar el colegio y los amigos”.

Les pibes en frases

Al consultarles con qué palabras definirías este tiempo y en el apartado observaciones al preguntar con qué color pintarías este tiempo, algunes niñes y adolescentes respondieron:

“Los días son iguales, la tarea se acumula y vienen como olas del mar no paran”. (Noroeste, 14 años)

“El internet ya no es un refugio sino una prisión, no hay nada que pueda hacer fuera de él, no tener libertad de juntarte con compas”. (Noroeste, 17 años)

“Paz: porque en mi grado los alumnos, mis compañeros, no tienen una buena relación entre ellos, así que los enfrentamientos fuera de la escuela (vía WhatsApp), así que ahora con esta medida, los enfrentamientos se han reducido hasta casi desaparecer, lo cual agradezco mucho”. (Sesquicentenario, 15 años)

“Es un tiempo extraordinario ya que pasa una vez cada muchos años, interesante he logrado aprender muchas cosas que sin este tiempo no habría aprendido y trágico por todo lo que ha causado”. (Harding Green, 15 años)

“Mis tres palabras para definir la pandemia son: tiempo, reflexión y perdida. Tiempo porque muchas veces dejamos lo que podemos hacer hoy para mañana y nunca sabemos lo que puede pasar, reflexión porque con esta pandemia realmente tuvimos tiempo para pensar en quienes somos y qué queremos ser, darnos cuenta quien está con nosotros y quien solo finge estarlo, y pérdida puesto que el hecho de estar encerrada en mi casa me hizo perder de muchos lindos momentos que jamás voy a poder vivir o recuperar (voy a sexto año)”. (Norte, 17 años)

“Encierro, tortura y angustia. Porque el encierro da la “tortura” de no poder ver a amigos y seres queridos y provoca una vida más ociosa lo que a veces puede causar angustia”. (Centro, 12 años)

“División, porque en vez de estar unidos, la situación lleva a que la gente se divida”. (Centro, 17 años)

“El aburrimiento: porque no puedo salir. Mejoré educativamente, saqué previas. Economía: se fue para atrás en mi casa”. (Villa rosas 14 años)

“Enojo: odio pensar en todas las cosas que dije que iba hacer y no haber hecho ni la mitad, siento que es una mentira que me sigo haciendo a mí misma”. (Villa Rosas, 16 años)

“Harto, cansado, saturado, todas debido a la escuela”. (Sesquicentenario, 17 años)

“Ansiedad porque la escuela era mi lugar favorito después de mi club de voleibol, ya que me ayudaba a no estar en mi casa, la cual es un lugar en el cual no me siento completamente cómoda”. (Sesquicentenario, 15 años)

“Risas: me he reído mucho con mi familia, hasta con mis amigos por videollamada”. (Villa Rosas, 11 años)

“Mi color es el naranja porque así es mi habitación y estoy todo el día acá”. (Centro, 17 años)

Un grupo de madres y padres autoconvocades de la comunidad educativa solicitaron a los gobiernos municipal y provincial que “suspendan la presencialidad educativa hasta que las condiciones para un regreso seguro estén dadas, otorgando de manera gratuita dispositivos y conectividad para garantizar la educación remota”.

“Estamos muy preocupados, somos un conjunto de familias organizadas, decidimos que lo primero que teníamos que hacer es visibilizar la existencia del grupo. Generalmente aparecen los padres que reclaman por clases presenciales pero una buena parte estamos en contra de poner la salud de todos en riesgo para volver a la escuela. De esta forma es inaceptable”, dijo a FM De la Calle, Mariano Schlez, uno de los firmantes.

Agregó que “los datos científicos que conocemos nosotros y los gobiernos dicen que la educación presencial impone la circulación de personas en un momento en el que no solo hay un nivel de contagio superior que en el pico del año pasado sino que tenemos el hospital saturado. No solamente tenemos miedo de enfermarnos de Covid sino de cualquier cosa porque no nos podemos atender”.

“Lo primero que comunicamos es informar a todos que pueden dispensar a sus hijos e hijas de la asistencia presencial, tenga o no una persona de riesgo en la familia. El Estado no puede obligarnos al peligro de enfermarnos en la escuela. Hay que presentar una declaración jurada en cada escuela, de eso nos hacemos responsables los padres, estamos en contacto con los docentes de SUTEBA, porque es una lucha de toda la comunidad educativa. Tenemos que logar frenar esta presencialidad en momentos que estamos en alerta y alarma epidemiológica en la cuidad”.

Schlez mencionó que sus hijas están dispensadas: “Lo aceptaron sin problema pero por el contrario aparecen algunas directivas que ponen tensión sobre las familias señalando que es obligatorio y que va en contra del plan jurisdiccional. Estamos reclamando que se siga la modalidad solamente virtual hasta tanto no mejore la situación. Los docentes crearon grupos, envían las tareas, se realizan consultas y cada tanto realizan zooms para despejar dudas y tener clases”.

“La mejor forma de la educación es la presencial pero ahora estamos en emergencia y hay que cuidar la salud”.

Por otro lado, señaló que “los datos científicos con publicaciones en de The Lancet, estudios del CONICET, muestran la incidencia de la educación en el aumento de los casos, eso no se puede discutir, las clases aumentan los contagios, estamos en un momento límite, sin camas, con contagio exacerbado y tenemos que frenar esa circulación”.

Finalmente, enfatizó: “Creo que el gobierno no se movió presionado por padres sino por los principales empresarios que necesitan a la gente trabajando y esas personas tienen que dejar a sus hijos en la escuela. El gobierno tienen que representarnos a los trabajadores y no a los intereses de aquellos que exigen mantener la economía en movimiento no importa a qué costo de vida”.

Abuelos y abuelas suman su apoyo

Integrantes de la Comisión de Jubilados de Suteba se pronunciaron “en favor de priorizar la vida de nuestros nietas y nietos, de nuestras familias, de las comunidades educativas y por ende de la población toda”.

“Otorgamos a la escuela y a la presencialidad un lugar preponderante como espacio de aprendizaje y de construcción social, pero estamos convencidos que atravesamos en este momento un riesgo sanitario grave. Basta mirar los números de infectados, la cantidad de camas UTI disponibles, los fallecimientos que diariamente se producen, los informes y opiniones de  profesionales médicos de la ciudad más los datos brindados por el CONICET es que decimos NO A LA PRESENCIALIDAD”.

Por otra parte, reclamaron que se “garanticen los recursos necesarios para que alumnos/as y familias puedan tener acceso a la virtualidad necesaria” y “que el dinero recibido por el Municipio como Fondo Educativo sea utilizado para satisfacer dichas necesidades”.

“En esta situación de pandemia creemos que la mejor enseñanza que podemos dejarle a nuestros/as niños/as es la de preservar la vida, de cuidarse y cuidar al otro/a, de responsabilidad, compromiso y empatía. No permitamos que el oportunismo político de unos pocos, de personas peligrosas y sin sentido pongan en riesgo la vida de nuestros/as nietos/as y de cada familia”, afirmaron.

Por alerta epidemiológica Bahía retrocedió a Fase 2. Las autoridades nacionales y provinciales contemplaron la cantidad de contagios y el nivel de ocupación de las camas de terapia intensiva. El intendente Héctor Gay anunció en conferencia de prensa las restricciones que rigen desde este lunes.

“La semana del aniversario de Bahía tuvimos 1743 casos, la semana del 18 al 24 tuvimos 1681 casos y del 25 de abril al 1 de mayo 1549. Hay un descenso de 100 casos por semana que todavía es insuficiente porque partimos de una meseta muy alta”, dijo Gay.

Subrayó que “lo que más me preocupa de todos los indicadores es la ocupación de camas de terapia intensiva. Este es quizás el dato que llevó a Nación a incluirnos en esta categoría. Ayer sobre 45 UTI Covid teníamos 42 ocupadas”.

Por otra parte, aseguró que el jefe de gabinete de la provincia le adelantó que “más allá de que este DNU rige hasta el 21 de mayo está la posibilidad de una revisión si se manifiesta una caída de casos”.

Respecto a la utilización del transporte público, afirmó que “la situación no está clara” porque se desconoce quiénes serán considerados trabajadores y trabajadoras esenciales.

⚠️NUEVAS RESTRICCIONES QUE RIGEN EN LA CIUDAD HASTA EL 21 DE MAYO ⚠️

❗Se restringe la circulación entre las 20 y las 6 AM

❗Se suspenden las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en los todos los niveles

❗Los comercios (salvo aquellos esenciales) deben cerrar de 19 a 6 hs

❗ Los locales gastronómicos deben cerrar de 19 a 6 hs. En los horarios autorizados sólo podrán atender en espacios abiertos, luego podrán continuar bajo la modalidad de delivery.

Actividades no habilitadas:

❌ Actividades recreativas, sociales, culturales y religiosas en lugares cerrados.

❌ Se prohíben los deportes grupales y de contacto en general, quedan exceptuados los de sin contacto al aire libre (individuales o grupales).

❌ Casinos, bingos, discotecas, shoppings y salones de fiesta.

SUSPENSIÓN DE CLASES PRESENCIALES

La presidenta del Consejo Escolar, Fabiola Buosi, dijo que se mantiene el número de contagio en las escuelas: “El viernes había 49 docentes contagiados, 74 estudiantes y 9 auxiliares”.

Agregó que el universo total es de “51.500 alumnos de todos los niveles, 8500 docentes y 1500 auxiliares. Al viernes había 72 burbujas aisladas en un total de 3454. Ratificamos la idea de que los contagios no están en las escuelas, de que los protocolos se cumplen y un signo de eso es el bajo número de contagios. De todas maneras como no tenemos autonomía, por supuesto que el distrito está sin presencialidad en todas las escuelas tanto de gestión pública como privada”.

Por su parte, Claudio Martini, Inspector Regional de Educación, dijo a FM De la Calle que están diseñando la nueva virtualidad y reconoció que “la conectividad es muy diversa en toda la región, cada docente tiene bien detectado cuál de sus alumnos tiene problemas con conectividad”.

Aclaró que para quienes tienen dificultades “estamos terminando de definir la logística para reducir la circulación, para que puedan ir a buscar las tareas al colegio”.

SUTEBA realizó una caravana por el centro de la ciudad en la primera jornada del paro por 72 horas para reclamar la “suspensión urgente, preventiva y temporal de la presencialidad escolar frente al aumento de casos de Covid y ante el colapso del sistema sanitario”.

También exigieron el acceso a la conectividad de les estudiantes y docentes frente a un posible retorno de la virtualidad.

Una vez concluida la movilización, las educadoras fueron recibidas por concejales de los bloques mayoritarios del Concejo Deliberante a quienes pidieron hacer llegar el reclamo a legisladores provinciales y nacionales.

“Estamos en el medio de una puja política, necesitamos que se deje de pensar en las elecciones y se piense en la salud de la población. Quienes se encuentran rasgándose las vestiduras por la educación son quienes más la atacaron cuando fueron gobierno”, señaló la secretaria general del SUTEBA, Ana Canullo, a FM De la Calle.

Agregó que están “intentando hacer un relevamiento con delegados y delegadas. Vemos que todos los días hay alguna burbuja más aislada. ¿Cuál es el criterio epidemiológico? Las docentes a la tarde van a una burbuja y a la mañana estuvieron en dos o tres más”.

“Moreno tiene el doble de habitantes de Bahía y ayer hubo 300 casos, acá ayer hubo 377 casos. Seguimos con la presencialidad y no nos pueden seguir diciendo que la gente no se contagia en la escuela. Hay una circulación enorme y eso repercute en la escuela”.

Finalmente, Canullo señaló que están “pidiendo que se saneé y que se recupere el sistema de salud, queremos que avance el programa de vacunación, sabemos que atraviesa toda a la población, no es solo a nosotras”.

Más de 100 educadoras y educadores piden un regreso a la virtualidad ante el aumento exponencial de casos de Covid 19. Este viernes el Municipio comunicó un nuevo pico de 485 contagios.

“Estamos preocupados por la presencialidad en este contexto tan crítico de aumento de casos de forma continuada. La propuesta no es cerrar las escuelas hasta el 31 de diciembre como pasó el año pasado, pero entendemos que sería importante cerrarlas por un período de 15 a 30 días y después evaluar”, señaló a FM De la Calle, la docente de nivel secundario, Nadia Arriola.

Agregó que “no estamos de acuerdo con las cifras que se manejan a nivel Educación, hemos leído y escuchado análisis epidemiológicos de la situación. Hay un médico que trabaja en salud pública que hace un análisis llamativo del aumento de casos. Ubica las causas en la primera semana de marzo con el inicio de la presencialidad y el ingreso de las nuevas cepas al país. Esto podría incidir sobre este aumento de casos”.

La profesora mencionó que sus compañeras le informaron “que en la escuela van a comprar insumos de limpieza con dinero de la cooperadora porque desde el Consejo Escolar no les están ofreciendo los elementos necesarios. En las escuelas se cumple el protocolo y hay docentes que manifiestan haberse contagiado en el ámbito escolar”.

En relación al incumplimiento de las medidas sanitarias por fuera de los colegios, Arriola dijo que “lo podemos ver todos. Algunos chicos se juntan, se encuentran, festejan cumpleaños. Lo vemos en la salida, se quitan los tapabocas, van todos juntos sin respetar distancia, comparten cigarrillos, botellas, latas. Hay un relajamiento a nivel social”.

La idas y vueltas de las autoridades políticas “nos provocan la sensación de creer que la salud ya no importa, creemos que el presidente dio un puntapié con esta medida que tomó. Si vemos lo local no entendemos qué pasa en Bahía Blanca, no entendemos la falta de definición”.

ADUNS realizó una inspección en el edificio de las Escuelas Medias de 11 de abril 445 para “obtener información in situ del estado de la infraestructura del edificio, el cumplimiento de los protocolos sanitarios, y a su vez relevar las condiciones laborales de los y las docentes que se presenten a trabajar a pesar de la medida de fuerza dispuesta por 48 horas”.

Mariela Rígano dijo a FM De la Calle que “hubo cuestiones que no estaban ordenadas y previstas, nos enteramos que cooperadoras compraron termómetros, equipos directivos pidieron ayuda a docentes para que señalicen la escuela, cambios de horarios sin consultar a docentes implicados, cuestiones que hablan de que la universidad no puso recursos económicos y tampoco técnicos”.

Del recorrido participaron un licenciado en Seguridad e Higiene, un ingeniero Civil y un escribano, quienes registraron las condiciones a través de fotos y videos. Por otro lado, remitieron una carta documento al rector de la UNS, Daniel Vega, para que informe por escrito protocolos y documentos referidos al retorno a la presencialidad.

“Estamos armando un informe con imágenes. Observamos que mientras están en clase se están haciendo las refacciones. Ayer, el recreo de la primaria era en convivencia con un trabajador realizando tareas con electricidad, que es un riesgo grande para chicos y una responsabilidad enorme para docentes”.

“Además de estar trabajando con ventanas sin vidrios, eso implica que se meta el ruido, que la docente tenga que gritar, que los chicos hagan sus tareas en un contexto aturdidor”.

Asimismo, Rígano comentó que en las reuniones paritarias “no estamos discutiendo salario sino las condiciones seguras para volver a la presencialidad”.

“Existe un espacio de discusión que se conforma por representantes del rectorado, del Consejo Superior y de ADUNS, eso es una comisión local que a nivel nacional tiene su correlato. Por eso le pedimos al rector que respete la comisión paritaria local, allí es donde se tienen que tratar las nuevas condiciones laborales”.

Desde el SUTEBA local realizan un paro de 48 horas en demanda de condiciones adecuadas para la presencialidad de las clases. Ayer presentaron un relevamiento sobre del estado de las escuelas.

“Más allá del informe de estas 40 escuelas hemos detectado que casi ninguna cumple con muchos de los puntos del protocolo básico que propone el gobierno”, dijo a FM De la Calle Gabriela Delfino.

El documento destaca que “la mayoría (de los colegios) presenta falta de insumos necesarios para la protección o para la limpieza y sanitización (mascarillas, alcohol en gel y líquido). Falta de ventilación en las salas. Falta de arreglos para la provisión de agua. Falta de cobertura de cargos de lxs docentes con dispensa”, entre otros.

“La improvisación que vimos durante el año pasado y que se ha agudizado este año con respecto a las normativas hacen que el cuerpo docente y directivos estén con estrés permanentes porque las reglas de juego cambian de una hora para la otra y esto impacta en las familias que recién el viernes supieron cómo se iban a organizar”.

Agregó que “en menos de una semana nos dijeron que teníamos que organizar por burbujas de 90 minutos y que tendrían que rotar, de doce alumnos. Ahora nos cambiaron el plan jurisdiccional y nos dicen que tienen que estar cuatro horas y así vamos con un nivel de improvisación grave. Tuvieron un año para pensar cómo organizar esto y no dejarnos al inicio de clases en esta situación”.

“La inspectora distrital dijo que estaban funcionando los módulos FORTE cuando no es así. Tenés un curso dividido en dos o tres con una sola docente y el resto a organizarse aún. También hubo muy mala información de la directora general de Escuelas sobre cómo autorizaron y las cantidades que iban. Las escuelas se organizaron en 30 módulos semanales y después eran 30 módulos de acá hasta abril, con lo cual va a tocarles a los chicos una o dos horas por semana”.

Delfino mencionó que “algunos cargos no se van a cubrir, son preceptores y preceptoras de todos los turnos que son fundamentales. Estamos con este nivel de improvisación que tiene que ver con ahorrar recursos”.

FM De la Calle recorrió las instalaciones de la Escuela Secundaria N°33 de Caseros al 2900. Su matrícula es de 106 alumnos y alumnas de sectores vulnerables. El colegio está construido con “aulas modulares de chapa”, es decir, containers. De las cinco ventanas de cada sala, solo una abre. Por protocolo podrían asistir siete chicos y chicas por cada una de las cinco aulas.

Docentes y no docentes coinciden en una cosa: no se puede garantizar la presencialidad de las clases en estas condiciones.

La escuela abre para que las familias de la comunidad retiren bolsones alimentarios cada quince días. “Ahora, cuando nos tenemos que poner en marcha y garantizar presencialidad no es posible hacerlo porque es una escuela que funciona en aulas modulares de chapa, son tan antiguas que las aberturas no se abren ni se cierran correctamente, entonces, una parte fundamental del protocolo que es la ventilación no se puede garantizar”, comentó la secretaria Sandra Glebocky.

La obra para reformar el edificio está aprobada pero no llegan ni los materiales ni la mano de obra. Todo está frenado.

“Los productos de limpieza llegaron y tendríamos para todo el mes de marzo. Por el tamaño de las aulas podríamos garantizar siete alumnos y un docente y ya se está subdividiendo cada curso”, agregó.

En relación a las y los docentes, la secretaria mencionó que tuvieron varias materias que se discontinuaron por la incapacidad de cubrir cargos en los actos públicos. “Si un docente de tercer año tenía licencia y no pudo ser cubierta su materia, esa cartilla va sin la actividad de esa materia”.

Glebocky agregó: “Cuando escuchamos por los medios a referentes educacionales, ministros que dicen que cada escuela se ocupe, que cada escuela vea, eso marca un individualismo, perdemos de vista el reclamo colectivo. Es un desafío para este año, el reclamo colectivo desde el no vernos”.

Cuando el Estado no está, la comunidad se organiza

“Trabajamos con una matrícula que ronda la marginalidad total, la escuela no tiene cooperadora o familias que paguen una cuota y naturalizamos esas cosas que tenían que venir desde otro lugar”, comentó Glebocky.

Para la impresión de los cuadernillos “hubo una colecta de dinero voluntario, se compraron diez resmas de hojas, cuatro toner. Vinieron a organizar la impresión, ponían nombre y apellido y el día de entrega de bolsones también venían los docentes a atender las necesidades de las familias”.

El año pasado egresaron once chicos y chicas, para el Día de la Familia docentes vendieron plantines para juntar el dinero para comprar un desayuno para cada pibe. Se juntaron en la plaza de la vuelta del colegio y organizaron un acto donde entregaron diplomas y medallas.

El comedor de les pibes

La escuela no tiene infraestructura de comedor, antes de la pandemia contaban con presupuesto para diez alumnos y, con ese dinero, “los días de educación física se daba el refuerzo de almuerzo. Ellos mismos se cocinaban panchos, pizzas, para todos. Eso es una experiencia de autogestión de ellos”.

Sandra enfatizó que “en la escuela el fuerte es pedagógico y eso se tiene que garantizar y si eso implica cuidar al hijo de una alumna, se hará; si hay que salir a reclamar, se saldrá y si hay que permitir que chicos y chicas tengan ideas como estas, se acompaña y se hace lo mejor”.

Cartonear” para pagar las resmas de hojas

“Durante el año empezamos a traer cartones para vender en forma particular, terminamos con un aula llena. Esa plata se usa para proyectos educativos, queremos pensar que si hay que volver a la virtualidad esta plata es para comprar hojas y tintas para imprimir los cuadernillos. El año pasado lo hicimos pero de nuestros bolsillos”, comentó Karina, la profe de biología.

Jorgelina, profe de literatura, mencionó que “este año está complicado, tenemos ganas de empezar y de poder verlos aunque sea un ratito por día. Es una comunidad donde los chicos tienen un nivel socioeconómico de medio tirando a bajo, hay muchas falencias y los chicos toman a la escuela como un lugar de resguardo”.

“El primer encuentro apenas nos veamos va a ser enseñarles a armar su correo electrónico. No funcionó el classroom ni zoom, solo WhatsApp y a nuestros teléfonos particulares. Si vamos a volver a la virtualidad nos gustaría enseñarles lo básico, usar un word, correo electrónico, enseñarles el contacto por zoom”, dijo.

Finalmente, destacó que “habíamos armado grupo a y b y al no tener patio, ni preceptoras porque dispensadas, iría el grupo a las primeras horas, se iría a a su casa y el grupo b, viene y se vuelve a ir. Las aulas no dan y tenemos que agregar un grupo c”.

“¿Cómo vamos a hacer? No sabemos”.

A días del retorno a la presencialidad en los escuelas se vive un clima de incertidumbre en la comunidad educativa. Tanto docentes como familias de niños, niñas y adolescentes expresan sus reparos a la hora de asegurar la eficacia de los protocolos. Por otro lado, también están quienes reclaman la presencialidad 100% en las aulas.

“Con el diario del lunes superamos el año pasado pero no estoy dispuesta a pasarlo otra vez. Hay cosas que yo logré con mi hija, como la continuidad pedagógica, los contenidos para terminar la educación del jardín pero faltó su relación social con sus pares, hubo cambios de comportamiento, cambios en el sueño, no querer salir de casa. Eso antes no pasaba, los chicos en esta etapa necesitan de sus pares, ejercer su rutina diaria con otras personas, con docentes, con sus compañeros. Lo que pedimos son las clases presenciales el 100% para todos los niveles y todas las modalidades”, señaló a FM De la Calle Paula Cantera, integrante del grupo Padres Organizados.

Agregó que “el riesgo está porque estamos en una pandemia, creemos que con los protocolos es factible la actividad presencial en las escuelas, no es potestad de los padres planificar los protocolos, ni lograr que las aulas estén en condiciones, hubo tiempo. Hace once meses que las clases se suspendieron, al 17 de febrero hay instituciones que no han comunicado nada a las familias”.

Cantera es madre de una niña que este año ingresa a primer grado: “Si uno les explica el protocolo, hay un proceso de aprendizaje muy corto. No lo veo tan descabellado, lógicamente habrá juego de contacto, son niños. Tampoco me preocupa porque cuando va al parque se juntan con tres o cuatro de la misma edad, prefiero que juegue antes que se quede mirando”.

Por su parte, Cristina Molina, madre de un niño de segundo grado de una escuela del barrio Noroeste mencionó que “dicen que van a haber kits, me parece que es una gran mentira, no van a haber protocolos en las escuelas, no creo que estén capacitadas todas las escuelas para clases presenciales. No lo mandaría al colegio, tengo dudas de que se cumplan.”.

Señaló que “no mandaron ningún comunicado, no hubo reunión, falta muy poquito para empezar, no sabemos nada de como va a ser el protocolo, no sabemos cómo van a hacer las clases”.

“Me resultó muy difícil el año pasado, soy mamá, puedo enseñarle las cosas cotidianas pero pedagógicamente no estoy preparada para enseñarle al nene. El aula es en la casa, el nene se levanta muy seguido. Quisiera probar esta semana a ver si puedo lograr que tenga cuatro horas un barbijo puesto”, mencionó Molina.

En relación al contexto epidemiológico, Matías Mirofsky, presidente de la Sociedad de Medicina Interna, destacó que “es necesario retomar y en ese contexto ver de qué manera para que no sea un problema en cuanto a lo que pueda suceder en marzo o abril cuando llegue la segunda ola”.

“Son fundamentales los protocolos, no están a disposición, sí estamos seguros de que no van a asistir todos los alumnos a los colegios”, agregó.

En relación a las medidas de seguridad dijo que “los más chiquitos son los más respetuosos. Mi preocupación es entre los adolescentes donde la rebeldía es una constante”.

“La vacunación es importante tanto de maestros como personas de riesgo, en países avanzados ha generado impacto positivos, en Israel que es el país que más ha vacunado si se mira los números disminuyen drásticamente”, finalizó Mirofsky.

Lo confirmó ayer el Rectorado. El objetivo de la institución es la presencialidad de forma controlada y segura en el próximo ciclo lectivo.

Mediante un comunicado, el rector y el vicerrector afirmaron “se dará prioridad a aquellas actividades que permitan la graduación y el desarrollo de actividades académicas imprescindibles bajo dicha modalidad”.

Los doctores Daniel Vega y Javier Orozco agregaron que, tras el consenso con distintos sectores universitarios, “paulatinamente, se retomará la presencialidad en el resto de las actividades académicas y en todas aquellas que contribuyen a lograr una formación integral de nuestros estudiantes”.

“Resulta necesario destacar que cualquier planificación actual podrá verse afectada por las restricciones que impongan los gobiernos nacional, provincial y municipal en atención al desarrollo de la pandemia”, agregaron.

El mensaje además destaca que “el gran esfuerzo realizado ha permitido mantener vigentes los altos estándares de calidad por los que es reconocida nuestra universidad, pero a la vez consideramos que resulta necesario retomar las actividades que reclaman presencia en los espacios formativos”.

“Atentos a la voluntad de toda la comunidad universitaria, arbitraremos los medios para sostener nuestra misión y visión institucional, priorizando la salud de todos”, concluyeron.

El viernes pasado, la directora del Instituto Cultural, Morena Llanca Rossello, asistió al Concejo Deliberante, junto a su equipo, para presentar el presupuesto 2021. “¿Ustedes me escuchan?”, preguntó, al poco tiempo de comenzar su intervención. Fuera del recinto, trabajadores y trabajadoras de la cultura de todas las ramas permanecieron desde el mediodía exigiendo la renuncia de la funcionaria, manifestando su repudio a través de una batucada , consignas y una canción de Impro Delivery

Belén López, delegada general de la Asociación Argentina de Actrices y de Actores de Bahía Blanca, dijo a FM De la Calle que “era un buen momento para que los trabajadores y las trabajadoras de la cultura podamos expresar nuestro desencanto respecto de las políticas culturales y nuestro repudio. Decir francamente nuestra necesidad de que ya no esté más en el Instituto Cultural una persona como Morena Rossello que no ha hecho nada por la cultura, por lo menos desde el sector popular”.

La movilización fue “una clara expresión de nuestro sector, de todo el desguace, de todo el vaciamiento  que se viene haciendo, no sólo de ahora sino desde el año 2016. El 2020 más allá de la pandemia fue feroz para nosotros”.

Respecto del presupuesto defendido por la funcionaria, López sostuvo que “el recorte es brutal y ya de por sí nos comieron este año: es un presupuesto menos. En lo que respecta a la comedia municipal, es un presupuesto que desde el vamos, al haber comprometido tres comedias para el año que viene, solamente vimos reflejadas dos y no sabemos en qué parte de todo ese presupuesto se contemplará la comedia que actualmente está postergada para el año próximo. Los montos están como encriptados. Las respuestas que dan siguen siendo demasiado livianas y vacías”.

Efectivamente, las respuestas que intentó esbozar la funcionarias fueron muy escuetas y vagas, tal como puede comprobarse en este registro que realizó la UMSur a través de su red social Facebook.

Dicha organización, días atrás, presentó un análisis económico del contenido del presupuesto para el Instituto Cultural, en el que se verifica también que, en materia de los recursos que se destinarán al área cultural, el aumento nominal no llega al veinte por ciento, es decir, se corrobora el ajuste concreto puesto que, en términos reales, los recursos asignados se encuentran por debajo de la inflación registrada para lo que va del 2020.

En este sentido, el presidente de la comisión de cultura de HCD, Carlos Quiroga, sostuvo que “por la positiva, han ratificado que no van a insistir con la derogación de la ordenanza del Instituto Cultural y el plexo normativo complementario, lo cual es una enorme noticia. Porque justamente el año pasado discutimos un presupuesto en estos términos y en diez días ocurrió el intento de derogación que las organizaciones lograron evitar. Por otro lado, que la reapertura del teatro municipal la garantizan para pasado el invierno sin dar demasiados detalles. Y el resto quedó verificado que es un presupuesto de ajuste y de recorte. Los recursos afectados, que no fueron utilizados este año, por ejemplo, no han buscado una financiación extra que no sea la original de esos recursos, con lo cual se va a contar con muy poco dinero tanto para los espacios culturales, para eventos permanentes como para el fondo municipal de las artes”.

“Después en materia de Fondo Educativo y otros temas dejan bastante que desear los argumentos expresados acá por los funcionarios”.

Lo que puede verificarse en términos numéricos concretos, “se contradice bastante con los objetivos” planteados en la fundamentación presupuestaria “de la participación, salir al aire libre, disfrutar. Para todo eso hay que poner plata”.